Monterrey, Campeón del Apertura 2009

    0

    En el juego, el primer gol fue obra de Aldo de Nigris al minuto 53, con un cabezazo a centro de Humberto Suazo; el empate fue de Alejandro Castro, al cabecear un Tiro de Esquina en el 76’; todo lo cerró Suazo al minuto 89, al definir ante la salida de Jesús Corona.

    LAS ACCIONES DEL PARTIDO
    Después de la entonación del Himno Nacional Mexicano, los equipos se saludaron y se dispusieron a colocarse en su porción de campo para iniciar el partido. Los encargados de mover la pelota fueron los visitantes. Rodó el balón en el Estadio Azul e inició la final del Torneo de Apertura 2009. Cruz Azul alineó con: Jesús Corona; Melvin Brown, Julio Domínguez, Fausto Pinto, Gerardo Torrado, Rogelio Chávez, Jaime Lozano, Cristian Riveros, Mario Ortiz, César Villaluz y Emanuel Villa, dirigidos por Enrique Meza. Monterrey formó con: Jonathan Orozco, Duilio Davino, José Basanta, Severo Meza, Gerardo Galindo, Luis Pérez, William Paredes, Walter Ayovi, Humberto Suazo, Sergio Santana y Aldo de Nigris, dirigidos por Víctor Vucetich.

    La primera pelota al área, fue de La Máquina, que  a balón parado centró y Severo Meza rechazó para ceder un Tiro de Esquina. En el cobro, el balón le cayó a César Villaluz, que prendió el esférico de aire y apuntó directo al travesaño. Fue el primer aviso.

    Monterrey contestó en el minuto cinco, con un desborde de William Paredes que entró por la banda izquierda y envió una diagonal que nadie pudo empujar. Comenzaba el ida y vuelta de ambos cuadros.

    En el minuto 13, los Rayados volvieron a llegar al área local. Aldo de Nigris retuvo la pelota en las afueras del área y cedió ante la llegada de Walter Ayovi, que se metió al área e impacto raso de zurda para exigir el lance de Jesús Corona, que atajó.

    Otra vez al palo. En el minuto 17, Fausto Pinto intentó de larga distancia y con la pierna izquierda disparó con potencia, la pelota golpeó el travesaño. Un minuto después, Jaime Lozano desbordó por la banda izquierda y centró para que Emanuel Villa rematara de cabeza, apenas por un costado. La Máquina tocaba a la puerta.
    Enseguida, el juego se equilibró y dejó de aparecer  el peligro, los finalistas se neutralizaron, se bloquearon los caminos y faltó claridad.

    El siguiente intento llegó al minuto 33, cuando Jaime Lozano prendió un balón de zurda y a media altura, ante el impacto, Jonathan Orozco se lanzó y dio rebote; la pelota le cayó a Villa, que volvió a centrar y el arquero retuvo.

    El control fue para los Cementeros, que replegaron al Monterrey, pero que no lograron profundizar ni tirar a la portería. Los norteños esperaron y no cedieron un solo espacio; La Máquina movió de lado a lado pero no inquietaron.

    El Primer Tiempo terminó con la ventaja de un gol que los Rayados lograron en su casa. En la vuelta en el Azul, todo estaba 0-0, aún. En el complemento, los Celestes se lanzaron al frente desde el principio, César Villaluz al minuto 49, inquietó al meterse al área y disparar de derecha ante la presión de José Basanta. Orozco atajó el impacto.

    Llegó el Gol. Fue el Monterrey quien convirtió el primero. Entre Sergio Santana y Humberto Suazo desbordaron por la banda derecha, el chileno entró al área y envió un centro a segundo poste para que, al minuto 53, Aldo de Nigris rematara de cabeza y dejara sin oportunidad a Jesús Corona y la defensa. Los Rayados tenían dos de ventaja en el global, 5-3.

    Cruz Azul trató de reaccionar rápido, tomó la pelota, hizo cambios y se lanzó al frente, vivieron la presión normal de un local que está en desventaja y el tiempo le juega en contra, erraron pases y no acertaron disparando a puerta.

    Comenzaron los centros constantes de parte de los laterales celestes, ni Villa ni Orozco pudieron concretar en el área. Monterrey cortó todos los intentos e intentó salir con velocidad; los regiomontanos dominaron por momentos la situación, de la misma manera que lo  hicieron en Cuartos de Final con el América y en Semifinales con el Toluca.

    En el minuto 75, Humberto Suazo estuvo cerca de volver a marcar en la Final, fuera del área sacó un disparo de derecha al que Jesús Corona tuvo que estirarse para desviar. Parecía el segundo.

    Pero Cruz Azul encontró recompensa a su insistencia. En el minuto 76, consiguieron un Tiro de Esquina desde la punta derecha que a primer poste remató de cabeza el recién ingresado, Alejandro Castro, para colocar la bola al otro palo, sin posibilidades para Jonathan Orozco. Envió a las redes el 1-1 parcial; 5-4 global.

    La Máquina y su tribuna se convirtieron en uno mismo, ejercieron absoluta presión sobre los visitantes y jugaron en los alrededores de su área. Monterrey mostró fortaleza y no permitió peligro. Se jugó a gran velocidad.

    En el minuto 89, Humberto Suazo cerró el marcador e instaló la victoria y el campeonato de los Rayados. Recibió un servicio largo que lo colocó solo frente al arquero Jesús Corona, aceleró y definió ante su salida, envió a guardar a las redes. El  marcador se colocaba 2-1; 6-4 en el global.

    Domingo, 13 de Diciembre de 2009  20:02:55  CD. DE MÉXICO, D.F.

    Compartir