¿Y si, el Ejecutivo, perdiera la vida en funciones?

0

Por: Francisco Jesús Pérez Medina

Pues eso sucedió en Colima, cuando, lamentablemente, acaeció el accidente aéreo en que perdió la vida nuestro siempre gobernador junto con los pilotos, colaboradores de su gobierno y un empresario en el año 2005. La hecatombe política que hicimos mención en nuestra anterior columna https://www.colimanoticias.com/pues-me-bajo-del-avion/ sucedió ante la falta absoluta del titular del Ejecutivo, que, al no haber transcurrido más de dos años de su mandato, el poder Legislativo local, nombró un gobernante interino, que, inmediatamente, convocó a elecciones extraordinarias y quién resultó electo, concluyó el periodo constitucional. Si la ausencia hubiera transcurrido dos años después de los seis de mandato, la historia se contaría distinta: el Legislativo, por dos terceras partes, hubiera nombrado un gobernante sustituto que debería concluir el periodo para el cuál fue electo.

De acuerdo a la Constitución Federal, en su artículo 84, eso mismo ocurriría en caso de que el Ejecutivo faltara de manera absoluta -la Ley no menciona la palabra fallecimiento-, es decir, si el infortunio se hiciera presente, nuestro país entraría de lleno en convulsión y crisis política por acceder el poder.

Así ocurrió en nuestro estado hace escasos XV años; las condiciones políticas en ese momento, permitieron la continuidad en el poder del partido que ganó las elecciones, sin embargo, ello no significó que haya sido tersa, por el contrario, hubo presiones de todo tipo por conseguir el anhelado sueño de convertirse en Gobernador por decisión divina. Los partidos políticos de oposición, visualizaron, en la desgracia, la oportunidad y el momento de hacerse del poder; el partido en éste, la manera de no perder lo que recién ganaban a la buena.

El presidente del Congreso aspiró a ser titular del Ejecutivo, un secretario fue propuesto para ser el candidato -finalmente fue electo como gobernador interino-, la oposición propuso fuera nombrada interina la esposa del recién finado; finalmente, la fracción del partido en el poder, definió fuera candidato su coordinador, propuesta a la que se sumó el presidente de su partido y, de allí, hasta las bases. Actualmente, las condiciones son símiles si llegara la no deseada ni invocada ausencia permanente en lo que supra líneas comentamos.

Al no ser augur ni contar con los poderes de una pitonisa, todo queda en una reflexión que, por su posibilidad de ocurrir, la misma ley contempla. Es obvio que nadie quisiera una situación así, incluso, durante las celebraciones religiosas se pide por los gobernantes, no sólo por que tomen las mejores decisiones, sino porque se encuentren bien de salud para liderar sabiamente al país. Esta reflexión surge precisamente por la decisión de un ciudadano de bajarse del avión en que viajaba el Presidente, argumentando que “no era seguro para él ni su familia”. El hecho parece anecdótico: avión comercial o utilizar el avión presidencial, decisión que, parece simple, incluso se ha prestado para que el titular del ejecutivo promueva una rifa; sin embargo, las posibles repercusiones es algo que, en la agenda pública, no debería infravalorarse. Tal vez en eso se centre la decisión del Ejecutivo de viajar en avión comercial: se siente más seguro, aunque en ello, ponga en riesgo a la población. Uno que, decididamente, está dispuesto a asumir.

Los Colimenses, lo vivimos, lo experimentamos, tal vez hasta lo seguimos padeciendo; por ello, lo podemos afirmar: no se puede desestimar ni debatir a la ligera o, ¿usted qué opina estimado lector?

Salida

1.-De nuevo el presidente confirma su capacidad de imponer agenda con su propuesta de eliminar los puentes del calendario escolar, centrando el debate en ello y no en una presumible boda incomoda para su gobierno, ni en la falta de medicamentos, el decrecimiento económico o, por el mensaje del vecino presidente del norte, que mencionó que el muro prometido está siendo, en los hechos, pagado por nuestro país con la guardia nacional.

2.-Sorprenden los desplantes del ejecutivo de EE.UU. dejando la mano extendida ante el saludo de  la líder demócrata del congreso y de ésta, que haya roto en su presencia la copia de su mensaje.

3.- Quienes ya no sorprenden son los diputados de la actual legislatura, al desechar la propuesta para reducción de su sueldo, a pesar de ser central de campaña para obtener la confianza ciudadana.

Anuncios