¿TRANSICIÓN ESTATAL CONCERTADA?

0

 Análisis Político

Por: Abel González Sánchez.

La transición político electoral estatal en las urnas en Colima fue ejemplar a nivel nacional, pues el triunfo y la derrota de la gubernatura se hizo en total calma, con madurez política, hasta aseguran los analistas locales que la elección de Colima fue concertada desde el centro del país, entre Nacho Peralta, Mario Delgado y el presidente Manuel López Obrador, pues consideran que fue negociada al resultar hasta triunfadores algunos alcaldes que no tenían posibilidades reales de ganar, aunque no lo creemos, por los miles de representantes de las casillas de los siete candidatos a la gubernatura que fueron testigos, todos estaban atentos vigilando las urnas, tanto en la entrega de las boletas y la introducción de las mismas, nadie puede decir que hubo fraude electoral, todos firmaron las actas del triunfo o derrota, había a veces más guardianes de casillas que electores.

Las elecciones en síntesis se realizaron con tranquilidad ciudadana, así mismo se hizo el conteo de las boletas sin incidentes y después de dar a conocer los resultados todo mundo se quedó callado, hasta los más grandes opositores de Morena o de Indira, ya no cuestionaron nada. También Indira Vizcaíno y sus candidatos no asumieron una actitud triunfalista y de golpeteo político a los perdedores, mostraron civilidad electoral y eso habla bien no únicamente de todos los candidatos a la gubernatura sino también de nuestra entidad, porque Colima tiene un nivel cultural, cívico o educativo por arriba de la media nacional, además de que la misma clase política estaba consciente que las encuestas nacionales y locales de Colima favorecían a Morena, y que la división de los grupos y partidos se mantuvo hasta el final.

LA LUCHA POR EL PODER ESTATAL

Después de 90 años sin que en Colima perdiera el PRI, con los resultados electorales del pasado domingo, identificamos que el poder político estatal en Colima estuvo representado por la parte que perdió y que representó sin duda el gobernador del estado, Ignacio Peralta Sánchez, con el respaldo de los partidos aliados PRI, PAN y PRD, pues tradicionalmente el gobernador en turno, sea panista o priísta es el que opera y representa al partido en cualquier estado, aunque Mely Romero fue la candidata oficial de dicha alianza motivo por el cual generó buena captación de votos, la realidad es que fue designada al cuarto para las ocho, porque el proyecto del CEN del PRI para candidato a gobernador en Colima si recordamos era José Manuel Romero Coello, pero los jaloneos de los grupos y partidos políticos nacionales y locales e intervención del INE para incorporar el 50% de candidatas mujeres por la equidad de género, generó cierta incertidumbre en todos los partidos y más en alianza local del PRI, APN y PRD, para hacer el relevo de candidatura.

El triunfo del poder estatal en Colima y de cualquier estado depende más del gobernador y de su gabinete, no tanto del partido que represente el ejecutivo, por tal motivo el éxito o fracaso de una sucesión estatal, de una gubernatura, depende en gran parte de la habilidad o imagen del gobernador saliente y de su buena o mala labor.  Mely Romero fue llamada al cuarto para las ocho para entrarle al juego político ya empezado y la meten como delantera, surgió como extra, porque a José Manuel Romero Coello fue prácticamente sacado del partido por el técnico local o nacional de ese equipo, mientras que por otro lado el entrenador del equipo de Morena con Indira Vizcaíno ya la traían haciendo ejercicio corriendo en las comunidades y municipios, entrenando y jugando diariamente desde hace dos años.

Lo mismo le ocurrió a Martha Sosa precandidata del PAN, otro buen cuadro político que también la invitan de repente una vez que ya está iniciado y armado el juego por los dueños de su equipo y la avientan sin saber que el partido para elegir a la candidata casi está por terminar, solo participó para apuntalar un proyecto apresurado, pero no se rajó y respaldó a Mely. Es necesario dar a conocer aquí que Mely Romero había sido marginada políticamente del tricolor como muchos otros liderazgos que tuvieron que emigrar a otros partidos en busca de mejores espacios, más sin embargo Mely Romero se mantuvo fiel a su partido, hay antecedentes de los mismos priístas que nunca le ofrecieron ni una Secretaría o un cargo relevante durante los seis años del actual gobierno estatal, le negaron también la dirigencia del partido y hasta la Secretaría General meses antes de que la designaran candidata, le dieron una carterita del partido sin importancia, pero casi rota, a pesar de que era y es uno de los mejores cuadros políticos estatal del tricolor. Nunca el PRI o el responsable estatal la fortalecieron, por tal motivo consideramos que la llegada de Mely fue demasiado tarde para empoderarla a una candidatura como es la gubernatura, su fortaleza era su propio liderazgo porque además el PRI era ya un lastre local. Los cargos relevantes de Mely los había tenido en otra administración estatal, no recientes, pero su sencillez, honorabilidad y respeto ganó simpatías, ni duda cabe, pero no estaba en contacto directo social porque jamás tuvo el apoyo político estatal.

En cambioel CEN de Morena o mejor dicho el presidente del país Manuel López Obrador que representa el gobierno federal, y que es la otra parte en la lucha del poder estatal en Colima, sí fortaleció desde un principio su proyecto en Colima con Indira Vizcaíno al haberla designada como Coordinadora General de los Programas Federales en el estado dos años antes, lo único que le faltó a Indira fue copiarle las mañaneras al presidente, pero sí traía todo el respaldo político federal, antes, después y durante la campaña. En síntesis la lucha del poder fue entre el gobierno estatal y federal, la mayoría de los colimenses ni sabían, pero el cambio político ya se dio en las urnas y ojalá sirva de lección para los gobernantes del estado y dueños del tricolor en Colima que perdieron porque no tienen apertura ni visión para su propia gente por eso se van en desbandada, aunque les llamen traicioneros a los que se fueron al Verde con Virgilio Mendoza, pero también la lealtad es de dos vías, debe tener reciprocidad, por ello necesitan reflexionar más y fortalecer a tiempo sus proyectos. También este resultado electoral es una gran oportunidad para Indira Vizcaíno para cumplir lo que prometió en campaña y más aún para el presidente del país, Manuel López Obrador para bajar ese gran respaldo federal a Colima, vamos a esperar que sucede. ¿Cumplirán? No lo sabemos, por lo pronto el presidente nos cumplió a los colimenses en ir y venir a Manzanillo sin pagar cuota, antes nadie pudo.

¿QUÉ ES LO QUE SIGUE?

A la administración estatal que está por concluir, se dedicará en las próximas semanas a ordenar los libros contables y preparar la entrega recepción estatal a favor de Indira Vizcaíno, quien por su parte, empezará a llamar poco a poco a los nuevos perfiles para conformar su nuevo gabinete estatal que tomará posesión, esperando que lo integre con personas profesionales, comunes, sencillas, honestas y de fácil acceso, esperando que les impida llegar a funcionarios “fifí”, de la élite, que por lo regular nunca le abrieron las puertas a la gente humilde.

Compartir