CALDERÓN: POR OPORTUNISMO SE CUESTIONA LA LUCHA ANTICRIMEN

    0

    Cuestionado en el foro de The Economist por el editor de esa revista, Tom Wainweight, respecto de la propuesta de despenalización de las drogas que hicieron tanto el ex presidente mexicano, el colombiano César Gaviria y el brasileño Fernando Cardoso, el Ejecutivo federal señaló que existe “una diferencia medular” entre estar al frente de un gobierno y fuera de éste.

    “La verdad es que hay una característica. Yo prefiero actuar como Presidente. Y ellos prefieren actuar como ex presidentes”, respondió. La pregunta del moderador surgió en el análisis de la situación de México frente al consumo de drogas de Estados Unidos.

    “Hay un club de ex presidentes de América Latina que están a favor de alternativas radicales, e incluso alternativas de mercado. ¿Piensa usted que un día, usted va a ser socio de este club?”, cuestionó el periodista. “Nunca digas de esta agua no beberé”, soltó Calderón en su larga respuesta. Y aclaró que su opinión ahora es que los estadunidenses deben buscar alternativas para frenar o al menos regular el consumo de drogas.

    Pero rechazó que la propuesta de los ex mandatarios represente una salida. “La verdad es que no es cierto que despenalizando el consumo se arregle el problema. Nosotros ya lo despenalizamos, y eso no cambió absolutamente nada”, planteó el Ejecutivo mexicano.

    Como segundo punto de su respuesta, Calderón descartó que las alternativas de los ex presidentes sean muy radicales. “Por ejemplo, hablan de despenalizar el consumo. Señores, eso se ha hecho. Ya lo hice. ¿Y cuál es el resultado? No hay ningún resultado significativo”, argumentó.

    Planteó que el problema no es México, por lo que carecería de sentido realizar un cambio de regulación a nivel local. Reprocha oportunismos.

    En la inauguración del Foro Internacional de Seguridad Latinoamericana, el Ejecutivo federal defendió su política contra la delincuencia organizada y definió que los gobiernos y los políticos humanistas no pueden dudar en la defensa de la dignidad y la libertad.

    Cuestionó “los grandes oportunismos de ciertos políticos” hacia la estrategia de seguridad y advirtió que ésta “no tiene atajos” y que su gobierno la aplicó “a penas a tiempo”, ya que en algunas zonas de México existe simbiosis entre el crimen organizado y las autoridades.

    Argumentó que ante una violencia criminal que venía creciendo en “marcha arrolladora”, era necesario actuar con “una estrategia que implica el largo plazo, una estrategia que no tiene atajos” y que, de aplicarse de manera integral, dará resultados en tanto permanezca.

    “Un gobierno que defiende la legalidad como elemento indispensable para garantizar la dignidad humana tiene que hacer frente a los criminales. Aunque esto parezca una verdad de Perogrullo, es importante rescatarla porque, precisamente, ante la virulencia de los criminales, una de las primeras tentaciones, o uno de los grandes oportunismos de ciertos políticos radica, precisamente, en cuestionar al estado por enfrentar a los criminales”, comentó.

     

     

     

     

    Compartir