Naciones Unidas Nuevo Responsable en la Tragedia de Haiti

    0

    No tengo palabras para describir el dolor humano que ahí se vive. Pero si puedo externar mi coraje y frustración ante la tardía reacción del Secretario General de las Naciones Unidas ante tal catástrofe.

    Este acontecimiento es el más grave al que se ha enfrentado dicha organización, ningún conflicto o misión había reportado tantas pérdidas en su personal. Es más, se quedó sin mandos en la isla, y hasta tres días después se decidió nombrar un nuevo responsable. Este hecho se vuelve de una gravedad increíble si consideramos que justo la ONU es quien ha mantenido la gobernabilidad y estabilidad de ese país en los últimos años.

    Y ahora vemos las consecuencias de esa decisión tardía e irresponsable: la ayuda vital de la que hoy día dependen miles y miles de vidas no llega y tan solo se acumula en los aeropuertos de Puerto Príncipe y República Dominicana; equipos de rescate, médicos y enfermeras detenidos hasta no contar con instrucciones específicas para su traslado a los centros de ayuda; los cerca de ocho mil cascos azules basados en la isla no han sido capaces de organizarse para mantener la seguridad pero y ¿cómo hacerlo sin un jefe y sin un plan de apoyo? .

    Miles de vidas sucumbieron al momento del terremoto, pero miles más están en riesgo ante los retrasos de la ayuda médica y de rescate.  Los brotes epidémicos no tardan en hacer acto de presencia y ya podemos observar el tamaño de la dimensión del conflicto social que se avecina.

    En este escenario, el costo en vidas y recursos para tratar de configurar un estado se van por la borda cuando sabemos que el actual Presidente, René Preval, ya no sabe qué hacer para poder tirar la toalla, y el otrora dictador, Jean Bertrand Aristide, exiliado desde el 2004 amenaza con regresar.

    Muy malas noticias para quienes han dejado su vida en esa isla y que, como el padre de mi hijo, trabajaron por años para instaurar la democracia y construir las instituciones sobre las cuales pudiera basarse la verdadera reconstrucción del país.

    En tanto todo esto sucede, los más altos funcionarios de Naciones Unidas mantienen un absoluto silencio y demuestran, a cada hora que pasa, han sido rebasados por la tragedia y no tienen capacidad de respuesta rápida.

    En algo tan vital como proporcionar información a los familiares de los funcionarios que aún se encuentran desaparecidos han mantenido un hermetismo total y de no ser por algunos amigos que han visitado la isla y las redes sociales de comunicación montadas en la web no sabríamos nada.

    Agradezco a todos aquellos que han estado al pendiente de nuestra situación y de la de Gerard Le Chevallier acompañándonos en la espera de un milagro.

    [email protected]
     

    Compartir