AUMENTA LA TENSIÓN ENTRE LAS COREAS, SEÚL EVOCA ‘ACCIÓN MILITAR’

    0

    Pyongyang anunció a Seúl que no permitirá el acceso al complejo industrial, donde están instaladas un centenar de empresas surcoreanas que emplean a trabajadores norcoreanos, según el ministerio de la Unificación surcoreano.

    El régimen de Pyongyang señaló que sólo permitirá regresar a casa a los surcoreanos que permanecen en la actualidad en la ciudad fronteriza norcoreana.

    El Ministerio de Unificación confirmó que recibió del vecino del Norte una notificación oficial de la prohibición este miércoles por la mañana.

    «El gobierno surcoreano lamenta profundamente la prohibición de la entrada a los trabajadores de su país y urge a que se levante inmediatamente la medida», señaló el portavoz del ministerio, Kim Hyung-seok, en una conferencia de prensa.

    El funcionario advirtió que esta última acción impedirá las operaciones normales en el sitio e hizo hincapié en que Seúl hará todo lo posible para garantizar la seguridad de los ciudadanos de Corea del Sur en la zona industrial.

    «El gobierno va a hablar con las empresas que tienen fábricas en Kaesong para determinar qué curso de acción se debe tomar», añadió el funcionario, reporto la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

    Kim señaló que debido a que Corea del Norte no ha prohibido a los trabajadores surcoreanos salir de Kaesong, se espera que puedan cruzar la zona desmilitarizada (DMZ) sin ningún problema.

    En el complejo había 861 surcoreanos y siete trabajadores extranjeros, antes de que Corea del Norte anunciara la prohibición.

    Kaesong, inaugurado en 2004, es un símbolo sobre la reconciliación entre las dos Coreas, que técnicamente están todavía en guerra desde el conflicto (1950-1953) que dividió el país en dos.

     

    Esta acción se enmarca en un contexto de tensión creciente en la península coreana, después de que Pyongyang anunciara que da por terminados los acuerdos con Corea del Sur, puso a sus tropas en «estado de guerra» y anunciara la reapertura de instalaciones nucleares cerradas en el marco de los acuerdos internacionales de 2007.

    China, Rusia y Estados Unidos han pedido a Corea del Norte contención, y Washington que participa en garantizar la seguridad de Corea del Sur y Japón- ha dicho que defenderá a sus aliados en caso de conflicto.

    La Casa Blanca trató a principios de semana de rebajar la tensión al asegurar que las declaraciones del líder norcoreano, Kim Jong-un, son provocaciones, y ha recordado que Pyongyang ha utilizado anteriormente la escalada verbal para conseguir mejores condiciones de negociación con Occidente.

    Sin embargo, Seúl respondió este miércoles que no descarta la «acción militar» en el plan de urgencia que el gabinete surcoreano ha preparado «en caso de situación grave» con Corea del Norte, según el general Kim Kwan-Jin.

    «Debemos tratar de evitar que la situación empeore», agregó la fuente.

    Fuente: VÉRTIGO POLÍTICO

     

    Compartir