PUTIN EL TERRIBLE

0

Por José Díaz Madrigal

El primer gobernante ruso en usar el título de Zar, fue Iván el Terrible. La palabra Zar, es una alusión a los antiguos emperadores romanos que se le llamaba «César». Derivando de esta la comparación y megalomanía del que usó por primera vez el calificativo de Zar.Iván nació como príncipe en la ciudad de Moscú. Quedó huérfano a temprana edad, haciéndose cargo de él, una familia que lo sometía a constantes humillaciones y viviendo en condiciones miserables. Ambas cosas le amargaron el carácter. Durante la adolescencia empezó a ser temido por gente de su alrededor, a causa de un trastorno mental caracterizado en su mal comportamiento, sobresaliendo la extrema crueldad con que los trataba. Cuentan de un muchacho de su edad, que por cierta diferencia de opiniones lo arrojó a una jauría de perros rabiosos que lo destrozaron con rapidez.Un monje de convento que conocía a Iván, descubrió en él habilidad para retener información, facilidad para hablar y también afición por la lectura; motivo por lo cual lo tomó a cargo, dedicándose a prepararlo en conocimientos y a echar mano de la buena retórica.Llegó al trono a los 18 años. Una vez en el gobierno se dedicó a fortalecerlo, eliminando a todos sus enemigos por medio de crimenes y asesinatos. Se rodeó de personas incondicionales afines a su misma brutalidad. Con este tipo de servidores, la mayor parte de su reinado se la pasó en guerra conquistando nuevos territorios; expandiendo las fronteras rusas a base de las más sangrientas batallas. Con su ejército invasor tomaba ciudades enteras, aunque hubiera amigos en ellas, de todos modos daba ordenes de que no dejaran a nadie con vida; puesto que su paroxismo de furia incontrolable no tenía límite, no respetaba a ningún individuo. A raíz de estas infernales atrocidades, se ganó el mote de Iván el Terrible.Al fin sucedió lo que se temía y se venía anunciando desde hace semanas por los países occidentales, principalmente por Los Estados Unidos; ya que su sistema de vigilancia satelital, daban cuenta de la acumulación de miles de soldados rusos a lo largo de la frontera con Ucrania. Finalmente Rusia atacó a los ucranianos. Todo el tiempo que se advirtió acerca de la intención de invadir Ucrania, el marrullero y mentiroso de Putin  lo negaba. Éste dictador producto de la vieja escuela soviética, tramposo sin hablar con claridad, engañando a sus interlocutores, se salió con la suya.Vladimir Putin exmiembro de la policía secreta de tiempos de la desaparecida Unión Soviética, la siniestra KGB. Tiene formación precisamente de eso de policía, pero no de policía como nosotros la conocemos, sino de policía saboteador especialista en matar sin dejar huella, en robar información de gobiernos y grandes empresas privadas. Ahora también en la cúspide del poder en Rusia, se hizo especialista en asustar a los gobiernos vecinos que no se sometan a sus órdenes dictatoriales.La perversidad de Putin conociste en poner a los países occidentales y de pasada al resto del mundo, con el cuello agachado; amenazando con el petate del muerto por su numerosísimo arsenal de armas atómicas. Además del poderío atómico, Putin tiene a disposición mucho dinero en dólares, que ha ido acumulando a través de los años, ya que Rusia es de los primeros productores y exportadores de petróleo y gas a nivel internacional. Así pues, las sanciones económicas que le están imponiendo, lo tienen sin cuidado, le viene guango el pantalón, puesto que tiene mucho colchón monetario para resistir bastante tiempo, cualquier embargo que le hagan.Al día de hoy se cumplen 4 días que lleva el desarrollo de esta invasión, la superioridad de equipo y armamento de los rusos, les ha permitido avanzar; no sin resistencia. Se habla de muchas bajas en ambos lados, la peor parte la lleva la población civil; esto al infame y odioso dictador ruso, no le importa. Putin ya trae de herencia en la sangre, la crueldad y brutalidad con que la historia refiere a su predecesor: Iván el Terrible, ahora en la modernidad transformado en «Putin el Terrible»