Canirac Colima urge al gobierno federal decrete emergencia sanitaria por Covid-19 para proteger fuentes de empleo

0
*foto de archivo

Edgardo Zamora|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Colima urgió al gobierno federal decrete emergencia sanitaria por el Covid-19, para proteger las fuentes de empleo y las empresas.

El presidente de Canirac Colima, Felipe de Jesús Santana Linares, comentó que con dicha emergencia sanitaria se permitiría la protección legal de las fuentes de trabajo.

“Es decir con una ley de declaratoria de emergencia le puedes decir a tu trabajador vete a descansar 30 días, tu salario mínimo está garantizado, al menos, pero tus prestaciones laborales en 30 días están intactas; tú vente, regresa a tu fuente laboral y está tu trabajo, con tu antigüedad, tu puesto, con todos tus derechos ganados, que es lo importante”.

Santana Linares expresó que la federación no tiene intención de sacar adelante dicho tema, ya que al parecer no se dará la declaratoria de emergencia por Covid-19. Y es que aseguró que es ilógico que el país ya está casi en la Fase 3 y no existe esa declaratoria.

Argumentó que todo el sector empresarial de Colima ha exigido a los diputados locales que intercedan ante el gobierno federal y decreten la declaratoria de emergencia sanitaria, para proteger los trabajos del país.

LAS PÉRDIDAS EN EL SECTOR RESTAURANTERO

En la entidad colimense han suspendido labores temporalmente alrededor de 80 restaurantes y 2 mil trabajadores han sido mandados a sus hogares, ante la declaratoria de emergencia recientemente emitida.

“Nos preocupa el tema laboral y proveedores; el sector gastronómico es un sector económico importante y vemos el colapso en empleos que causará, ahorita suspendimos casi 2 mil empleos”.

Refirió que esta semana hay Consejo de Protección Civil estatal y las medidas de acuerdo a la contingencia serán más estrictas con el sector restaurantero.

“No nos vayan a obligar a cerrar porque repercutiría a quien tome las decisiones y sería corresponsable”.

Apuntó que casi diario, a todos los afiliados les va mal en ventas, tanto a restaurantes como a servicio a domicilio, y el cual no es rentable y sale al mínimo.

“Algunos cerrarán el servicio a domicilio porque no está dando los números para mantener la tienda abierta y los empleados».

Santana Linares dijo que con los 80 restaurantes que han cerrado temporalmente en Colima se han perdido alrededor de 60 millones de pesos por semana.

“Imaginemos que en un mes o dos meses colapse el sistema, hablamos de 400 millones a la semana. Y en empleos sería porcentaje muy grave, damos el 10 por ciento de empleos en el estado. Hablamos de 12 mil a 14 mil empleos en todo el estado del sector gastronómico, directos. Los indirectos van 3 veces más”.

Anuncios