Confronta Insúa a diputados por centro histórico y Multifamiliar de Lomas

0

Juan Carlos Flores|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- El presidente municipal de Colima, Héctor Insúa García, tuvo una tensa reunión de trabajo confrontándose con los diputados Nicolás Contreras y Federico Rangel por las obras del centro histórico y la construcción de un Multifamiliar en Lomas de Circunvalación.

Cerca de la 1 de la tarde, el alcalde panista llegó al recinto legislativo a explicar las problemáticas.

De inmediato se presentaron las primeras resistencias al impedirle el uso de la voz, ya que según el diputado Eusebio Mesina «ya se había acordado un orden del día».

Por lo que se procedió a permitir el uso de la voz a Nicolás Contreras.

Tras una serie de preguntas álgidas, Insúa defendió la legalidad de una construcción de un Multifamiliar ubicado en la calle Primo de Verdad en Lomas.

Contreras Cortés refirió una resolución del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) en donde se le ordenó cancelar la licencia porque fue autorizada por un encargado del despacho y que la obra era para 5 viviendas, lo que contraviene a la ley.

Insúa llamó «chimoltrufia» y que «no esté cantinfleando» a Contreras tras una serie de acusaciones de presuntas irregularidades.

Luego acusó «a la anterior administración» de haber dejado un desorden financiero y fue cuando, aludido, el priísta Federico Rangel tomó el micrófono y se defendió.

Insúa reiteró que hubo un mal manejo financiero por 65 millones de pesos de pensiones que dejó la administración pasada y que no tenían ni para pagar la quincena.

La discusión incrementó de nivel al punto de llamar al orden.

Luego, calmados los ánimos, se procedió a discutir el tema de las obras del centro histórico.

Sin embargo, se presentó otra polémica tras la negativa del presidente de la reunión, el diputado Eusebio Mesina quien negó a Insúa presentar diapositivas.

Envalentonado, el panista Luis Ladino se paró de su aseinto y espetó: «Pues yo las voy a poner».

Al ver a Ladino decidido, Eusebio Mesina no tuvo más remedio que votar la propuesta de permitirle a Insúa García su presentación de diapositivas y fue aprobada.

Luego, el panista Crispín Guerra comenzó con las preguntas sobre la remodelación del Centro Histórico y comenzó de nuevo la discusión a tal grado que su compañero Riult Rivera pidió que sólo se autorizara un micrófono porque «Insúa no dejaba hablar».

El alcalde explicó que la obra fue consensuada con varios sectores de la población para su primera etapa, que estaba en tiempo y que terminaría el 30 de noviembre próximo.

Alegó que no se contemplaron las obras de drenaje y alcantarillado pues aún no se tiene el recurso y el gobierno del estado tampoco intervendrá para reparar las tuberías que tienen más de 30 años para el siguiente ejercicio fiscal.

 

Anuncios