TONALTEPETL

0

Por: Gustavo L. Solórzano

Cuando sale la luna se pierden las campanas y aparecen las sendas impenetrables Cuando sale la luna, el mar cubre la tierra y el corazón se siente isla en el infinito.” Federico García Lorca.

Las fábulas, las parábolas y otras expresiones literarias, han sido usadas para contar historias que nacen de las verdades de la vida. Sin duda, Esopo es uno de los grandes fabulistas que resaltan por su creatividad para envolvernos en la trama de la magia escrita. En nuestro país destaca entre otros, José Rosas Moreno, considerado uno de los mejores fabulistas mexicanos, siendo oriundo del estado de Jalisco.

La fábula es un relato de ficción breve, el cual puede ser representado en prosa o en verso, y se caracteriza por integrar como personajes a animales u objetos humanizados. Su objetivo primordial es el de dejar una moraleja o mensaje moralizante en el desenlace de la trama, de carácter didáctico y ampliamente reflexivo. Sin duda la fábula es un excelente recurso educativo que, dada la libertad de lenguaje en tiempo y espacio, puede ser utilizado en todos los niveles de educación básica incluyendo educación media superior.

Tan solo por citar un ejemplo complementario, el Dr. Con grado, Jorge Bucay, utiliza el cuento de manera terapéutica con excelentes resultados. Para concluir el tema, seleccioné una hermosa fábula que a pesar de su antigüedad, está más vigente que nunca y lleva por nombre “La serpiente y la luciérnaga”.

Cuenta la leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga; ésta huía rápido de la feroz depredadora, pero la serpiente no pensaba desistir. Huyó un día y ella no desistía, dos días y nada. Al tercer día, la Luciérnaga paró y fingiéndose exhausta, dijo a la serpiente:

– Espera, me rindo, pero antes de atraparme permíteme hacerte unas preguntas.

– No acostumbro responder preguntas de nadie, pero como te pienso devorar, puedes preguntarme. ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia? – No. ¿Te hice algún mal? – No. Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo? Porque no soporto verte brillar, respondió dolida la serpiente.

La luciérnaga quería entender la situación que a todas luces le parecía sin sentido. Una vez enterada de la envidia de la serpiente, se limitó a sonreír y volar más alto y rápido, con lo que la serpiente se quedó con ganas de ese bocado tan luminoso que demostró estar fuera de su miserable alcance.

Esta fábula tiene tantas moralejas como personas la lean, aunque lo realmente importante es la esencia que sostiene esta historia, la envidia. Esa debilidad humana que nace no solo de la pobreza de criterio, sino de la falta de amor personal que se refleja en lo superfluo de nuestras acciones.

La envidia es un sentimiento que nace del vacío existencial; habita en una persona llena de carencias y lleva a quien la posee, a vivir en la crítica hacia los demás proyectando su inseguridad y y su hambre de poder en todos los ámbitos de la vida, dicho de otra manera, su infelicidad interior.

ABUELITAS:

El Diputado Federal Mario Delgado Carrillo, dejó un buen sabor de boca a la sociedad colimense al afirmar que las diferencias al interior del congreso estatal han sido superadas en bien de los colimenses. Sin duda es algo que como ciudadanos nos interesa y satisface; un congreso que trabaja sin distinción de colores partidistas, es un congreso que se dignifica a sí mismo y con ello, a sus representados. Sumamente importante que impere la madurez humana en nuestros legisladores y que se unan por el desarrollo y bienestar de Colima, quien piense lo contrario, que la nación se lo demande. 2019, 66 aniversario de la A.C.P.E. Es cuánto.

Anuncios
Compartir