QUE DIOS NOS AGARRE CONFESADOS: GUSTAVO MADERO

    0

    El líder nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, pidió a los gobiernos municipal, estatal y federal aplicar el Estado de derecho para resolver los desmanes y no sólo asumir una actitud contemplativa.

    El miércoles cerca de dos mil trabajadores de la educación de Guerrero asaltaron y destruyeron las sedes del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano en Chilpancingo en represalia porque el Congreso local ignoró el martes sus demandas contra la reforma educativa.

    Ante los hechos, el dirigente de Acción Nacional solicitó a través de su cuenta de Twitter @GustavoMadero, al gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto poner un freno a las acciones, que podrían degenerar en actos aún más violentos.

    En otro mensaje, el presidente nacional del PAN recordó que el Estado de Guerrero ha sido cuna de movimientos armados que han provocado muerte y anarquía al país, por lo que exigió poner freno a estos hechos.

    “Ojo, le recuerdo que en Guerrero surgió el EPR (Ejército Popular Revolucionario) y el ERPI (Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente). Que Dios nos agarre confesados”, apuntó Madero Muñoz.

    Después, en al foro 20 años de política internacional que organizó el IFE en la casa del Indio Fernández en Coyoacán, el panista aseguró que “Guerrero es un vacío de autoridad, es un Estado débil en sus gobiernos municipales, estatales y, el federal también no ha hecho acto de presencia, lo que ha permitido que esos grupos vandálicos secuestren las paz social.”

    A la par, Jesús Zambrano, consideró que los hechos violentos del pasado miércoles fueron sólo de un día y no generalizados en el estado y llamó a resolver el conflicto.

    En entrevista con Ricardo Alemán y Fabiola Guarneros para Grupo Imagen Multimedia, el perredista exhortó a las autoridades de Guerrero y a las federales a intervenir para terminar con los actos violentos. “Lo que debe hacerse es actuar ya de una manera clara como lo anunció el gobierno del estado, girar órdenes de aprehensión”, demandó.

    Aseguró que en el PRD nunca han apoyado ese tipo de agresiones, y al hablar sobre el costo político aseveró: “aunque fueran incluso votantes nuestros, diría que a esos votantes no los quiero”.

    En tanto, el líder del PRI, Cesar Camacho, explicó que esperarán a ver las medidas que tomen las autoridades de los tres niveles de gobierno, y comentó que los delitos perpetrados ese día se tienen que perseguir de oficio.

    Camacho dijo que “vamos a esperar, creo que es una situación anómala, las denuncias no se necesitan, son delitos que se persiguen de oficio.”

    Explicó que lo que está sucediendo en Guerrero “escapa a la división tradicional de poderes, es un asunto de paz social… y de todos los ámbitos de gobierno.”

    Gobernador Graco culpa a la guerrilla

    El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, aseguró que los sucesos en Guerrero constituyen “una estrategia claramente planteada donde se vincula la presencia de guerrilla, se vincula con las famosas policías comunitarias y de vándalos políticos”.

    Así, pidió a los senadores del PRD que se deslinden de los grupos, que también actúen en la toma de Rectoría de la UNAM, porque la izquierda jamás ha actuado con el rostro cubierto para realizar sus protestas ni ha apostado por la violencia para lograr transformaciones.

    Graco Ramírez estuvo ayer en el Senado para platicar con los legisladores del PRD, a quienes les comentó que es necesario cerrar filas con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y promover que en el esfuerzo por mantener el orden en el estado, también coadyuve el gobierno federal.

    A pregunta expresa, el gobernador descartó que el movimiento de protesta en Guerrero logre su objetivo de extender su influencia más allá de ese territorio y conjuntar a inconformes de estados como Oaxaca, Michoacán y algunos del Distrito Federal.

    Por su parte, el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa, consideró que son “lamentables, muy reprobables, me parece que no es la forma como los mexicanos, en su mayoría, queremos arreglar los problemas.

    “Todo México reprueba estos hechos, y como ciudadano de veras descalifico a estos maestros, entre comillas, que dicen que son, pero me parece que es vandalismo”, resaltó.

    Diputados demandan castigo por desmanes

    Diputados federales, de los principales grupos parlamentarios, exigieron que se aplique la ley por los desmanes ocurridos en Guerrero, durante las manifestaciones de los cetegistas inconformes por la Ley de Educación local.

    El presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), expresó su respaldo y solidaridad al gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, para que aplique el Estado de derecho ante los incidentes registrados.

    La víspera miembros de la CETEG incendiaron la sede del PRI-Guerrero y atacaron oficinas del PRD, PAN y Movimiento Ciudadano.

    Por su parte, el coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en San Lázaro, Luis Alberto Villarreal dijo que los actos vandálicos son inaceptables, y lamentó que la educación de los niños de Guerrero esté en manos de profesores capaces de cometerlos.

    “Exigimos a la autoridad local y federal que finque las responsabilidades correspondientes a los responsables de estos actos delictivos”, afirmó.

    En tanto, el coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Silvano Aureoles, dijo que las diferencias e inconformidades tienen que encauzarse por la vía del diálogo.

    Señaló que no incitará a nadie a que tome medidas autoritarias o a que se haga uso desmedido de la fuerza; pero, dijo que, “la autoridad está obligada hacer a que se respete la ley y a guardar el orden público”.

     

     

    Compartir