Policías Asesinados Salían de Trabajar; les Arrojaron una Granada

    0

     

    El municipio de Manzanillo se encuentra de luto, con la caída de tres policías a manos de sicarios, quienes además lesionaron a otro más a balazos, con armas de grueso calibre y en uno de los casos lanzaron hasta una granada. Los hechos sucedieron la mañana de este martes cuando los guardianes del orden público se dirigían a sus respectivos domicilios.

    Lo anterior sucedió, luego de que el pasado martes 20 de julio fuera arteramente asesinado por integrantes del crimen organizado el director operativo de Seguridad Pública de Manzanillo, José Ángel Ceballos Macías.

    De acuerdo a la información que pudo obtener el portal noticioso www.colimanoticias.com, el primero de los lamentables incidentes ocurrió a las 06:21 horas de la mañana cuando los elementos Antonio Aparicio e Ignacio Hernández se dirigían a sus respectivos domicilios, acabando de salir de su turno de vigilancia.

    Al pasar por la Avenida Elías Zamora Verduzco esquina con Adolfo López Mateos, en el fraccionamiento El Dorado, en Manzanillo, frente al Hospital Civil, sorpresivamente desconocidos les dispararon a discreción con armas de alto poder, incluso se habló de que les lanzaron una granada, provocando que por las heridas sufridas Antonio Aparicio falleciera en el lugar de los hechos, en tanto su compañero Ignacio Hernández quedara lesionado; se desconoce su estado de salud.

    Casi a la misma hora, los policías Omar Alejandro Naranjo y Adolfo Lozano del mismo cuerpo policiaco que caminaban con dirección a sus hogares por el Boulevard costero Miguel de la Madrid Hurtado, junto al crucero de La Audiencia, por dónde está la gasolinera fueron atacados a balazos con armas de grueso calibre, quedando sin vida en el lugar de los hechos.

    Lo anterior provocó de inmediato una intensa movilización de los elementos del Ejército Mexicano, La Armada de México, Procuraduría General de Justicia del Estado, Policía Estatal Preventiva, PGR y la policía municipal porteña, pero sin lograr resultados positivos sobre el paradero de los atacantes.

    Compartir