MUCHO MOTOR, PERO POCO PILOTO

    0

    El de los panzas verdes contra los de la franja no me llamaba mucho la atención, pero el Morelia enfrentando a la U. de Nuevo León pintaba para ser un juegazo.

    Los Tigres saltaron a la cancha con su cuadrazo, de verdad que hasta envidia da ver el plantel que tiene este club, encabezados por Lucas Lobos, quién por tres años, y espero que muchos más, ha sido por mucho, el mejor jugador de Fútbol de nuestra liga, un jugador finísimo, muy constante en su performance, tiene la cualidad que yo le veía a Francescoli, Platini o Zidane, hace sentir que el fut es fácil de jugar, con un movimiento se quita de encima a uno o 2 jugadores, con un pase salido de la chistera pone al compañero en franca posición de gol, los penalties o tiros de castigo son cheques al portador para el argentino, cabe decir que a pesar de la mala fama de la que gozan los chés por acá, Lobos es una persona sencilla que se dedica a jugar fútbol sin generar chismes a su alrededor, en resumen un crack.

    En seguida llama la atención Carlos Salcido, cuando uno lo ve, y más bien pareciera que es algún jugador de los auténticos Tigres de la misma casa de estudios regia, perteneciente a la liga de la ONEFA de Fútbol americano de nuestro país, su paso por Europa lo hizo consolidar su físico, siempre fue un atleta, pero desde su regreso de Alemania se le ve como un toro, hoy en día su lugar en la selección es indiscutible, fue incluso refuerzo en la selección olímpica que obtuvo la medalla de oro en Londres 2012, en sus inicios en Chivas era utilizado como lateral, posee salida y gran velocidad, ahora con el paso de los años se ha consolidado como contención, duro en la marca, encimoso, polifuncional, potente en el disparo, un jugador que donde lo pone el técnico rinde.

    Jorge Torres Nilo es otro de los consentidos de los regios, jugador de bajo perfil, no da de que hablar fuera de las canchas, pero su desempeño como lateral volante es casi siempre sobresaliente, uno más de los seleccionados de nuestro país que porta la casaca de los Tigres, desde antes de su salida de Atlas se le veía madera para llegar lejos en este negocio, además del gran aporte que hace al cuadro bajo de los tigres, al momento que se requiere ofender al rival, esta siempre presto a incorporarse con habilidad y talento, es garantía de pundonor y calidad.

    El caso de Elías Hernández en Tigres es aún una incógnita, su calidad no esta en duda, lo demostró en Morelia, era con los Monarcas un gran canterano que se ponía al mismo nivel de cualquiera de los extranjeros del club, jugador diferente, generador de fútbol, veloz, inteligente, que encara, asiste y anota goles, otra ventaja de Elías es su gran juventud, ha sido llamado a la selección más de una vez, aunque se ve que aún no ha cuajado como lo que tiene que llegar a ser, pienso que Hernández tiene 2 años para demostrar que puede con las expectativas que ha generado, no por nada fue comprado por los Universitarios, sabemos que ellos compran y compran bien, tienen buen ojo y serán pacientes con esta joven promesa, cuándo le llegue el entendimiento con Damián Álvarez, Lobos y Luis García estaremos hablando de una delantera de época.

    Para finalizar con los jugadores clave de Tigres hablaré de dos extraordinarios elementos del plantel, primero hablaré de Damián Álvarez, viejo conocido de nuestra liga, vio sus mejores momentos en el Pachuca, apodado “La chilindrina”, Argentino naturalizado mexicano que ya probó lo que se siente vestir la casaca nacional mexicana, jugador bajito, maneja los cambios de velocidad como pocos en México, guardando las proporciones, me recuerda a Romario en el Barcelona donde en un pequeño tramo del campo dejaba metros atrás a sus marcadores, hoy en día “La chilindrina” es un jugador de relevo, no sé si es por su nivel futbolístico, su edad o por la competencia tan fuerte que hay en la ofensiva felina, pero cuándo juega, es un jugador que preocupa a las defensas rivales. El último jugador del que hablaré será Juninho, brasileño de nacimiento, recio, alto, bien ubicado, pocas veces se incorpora al ataque, pero sabemos lo peligroso que resulta en los tiros libres, sobrio al momento de resolver situaciones de peligro, en general es eficiente en su desempeño, rendidor y confiable.

    Después de tantas flores a los Universitarios Regios, uno pensaría que este equipo sería en este torneo una verdadera aplanadora, pero, resulta que no es así, además de los jugadores de los qué hablé hay elementos cómo el español Luis García, Tauf Guarch, Alan Pulido, “La Palmera”, etc. Jugadores que podrían jugar en cualquier club grande de México sin desentonar, para empezar con lo negativo de Tigres les cuento que ya salió eliminado de la Copa MX y en la liga está en 8º lugar, con sólo 13 puntos, abajo del América y Cruz Azul que tienen 14. Mi diagnóstico es que este cuadro es mucho cuadro para el Tuca, Ricardo Ferreti es un buen técnico, aunque muy conservador, le gusta llevar las cosas a fuego lento, tranquilo, pero que da resultados, desde que se retiró como jugador nunca ha sido despedido como Técnico, imagínese, lleva ya 21 años dirigiendo en forma consecutiva sin descanso y sin haber sido nunca despedido, pero su característica nunca ha sido la espectacularidad, a pesar de eso, hizo campeones a los Tigres hace un año, sin embargo creo yo que el cuadro está diseñado para ir al frente, atacar, ofender, hacer daño al rival, pero el mariscal de campo les ordena defender, más que atacar. ¿Se imagina usted que a su abuelita manejando un Ferrari Testarrosa? Antes de terminar la columna les diré que el partido de Morelia-Tigres resultó un fraude, aburrido a más no poder, me quedé dormido, al día siguiente me enteré por las noticias que el marcador fue un triste empate a uno. Hasta la próxima.

     

    Compartir