PRESENTA PEÑA ESTRATEGIA PARA EL CUIDADO Y USO RACIONAL DEL AGUA

    0

    “El agua es un tema prioritario para el estado mexicano; es, incluso, un asunto de seguridad nacional. Es momento de superar los enfoques fragmentados porque diluyen los esfuerzos de los órdenes de gobierno. Con estas líneas de acción que hoy anunciamos, vamos a transitar hacia una política de estado en materia de agua, donde concurran los gobiernos federal, estatal y municipales. Se trata de una política proactiva con visión de largo plazo, y en un solo objetivo: asegurar que todos los mexicanos gocen en los hechos, al derecho constitucional del acceso al agua».

    “Hoy México enfrenta una situación hídrica compleja que exige medidas responsables y objetivas a fin de asegurar el abasto del agua para esta y las futuras generaciones. Para construir un México próspero e incluyente debemos atender los desafíos del agua y tenemos que hacerlo con precisión y con urgencia”, dijo.

    También fijó cuatro ejes con los que el gobierno tratará el tema hídrico, el primero: la promoción de servicios adecuados y accesibles. Es decir que las acciones en este eje se enfocarán a disminuir las presiones sobre los acuíferos y garantizar la calidad.

    Para ello se construirán cinco acueductos para el abasto de las ciudades, se buscarán nuevas fuentes de abastecimiento y reforzarán las plantas desalinizadoras.

    En específico para la zona metropolitana se tendrán acciones específicas que incluyen la creación del Organismo metropolitano para el Valle de México, para ubicar las necesidades y soluciones en esta región específica.

    El segundo: garantizar el agua para la seguridad alimentaria, que se enfocará en la construcción de infraestructura para la agroalimentación en un total de 850 mil hectáreas de riego.

    El tercer eje, promoverá el manejo responsable del agua, es decir que se fomentará el uso racional del agua. Como parte de esta línea se incluye el acuerdo con el que se suspende el libre alumbramiento de las aguas del subsuelo.

    El cuarto eje incluye acciones para prevenir las consecuencias de las sequías y las inundaciones. Con esta línea se monitorearán 115 presas de alto riesgo, se tendrá una planeación en los estados vulnerables y se creará un grupo especializado en emergencias para brindar atención en estas catástrofes específicas.

    Citó algunas cifras que detallan el panorama nacional pues 35 millones de personas padecen estrés hídrico por falta de acceso al líquido y uno de cada seis acuíferos presentan sobreexplotación.

    Además de las contingencias climáticas que tiene el país debido a su situación geográfica y por los efectos por el cambio climático.

    Estos efectos también han impactado en el gobierno federal, pues en el presupuesto del gobierno federal para 2012 se destinaron 36 mil millones de pesos para acciones de mitigación.

    En el acto participaron gobernadores de Durango, Tabasco y Zacatecas, así como los secretarios de Medio Ambiente y el director de la Conagua.

    Fuente: MILENIO

    Compartir