Renuncia Germán Martínez al CEN

    0

    Al dar lectura a un comunicado, Martínez Cázares asumió la responsabilidad de los resultados obtenidos por el Acción Nacional en el Congreso de la Unión y en las seis gubernaturas que estuvieron en disputa. Ante ello, urgió a Acción Nacional a entrar en un periodo de reflexión y autocrítica porque su gestión no logró el objetivo de traducir la simpatía de la ciudadanía por el gobierno federal a favor de los candidatos del blanquiazul.

    El líder nacional del PAN informó que ha convocado a una reunión del Consejo Ejecutivo Nacional, a fin de que en un lapso no mayor a 30 días, se pueda elegir a su sucesor. Germán Martínez afirmó que seguirá participando con lealtad en su partido y aseguró que defenderá todos los triunfos obtenidos por Acción Nacional en los comicios intermedios.

    Confió en que su renuncia “también sirva para reconstruir puentes entre adversarios políticos y construir los acuerdos legislativos que están demandando los ciudadanos”.

    Germán Martínez Cázares, asumió la dirigencia de Acción Nacional en diciembre de 2007.

    Llaman a cerrar filas en PAN tras renuncia de Germán Martínez
    El PAN en la Cámara de Diputados cerró filas, en respaldo de su dirigente nacional Germán Martínez, tras el descalabro electoral del 5 de julio. Héctor Larios, coordinador del PAN en San Lázaro, aseveró que «cambiar ahora al presidente del partido sería el peor error que pudiéramos cometer».

    Expresó que su partido necesita llevar a cabo «una reflexión profunda» que deje en claro la causa de su derrota en las urnas en la elección intermedia.

    «Yo reconozco que el voto (del 5 de junio) retira la confianza (ciudadana) al PAN, por algún motivo en particular y tenemos que determinar cuál es ese motivo».

    El diputado Gerardo Priego consideró que los resultados electorales significan «un jaque al Presidente Felipe Calderón y al PAN, por lo que es necesario dar un giro de 180 grados en la forma en que estamos trabajando».

    Señaló que el PAN debe esforzarse en los próximos tres años para recuperar la confianza de la población en los estados, distritos y municipios donde no resultaron favorecidos, por errores propios de estrategia, no por méritos priistas.

    Priego destacó que en esta debacle, sin embargo, el Presidente Felipe Calderón goza de una gran aceptación de la población, «pero los panistas no debemos confundir que ese respaldo al Ejecutivo se pueda traducir hacia los candidatos».

    El PAN tendrá que llevar a cabo una «reflexión profunda» sobre la derrota electoral de medio sexenio, en la que se aclare la forma en que se ha trabajado con la sociedad, con los otros partidos políticos, así como en su relación con los medios de comunicación.

    Reconoció que hay errores de estrategia, en decisiones de campaña.
    Dijo que en el PAN se ha considerado que las campañas de contraste son sanas en la democracia, pero pudieron no haber generado los apoyos requeridos en algunas regiones del país.

    A su vez, el diputado José Luis Espinosa Piña, afirmó que los resultados de la elección «no son culpa de Germán Martínez», sino expresión de una crisis política en la que debe de incluirse el alto grado de abstencionismo y el voto nulo como expresión del hartazgo de los ciudadanos en el sistema de partidos.

    «Cualquier otro dirigente hubiera enfrentado un escenario electoral igual de riesgoso», afirmó Espinosa Piña. Los niveles de participación, de casi 40%, «arrojan un saldo pendiente de trabajo político de los partidos», de manera que resalta una tarea pendiente desde 2000, cuando hubo transición, pero no un nuevo sistema político.

    En esas condiciones nadie puede declararse totalmente vencedor ni totalmente vencido, ante un fracaso en el que el sistema de partidos no ha sido capaz de atraer a las urnas a por lo menos la mitad de los electores. Ello nos pone frente a un sistema obsoleto, afirmó.

     

    Compartir