Policías golpean, roban y desnudan a mujer de 22 años, denuncian

0

Óscar Cervantes|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- Sin motivo alguno, elementos de la Policía Estatal Preventiva detuvieron, golpearon y desnudaron a una mujer de 22 años de edad el lunes por la madrugada, denunció la víctima Aurora Mejía López.

Sobre el particular, la joven narró que alrededor de las cuatro de la mañana del pasado lunes, transitaba en su automóvil Tsuru color rojo en la avenida Ayuntamiento de la capital colimense, cuando la patrulla 1617  le pidió que se detuviera y ella preguntó el motivo, mientras los agentes,  hombre y mujer, le argumentaron que deberían revisarla.

“Les pregunté si hice algo malo o cometí una falta vial para que me mandaran un tránsito, me bajaron del automóvil y me quitaron el celular,  me jalan del cabello y avientan contra el auto donde me lastimé el cuello y la espalda”, expresó.

Posteriormente, explicó que la subieron a la parte trasera de la patrulla esposada  y le quitaron su licencia a pesar de que en ningún  momento la mujer policía y el otro agente se identificaron.

Hizo saber que sin algún agente de vialidad presente, grúa, ni levantar reporte, se subió a  su auto  y  lo llevó al corralón. “En la camioneta esposada, me dijo la mujer ¡abre las patas!, le dije que no era la forma y se subió entre mí  con la camioneta en curso, ella me lastimó”, comentó.

En ese sentido, mencionó que fue llevada a los separos de la Procuraduría de Justicia donde le pidieron que se desvistiera y la comenzaron revisar pero no le encontraron nada, por lo que después la llevaron con el doctor en turno quien no le aplicó el alcoholímetro ni antidoping,  pero sí le tomaron fotos como si fuera reo.

“En mi cartera traía un dólar, me lo robaron y hasta el brasier no me dejaron ponérmelo”, lamentó.

Aunado a ello, Aurora Mejía sostiene que no la dejaron hacer alguna llamada telefónica para avisar a sus familiares lo sucedido, y fue hasta las seis de la mañana cuando la trasladaron a los separos de la Colonia El Porvenir, donde argumentaron que la habían detenido por ebria y escandalosa, cuando en ningún momento, desde que fue detenida, le dijeron eso.

“No iba ni tomada, muestra de ello que el propio doctor no me hizo ni antidoping  ni alcoholímetro y ni si quiera me revisó si tenía un golpe interno porque le dije que los policías me habían agredido”, aseguró.

La víctima añadió que le hicieron pagar la fianza por salir y el pago del corralón a pesar de que los agentes condujeron el vehículo y no se requirió grúa.

Finalmente, dijo que ya presentó la denuncia el lunes a las ocho de la noche ante el Ministerio Público por los actos de los que fue víctima, además de que cuando sacó su vehículo del corralón se percató que le faltaban cosas como dinero y una memoria USB.