MARCELO Y MARTÍN ADELANTAN EL “¡VIVA MÉXICO!”

    0

    La razón de la devolución de ese dinero, dijo, es que el gobierno de Felipe Calderón también le otorgó la toma de nota, a través de la Secretaría del Trabajo, que encabeza Javier Lozano, con la que se reconoce la legitimidad de los 26 miembros del comité central, lo que también representa la personalidad jurídica del SME.

    Entre vivas y porras, Esparza mostró a los suyos ambos documentos y les manifestó que con el otorgamiento de la toma de nota, el SME se “reposiciona políticamente”. La alegría de los electricistas también se hizo presente en el Gobierno del Distrito Federal. y es que Marcelo Ebrard primero operó, hasta altas horas de la noche del lunes, para mediar y destrabar las negociaciones entre el gobierno federal y el SME en torno al levantamiento del plantón que los electricistas tenían en el Zócalo desde hace seis meses.

    Ya logrado ese objetivo, Ebrard de plano se dejó querer, se dejó llenar de elogios y agradecimientos de los electricistas con quienes atestiguó el retiro de su plantón. Ahí, ya sin carpas, y metido en la parte trasera de uno de los camiones de los ex trabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro, el perredista fue animado por la concurrencia, con la que adelantó el grito de Independencia, y en coro con los electricistas, al unísono, gritaron: “¡Viva México!, ¡Viva México!”.

    — ¿Ya se echó a la bolsa al SME? —preguntó MILENIO al jefe de Gobierno.

    —Lo que se logró fue hacer valer el diálogo y los acuerdos serios con el gobierno federal —respondió.

    — ¿Esta negociación lo fortalece en su imagen hacia la sucesión presidencial?

    —Lo que se evitó fue un enfrentamiento.

    Antes, con micrófono en mano —el mismo con el que Martín Esparza decía a los suyos que los acuerdos signados con el secretario de Gobernación, Francisco Blake eran un triunfo de su movimiento de resistencia—, Ebrard se dirigió a los electricistas como “compañeros y compañeras”. Y ellos y ellas le correspondieron: “¡Marcelo, amigo, el SME está contigo!”, “¡Gracias, amigo Marcelo!”, “¡Contigo vamos por la Presidencia!”…

    Y el jefe de Gobierno les devolvió: “Quiero agradecer a nombre de la Ciudad de México y mío propio, el gesto, la decisión que ha tenido la asamblea del Sindicato Mexicano de Electricistas para liberar hoy esta plaza para las fiestas patrias de todo el pueblo de México y, especialmente, del DF. “Tenemos que encontrar la solución, porque así como ustedes hoy cumplen con la ciudad, también la ciudad va a cumplir con ustedes… ¡Que viva México!, ¡Que viva México!”, arengó Ebrard.

     

     

    Compartir