En Gabinete hay Personajes de Capacidad y Experiencia

    0

    Así lo señala un reportaje puiblicado por la revista de circulación nacional «Cambio». La solidez de quienes estarán al frente de la administración pública estatal de inmediato salta a la vista, encabezados por el secretario General de Gobierno, Jesús Orozco Alfaro, economista por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con posgrado en la Universidad de París, quien además ha sido senador de la República, diputado federal y presidente municipal de Colima.

    Quienes integran el equipo de trabajo de Anguiano Moreno —14 secretarios y 12 cargos de dirección y coordinación— es un sólido grupo que reconoce al ciudadano como el verdadero propietario del gobierno estatal, lo que garantiza su compromiso frente a su responsabilidad pública.

    Al igual que la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Itzel Ríos de la Mora, integrantes del gobierno de Mario Anguiano Moreno adelantaron a CAMBIO las primeras acciones de gobierno que habrán de echar andar en la nueva administración.

    ESTABILIDAD POLÍTICA

    Jesús Orozco Alfaro, quien compitiera como abanderado del PRD a la gubernatura de la entidad en 2003, abandonó las filas de ese partido para apoyar la candidatura de Anguiano Moreno, para el cual ahora colabora como secretario General de Gobierno.

    En espera de la agenda formal de trabajo, quien será uno de los más cercanos colaboradores del nuevo gobernador, afirma que su principal tarea es ser un eficaz interlocutor con todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso local y en el estado, a fin de propiciar el buen entendimiento con todas ellas y lograr la estabilidad política.

    Otros de los asuntos prioritarios que atenderá el funcionario es el de la seguridad pública para mantener el clima de paz social que impera en el estado, así como una puntual atención al problema de límites territoriales entre Colima y Jalisco, así como estrechar las relaciones con los Poderes Legislativo y Judiciales locales.

    Después de tomar protesta como secretario General de Gobierno, Orozco Alfaro dijo que uno de sus principales objetivos es mantener una buena relación con todos y cada uno de los partidos políticos con presencia en Colima, y en la que sobresale la encomienda de dejar atrás los desencuentros surgidos en el pasado proceso electoral.

    “Es un momento en que todos los partidos están obligados a aportar y contribuir a la estabilidad política, al buen entendimiento y a la suma de esfuerzos a favor de Colima”, afirmó Jesús Orozco Alfaro. En este sentido, la legisladora Itzel Ríos de la Mora llama a una “tregua” entre las fuerzas políticas de la entidad a fin de dejar atrás, de una vez por todas, los encontronazos y resabios que ha dejado a Colima dos elecciones extraordinarias para gobernador.

    “Hablamos de esa gran tregua política porque al estar contendiendo por algún puesto (de elección popular) en las fuerzas políticas hay desgaste y discrepancias y lo que queremos nosotros es que las diferentes fuerzas políticas como PRI, PAN, PT y Nueva Alianza, analicemos lo que nos une; hay que pensar en los intereses colectivos y en lo que la gente necesita para que Colima avance”, subrayó en entrevista la ex dirigente estatal del PRI en ese estado.

    Al igual que lo hizo en la toma de protesta del gobernador Mario Anguiano, la diputada local y coordinadora de la bancada del PRI en el Congreso estatal, reitera la disposición de esa soberanía a establecer un diálogo fructífero con la nueva administración, y a que “no nos gane el hígado en nuestra responsabilidad y también la disposición de acatar lo que la gente mande, no lo que queramos unos cuantos”.

    Itzel Ríos de la Mora está convencida de que los colimenses quieren el fin de la disputa política y resultados de gobierno, debido a que los recientes escenarios político-partidistas en la entidad han hecho una sociedad más atenta y crítica al actuar de la clase política.

    “La gente lo que necesita son respuestas a sus necesidades y que le demos vuelta a la página y que pensemos cómo hacerle para que Colima cada día esté mejor, que también pensemos cómo vamos a enfrentar la crisis económica que es evidente y que ya está aquí; entonces sí la ciudadanía va agradecer mucho de nosotros”, asevera la legisladora local.

    GOBIERNO AUSTERO

    Ante el grave impacto social provocado por la crisis económica internacional, el gobernador Mario Anguiano se comprometió a tener un gobierno austero y más racional en materia de gasto público, esto como una medida de solidaridad con los colimenses que, al igual que el resto de los mexicanos, van a tener que pagar más impuestos el próximo año.

    En este sentido, el secretario de Finanzas, Omar Magaña Ceballos, precisa que el gobierno de Colima ya prepara la iniciativa de decreto donde se posterga el cobro del derecho sobre el reemplacamiento en 2010, lo que puede representar entre 90 y 100 millones de pesos que el gobierno del estado va a dejar de percibir.

    En entrevista, el funcionario afirma que dicha medida es un acto de “sensibilidad social” de parte del Mandatario local, sobre todo porque la ciudadanía, al dejar de pagar ese derecho, podrá compensarse por el esfuerzo que hará con las nuevas obligaciones impositivas federales para el próximo año.

    “Será obligación y responsabilidad de la Secretaría de Finanzas de qué conceptos va a poder compensar esta caída de ingresos por el no reemplacamiento, y creo que sí existe esa posibilidad”, considera Magaña Ceballos.

    El responsable de las arcas públicas locales adelanta que la nueva administración trae la encomienda de ser más eficientes en la recaudación de aquellos ingresos que son responsabilidad del estado, mientras que de los ingresos federales regirá la austeridad y la generación de ahorros para aquellos momentos que sean más difíciles que los actuales”.

    Apuntó que en materia de gasto “tendremos que prescindir de todo lo innecesario, y el Gobernador ya definió las líneas estratégicas como: disminución de combustibles, retabulación de sueldos, disminución en gastos de telefonía, gastos de representación, aquel gasto que no sea necesario para las operaciones sustantivas del estado y las secretarías, vamos a prescindir de él”.

    Asimismo, Omar Magaña adelanta que el gobernador Mario Anguiano Moreno solicitará a la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados recursos para un paquete de proyectos de infraestructura estratégica para la entidad, misma que deberá formar parte del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2010, pues es indispensable para el buen desempeño de la nueva administración.

    El funcionario precisa que esos recursos se utilizarían para equipamiento urbano, obras de alumbrado público, de agua potable e hidráulicas, así como para abatir toda infraestructura vieja en colonias y zonas rurales con grandes rezagos sociales.

    “Vamos a ser más austeros, hacer más con menos, a ser inteligentes y prudentes en cómo vamos a manejar el gasto público”, reitera el secretario de Finanzas del gobierno de Anguiano Moreno.

    HACIA ARRIBA

    A su vez, Luis Cabrera Gaitán, titular de la Contraloría General del estado, resalta que uno de los grandes desafíos del gobierno de Mario Anguiano es, como mínimo, mantener el nivel de vida de que gozan los colimenses.

    Quien se ha desempeñado como diputado local, ex presidente del PRI local y ganador de las dos elecciones extraordinarias a gobernador con Gustavo Vázquez y Silverio Cavazos, así como coordinador político de la campaña de Mario Anguiano, asevera en entrevista que Colima es el estado número uno, a nivel nacional, en calidad de vida; es decir, en 12 de los 17 indicadores que se evalúan, como generación de empleos, educación, salud, seguridad pública y cuidado del medio ambiente, entre otros.

    “No es fácil llegar a ese nivel de vida que tenemos en Colima, pero si difícil mantenerlo. El reto del nuevo Gobernador es mantener ese nivel de calidad de vida y también pensar en más allá, en elevar esa calidad de vida en rubros en que estemos rezagados y completar el cuadro y que los colimenses, ahora sí, tengamos una calidad de vida mucho mejor”, considera Luis Cabrera Gaitán.

    En este sentido, y al ser Colima un estado con vocación agropecuaria, el gobierno estatal pretende dar un gran impulso a estas actividades, al igual que las actividades pesqueras que se realizan en su litoral.

    Al respecto, el secretario de Desarrollo Rural, José Verduzco Moreno, señala que el gobierno realizará a la brevedad un diagnóstico sobre el estado que guardan las actividades agropecuarias y pesqueras en el estado, y uno de los principales objetivos es ubicar tanto la infraestructura instalada funcionando y la que no, así como de aquellos terrenos en los que se puede instalar nueva infraestructura.

    En entrevista, subraya que al igual que en todo el país la situación en el campo colimense es difícil, sobre todo ante los recientes recortes presupuestales federales, por lo que desde su trinchera atraerá la inversión para aprovechar la gran variedad de microclimas del estado, lo que significa una gran ventaja para diferentes cultivos, como el limón, frutales y cultivos alternativos, así como la ganadería donde “hay mucha tela de donde cortar”.

    A su vez y tras repetir en el cargo, el procurador General de Justicia del estado, Arturo Díaz Rivera, señala que su administración dará prioridad a la principal demanda ciudadana en materia de procuración y administración de la justicia, como es abatir la impunidad, que no haya intocables y prófugos en las calles de Colima.

    El abogado del estado indica que uno de sus principales objetivos es combatir el rezago en materia de órdenes de aprehensión y reaprehensión, el esclarecimiento de las averiguaciones previas y la capacitación de los elementos que se desempeñan en la procuraduría estatal.

    De Igual manera, Díaz Rivera declara el combate frontal al narcomenudeo en la entidad, contra la delincuencia organizada, y se hará en coordinación con los gobiernos de Jalisco y Michoacán, así como la prevención del delito y el trabajo conjunto el Ejército mexicano, la Marina, la Policía Federal y las corporaciones policiacas estatales y municipales.

    Compartir