APRUEBAN REFORMA PENAL PARA FACILITAR EL CASTIGO AL ESTUPRO

    0

    La reforma Penal, que tuvo como iniciadora a la diputada priista Mely Romero Celis, explica que el párrafo primero del artículo 211 del Código Penal del Estado, tipifica el delito de estupro en aquella persona que tenga cópula con persona mayor de catorce y menor de dieciocho años, obteniendo su consentimiento por medio de la seducción o engaño; mientras el segundo párrafo señala que no se consideran como estupro los casos en que la relación sea producto del comercio carnal.

    El dictamen a favor de la reforma, señala que ese segundo párrafo no especifica qué delito se comete cuando la relación es producto del comercio carnal, lo que genera ambigüedades y dificultades para las autoridades competentes encargadas de la investigación, persecución y sanción del delito.

    Por ello, el dictamen de la Comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucional establece en el segundo párrafo del artículo 211 del Código Penal de Colima, bajo qué tipo penal se sancionará el hecho de que una persona tenga cópula con persona mayor de catorce y menor de dieciocho años, cuando la relación se da como producto del comercio carnal.

    Aprobada por unanimidad, la reforma penal señala que ese tipo de relación sea sancionada en términos de lo previsto para el delito de corrupción y explotación de personas, que establece una sanción de hasta ocho años de prisión y multa de 150 salarios mínimos.

    Cuando presentó su iniciativa de reforma, la diputada priista aseguró que las actividades delictivas en contra de menores de edad se han incrementado considerablemente en todo del país, y aunque en Colima las autoridades estatales y municipales se encuentran coordinadas e implementan campañas para evitar que la niñez sea objeto de delitos, deben precisarse en la legislación los tipos penales así como la sanción respectiva.

    En este sentido, dijo que la iniciativa busca proteger a la niñez y juventud colimense, así como sancionar con mayor rigor aquellas conductas delictivas que les causen un daño en su integridad física y emocional.

     

    Compartir