Los médicos piden que reconocimiento sea el cuidado preventivo ante el Covid…

0

La Panga

Por: Mayahuel Hurtado Ortiz

Los hemos llamado héroes, hemos aplaudido su trabajo, hemos señalado algunos desatinos y es que la realidad es cruda, el personal médico, enfermería, administrativo, de intendencia y mantenimiento del Sector Salud, está todo el tiempo en riesgo en esta lucha contra el Covid 19. Por eso en las redes sociales los médicos piden que el verdadero reconocimiento de la sociedad, sea el autocuidado y el respeto a las medidas preventivas, para evitar o disminuir contagios, de este virus que ya le ha arrebatado la vida a muchos ciudadanos, entre ellos familiares y conocidos.

Pero vamos por partes, y para muestra demos un vistazo al incremento de casos en el estado de Colima, donde el municipio de Tecomán es el que ya tiene las cifras más altas de contagios con 238 casos, seguido de Colima con 196, Manzanillo con 151,  y Villa de Álvarez con 146, 17 en Cuauhtémoc, 16 en Coquimatlán, 13 en Armería, 10 en Comala, 9 en Ixtlahuacán y 2 en Minatitlán, es decir, al corte del día miércoles por la noche, teníamos mil 824 casos positivos en la entidad.

Cifra que nos dice que el no cumplir con las medidas preventivas disparó los casos de una manera impresionante y si usted cree que 1824 personas contagiadas son pocas, espere a que transcurran unas semanas más, donde la ciudadanía no respete los protocolos del Sector Salud y ahora si se enfrenten a la realidad que se vive en entidades como Jalisco, que los pacientes son atendidos en una silla, en un pasillo porque no hay camas de hospital disponibles y como aquellas personas contagiadas que se desesperan y piden su alta voluntaria, regresan con muchos malestares y asustados a buscar que los médicos los ayuden, cuando lamentablemente no hay nada que hacer ya.

Es ahí cuando los pacientes y sus familiares lamentan no haber actuado a tiempo y no haber creído que las medidas preventivas realmente buscaban salvar sus vidas. Y seguimos viendo gente en la calle sin cubrebocas, personas que tosen y estornudan sin taparse la nariz y boca, personas que no se están limpiando constantemente las manos, gente que usa el transporte público y no se cuida, que lleva además a sus pequeños.

Lo mismo ocurre en centros comerciales, en tianguis, donde se han relajado las medidas y no creen que de verdad este tema es crítico, vemos a choferes de camiones urbanos y algunos taxistas no utilizar el cubrebocas, lo más triste a bebés de brazos sin protección y aquellos que comienzan a caminar arrastrar sus manitas en el piso porque su madre está ocupada atendiendo el teléfono móvil.

Cuando se enferman, acuden al servicio de urgencias, donde está el personal que todos los días sale a trabajar despidiéndose de sus hijos, observándolos y pidiendo a Dios que la conciencia de la gente impere para mitigar el incremento de casos. Y es que las profesiones las escogimos nosotros y sabíamos los riesgos que implican cada una de ellas, pero cuando el riesgo esta asociado a la irresponsabilidad de otros, la situación cambia y de ser un riesgo que debe atender el personal médico, se traduce en acciones omisas de la ciudadanía que no solo ponen en riesgo a sus familias, compañeros de trabajo, amigos, etc., ponen en riesgo a todos los habitantes de la entidad, con su negativa a seguir las medidas preventivas que el gobernador del estado José Ignacio Peralta, el Grupo de Coordinación Estatal para la Paz y el Sector Salud determinan para el bienestar de los colimenses.

Le invito amable lector, lectora, a que se haga una reflexión y una pregunta, si el personal de Sector Salud que atiende a la derechohabiencia de un hospital y a los contagiados por Covid-19 se enferma o lamentablemente muere, ¿Quién cuidará la salud de los colimenses? ¿Si no hay camas suficientes para los enfermos de Covid-19 donde los van a atender? ¿Si no hay equipo médico esencial como ventiladores, cómo auxiliarán a pacientes en estado crítico?

El Covid 19 no es una leyenda urbana, es un tema real que está cobrando la vida de muchas personas, que causa dolor ante la pérdida y temor ante el contagio tras saber que sí es real y que la gente muere 

diariamente en Colima, diferentes partes de México y el mundo, cuando la solución la tuvimos en las manos: quedarse en casa, salir lo esencial, usar cubrebocas, desinfectar constantemente las manos con gel antibacterial o simple agua y jabón.

Si de verdad quiere reconocer y agradecer a los médicos, cuídese y sigas las medidas, créame que ellos, se lo agradecerán más.

Anuncios
Compartir