En pie el proyecto de construcción de planta de almacenamiento de combustibles en Manzanillo

0

*Tendría una capacidad de almacenamiento de 2.2 millones de barriles en 20 tanques, en el que participaban TP Terminals, IEnova y Trafigura. *IEnova continúa evaluando todas las consideraciones de carácter regulatorio, comercial y de mercado para darle viabilidad al proyecto.

Alfredo Quiles|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  La empresa Infraestructura Energética Nova (IEnova) aseguró que sigue vigente el proyecto en desarrollo de la terminal marina de recepción, almacenamiento y entrega de productos refinados en Manzanillo, Colima, que tendrá una capacidad de almacenamiento  de 2.2 millones de barriles en 20 tanques.

«IEnova continúa evaluando todas las consideraciones de carácter regulatorio, comercial y de mercado para darle viabilidad a este proyecto, que considera fundamental para coadyuvar a la seguridad energética de dicha región del país», según documento este día el periódico Milenio Diario.

La tarde de este miércoles, trascendió una carta de la empresa Grupo Desarrollo Infraestructura (GDI), encargada de la procura y construcción de la terminal, en donde se dio a conocer que IEnova  había decidió terminar anticipadamente el contrato para la construcción de dicha terminal.

La misiva dirigida a proveedores fue firmada por el director general de GDI, Giacomo Bonfanti, y detalla que la decisión se tomó el pasado 2 de julio.

El proyecto, anunciado desde la administración de Enrique Peña Nieto, tendría una capacidad de almacenamiento de 2.2 millones de barriles en 20 tanques, en el que participaban TP Terminals, IEnova y Trafigura.

El 11 de junio, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) una modificación a la Regla General de Comercio Exterior, la cual establece que únicamente las empresas productivas del Estado pueden importar y exportar mercancías de hidrocarburos, petrolíferos, en un lugar distinto al autorizado.

Esto se dio después de que el gobierno federal se mostrará preocupado por el contrabando de combustibles, pérdida de ingresos al fisco, menor cobro de IEPS y distorsiones de precios en estaciones de servicio.

La socia de la consultora BF Actuarios, Ana Margarita Pérez, ya había advertido que el número de permisos vigentes en las terminales marítimas asciende a mil 500 millones de dólares, los cuales estarían en riesgo con las nuevas disposiciones.