IZQUIERDAS UNIDAS O PERMANENCIA DEL PRIAN

0

Por: Jorge García Rendón

El escenario está puesto. Se viven situaciones políticas, sociales y económicas parecidas a las de 1988, pero los actores son otros.

Durante 70 años, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), construyó (bien o mal), el México moderno en el que vivimos.

El modelo se agotó. Y sólo con un magno fraude en 1988, permaneció el dinosaurio y dio su última coleada en 1994, pero el intercambio de poderes estaba pactado con la derecha, la izquierda casi la pulverizaron entre crímenes, guerra sucia y concertacesiones, una nueva forma de pactar con el enemigo o aliado ocasional.

Vinieron los 12 años más nefastos en la historia de México con Vicente Fox y Felipe Calderón, como presidentes emanados del Partido Acción Nacional (PAN), en esa ejemplificación de alternancia del poder, se demostró también que en el PRI había muchos corruptos, pero también el PAN y en el resto de los partidos políticos.

El regreso del PRI, no fue lo esperado por el pueblo, pareció que no aprendieron de sus derrotas, vendieron lo poco que quedaba de este México saqueado, playas, minas, puertos, aeropuertos, petróleo, gas, etc.

Las izquierdas en México, encabezadas por los partidos Morena, Movimiento Ciudadano(MC), del Trabajo(PT) y de la Revolución Democrática(PRD), principalmente, unidos ganan la presidencia.

Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, es quien encabeza las preferencias electorales y podría aglutinar a toda la izquierda y no sólo al PT, como lo ha anunciado.

La mayoría de las tribus del PRD y el MC están dispuestos a ir con él, para el 2018, sólo falta pactar y que su soberbia disminuya, porque está claro, sin ellos no gana.

En cambio existen fuerzas Galileas dentro de la izquierda que desearían ir con el PAN, aunque estos últimos han entrado en una vorágine de división, entre su líder Ricardo Anaya y la esposa del expresidente de México, Margarita Zavala.

Por otro lado, están los candidatos independientes quienes, por lo menos en nuestro país no han tomado mucha notoriedad política y es una figura incipiente todavía.

Así, por el momento el PRI navega en aguas tranquilas, esperando definir las reglas y elegir a su candidato que dependiendo de cuál sea el escenario contrario, tomarán una decisión al respecto, sin embargo, independientemente del nombre de la o el candidato, todo indica que su alianza será con el Partido Verde y Nueva Alianza, ¿les alcanzará para mantenerse en el poder?

Publicidad