Derrama la Termoeléctrica combustible en la laguna de Cuyutlán

0

*Pescadores de Manzanillo  protestaron para que la termoeléctrica de la CFE deje de contaminar la Laguna de Cuyutlán.

Alfredo QUILES Cabrera|CN COLIMANOTICIAS

Manzanillo.- La termoeléctrica «Manuel Álvarez» de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Manzanillo  derramó  combustóleo en la Laguna de Cuyutlán, lo que afectó a unos 500 metros de manglar y provocó la muerte de aves y especies marinas del lugar.

La líder pesquera María Elena Velasco Chávez, en entrevista que se publica este domingo en el Periódico Reforma, denunció que el derrame, registrado en la última semana de agosto, también provocó la muerte de al menos dos pelícanos y afectará aún más la producción de peces y camarones en la zona.

«Tenemos más de 500 metros de manglar afectado, las hojas se ven manchadas, igual que algunas raíces, pájaros muertos», alertó.

«Nuestros cultivos de camarón y de peces no los podemos llevar a cabo porque se nos mueren, los manglares son donde el pescado se reproduce, donde desova, se protegen de depredadores, el pescado se ahuyenta, no se acerca».

Según Velasco, el combustóleo se derramó por un ducto de la termoeléctrica que desemboca en esta laguna.

«Es un problema que, a lo que he escuchado, tienen una tarquina que cuando llueve se satura, se tira y eso va depositado al tubo pluvial».

Afirmó que recientemente los pecadores se manifestaron frente a las instalaciones de la termoeléctrica para buscar un diálogo con el superintendente Francisco Castro Valdez, quien se negó a recibirlos.

Ante ello, demandó a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) no minimizar el asunto y aplicar la ley contra los responsables.

A su vez, la diputada federal de Morena, Claudia Yáñez Centeno, urgió a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) hacer una análisis de la calidad del agua de la laguna y monitorearla cada tres meses

De igual manera, exigió a la CFE medidas compensatorias y a la Conapesca apoyar a los pescadores afectados.

La legisladora explicó que el uso del combustóleo en esta planta -inaugurada en 1982- afecta el agua y el aire.

«La población de Campos, en el Municipio de Manzanillo, (es) la que muestra mayores afectaciones en su salud, con numerosos casos de problemas respiratorios, infecciones de la piel, tenemos hasta cáncer de la piel porque la termoeléctrica no sólo contamina el agua, sino el aire porque siguen quemando combustóleo y no gas natural como se comprometieron».

Desde el sexenio de Felipe Calderón se buscó reconvertir la termoeléctrica para que utilizara gas natural en lugar de combustóleo.

Sin embargo, la planta continúa haciendo uso del combustóleo ante el presunto desabasto y altos costos del gas natural.

«El combustóleo produce dióxido de azufre que forma ácidos tóxicos muy peligrosos», explicó Yáñez.

Medidas Urgentes

Ante el derrame, la Profepa impuso a la termoeléctrica «General Manuel Álvarez Moreno» una serie de medidas urgentes.

Entre estas se encuentra efectuar la limpieza de todas las áreas afectadas, así como llevar a cabo un monitoreo de la fauna terrestre y acuática que pudiera haber resultado dañada.

De igual manera, urgió envasar, identificar y almacenar adecuadamente todos los residuos peligrosos que se generen y otorgarles el destino final a través de las empresas autorizadas por la Semarnat.»El procedimiento se substanciara cumpliendo con las formalidades administrativas para determinar el daño (…), se establezcan las medidas para la remediación de las zonas impactadas y se establezca la sanción económica que establece la ley en la materia», explicó la dependencia.