Propone el PAN Eliminar el Cobro por Saneamiento

    0

    En un comunicado emitido por Acción Nacional, se expone que existe evidencia ocular irrebatible que demuestran que el servicio de tratamiento de aguas residuales no se esta prestando al “100 por ciento”, ni tampoco se están recibiendo los beneficios que se prometieron en el Decreto 209 que entró en vigor a partir del 1 de enero de este año, en cual se dijo que el agua tratada seria utilizada para riego agrícola, lo cual no ha sucedido.

    LA POSTURA DEL PAN

    La contaminación del río Colima –por citar el ejemplo más claro– es visible en diversos puntos de la ciudad como ha sido difundido ampliamente por los medios de comunicación. El colector alojado precisamente en el lecho del río Colima y que administra CIAPACOV presenta daños y fugas de aguas negras inocultables, circunstancia que se agrava con la presencia de tiraderos clandestinos que no han sido controlados.

    Con todo y que existe una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales el río Colima parece más bien un drenaje a cielo abierto.

    Hasta el momento no solamente hace falta reparar los colectores que se encuentran dañados, sino además sigue haciendo falta sacarlos de los cauces de los ríos que atraviesan la zona conurbada y construir obras hidráulicas complementarias que permitan captar “todas” las aguas negras que emite Colima y Villa de Álvarez a efecto de lograr un funcionamiento integral de una Planta de Tratamiento que ya les esta generando altos cobros a los habitantes de Colima y Villa de Álvarez como si éstos recibieran un servicio completo.

    Para efecto de cumplir con los principios de proporcionalidad y equidad consagrados en el artículo 31, fracción IV, de la Constitución, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha dicho que debe existir un equilibrio razonable entre la tarifa y la prestación de un servicio público.

    Esto significa que las tarifas de saneamiento deben determinarse atendiendo al tipo y calidad de servicio que se recibe, en el entendido que los ciudadanos deben pagar por un “servicio completo”, en las condiciones y bajo los beneficios que CIAPACOV prometió.

    Por lo tanto si las aguas negras de las ciudades de Colima y Villa de Álvarez no están siendo tratadas en su totalidad, si persiste la contaminación de los ríos que se dijo dejarían de estar contaminados o si todavía no pueden utilizarse las aguas supuestamente saneadas en labores de irrigación agrícola, es incuestionable la existencia de inequidad en el cobro del saneamiento por el hecho de que no existe un equilibrio razonable entre la cuota y la prestación del servicio, al encontrarse éste último incompleto.

    En razón de esto el PAN propone dejar en ceros las tarifas de saneamiento por el año 2008 y hasta en tanto la CIAPACOV, el Gobierno del Estado y, en su caso, la empresa concesionaria estén en condiciones de prestar el servicio de saneamiento de manera completa, al “ciento por ciento”, tal como se comprometieron y además con los beneficios que quedaron plasmados públicamente en el Decreto Número 209.

    Una vez regularizada esta situación el Poder Legislativo estaría en condiciones de establecer una tarifa justa y razonable que atienda precisamente a los servicios inherentes al saneamiento eficiente del agua, cuidando que No se carguen a los ciudadanos los costos de construcción de la planta de tratamiento, ya que la materia de la concesión que se hizo a una empresa de particulares es el “saneamiento”, no la edificación de la planta. Esto es importante resaltarlo porque seria ilícito que mediante el pago de una tarifa que debe cubrir el costo de un servicio se pretendiera también cubrir el costo de una edificación.

    Además para establecer una tarifa justa y razonable se considera oportuno determinar si existe un margen de utilidad para CIAPACOV en el cobro del servicio de saneamiento. Esto es así porque no sería justo que además de la empresa concesionaria encima se permitiera a CIAPACOV tener un margen de ganancia por un servicio que no presta y que como ya se vio lo hace un tercero.

    De aprobarse esta iniciativa se propone que para quienes ya hayan efectuado el pago por el servicio de saneamiento tengan derecho a que la CIAPACOV les reintegre la cantidad de lo que hubieren pagado, previa presentación de su recibo y una identificación oficial con fotografía.

    Como se recordará la propuesta de suprimir el cobro por saneamiento surgió originalmente en el Cabildo de Villa de Álvarez a propuesta del presidente municipal y los regidores panistas quienes aprobaron un punto de acuerdo para solicitarle al Congreso la reforma a la Ley de Tarifas de Agua aplicable a los Municipios de Colima y Villa de Álvarez. En dicha sesión de Cabildo los regidores priistas se abstuvieron de apoyar dicho punto de acuerdo.

    En el Ayuntamiento de Colima los regidores panistas presentaron también un punto de acuerdo similar para suprimir el cobro por saneamiento. Sin embargo el Presidente Municipal de Colima, Mario Anguiano Moreno, con el apoyo de los regidores priistas, votaron en contra de la propuesta panista. 

    Compartir