AMLO, 280 DÍAS EN EL PODER

0

PUNTO SOCIOLÓGICO

Por: J. Daniel Miranda Medrano

Se han venido comentando muchísimas cosas a favor y en contra de los 100 días formales de López Obrador como Presidente de la República, y la gran mayoría de ellos destaca que  su capital político sigue en lo alto pues oscila entre el 78%  y el 80% de aprobación; lo cierto es que en este lapso de tiempo han sucedido muchas cosas y la gente sigue aprobando la gestión del presidente como lo demuestran diferentes estudios recientes. La economía ha mejorado, los precios al consumidor bajaron -0.03% durante febrero, la inflación  en enero y febrero ha sido leve y de  acuerdo al  INEGI, el índice de confianza del consumidor se ubicó en febrero en su nivel más alto desde agosto de 2001; es decir, desde hace 18 años.

La gente destaca en las mediciones, entre otros,   la disminución de los salarios de los miembros del gabinete, la lucha contra el huachicoleo y contra la corrupción en PEMEX; además, están comenzando a operar los programas Sembrando Vida, Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, entre otros.

De acuerdo con Mitofsky, el mexicano es el presidente mejor evaluado de Latinoamérica, dentro de una muestra de 31 mandatarios –20 americanos y 11 de Europa, Asia y Oceanía–, y solo se encuentra debajo  del filipino Rodrigo Duterte, quien tiene una aprobación de 81%, y el portugués Marcelo Rebelo de Sousa, quien obtiene 71%; pero  el de Tabasco en esa encuesta está arriba de Vladimir Putin que está en cuarto lugar con 64% y del quinto, el peruano Martín Vizcarra, con 63%.

Aunque a decir verdad, AMLO  no tiene 100 días gobernando sino alrededor de 280  porque su mandato empezó de hecho el 2 de julio de 2018, fecha en que Peña Nieto se hizo o lo hicieron a un lado  del poder presidencial. Hay que recordar que ante al avasallador triunfo de Obrador en las pasadas elecciones, el espacio público fue ocupado por el ahora presidente, que empezó a tomar decisiones y prácticamente a gobernar el país ante el asombro de sus opositores, enemigos y detractores. Peña Nieto por cierto rescató al PRI  de la debacle en 2012 solo para sepultarlo 6 años después.

Después de las elecciones del 6 de julio López Obrador no era oficialmente Presidente Electo pero se empezó a convertir en un poder paralelo al del mexiquense hasta finalmente eclipsarlo, empezó a guiar la agenda nacional con un activismo no visto marcado con propuestas y  medidas. Una de ellas que fue muy criticada por sus adversarios, fue la de hacer una encuesta con respecto a lo que se debía hacer con las iniciadas obras del aeropuerto de Texcoco.

Los medios de comunicación nacionales después de las elecciones relegaron a Peña Nieto a tercer plano desde entonces, e incluso a nivel internacional, los  canales de comunicación se empezaron a forjar con Marcelo Ebrad y no con  Luis Videgaray.

Así, al cumplirse 9 meses de que Andrés Manuel se hizo del poder en México, el de facto y formal, la gran mayoría de la población lo sigue  aprobando con índices muy altos, sobre todo de grupos sociales que habían sido olvidados, y de clases medias que siguen viendo en el de Macuspana como una alternativa diferente y necesaria ante el gran desprestigio de la clase política tradicional.

Twitter: @jdanie17

Anuncios
Compartir