Investiga alumna ballenas de la Isla Socorro

0

*Andrea Cuevas, de la Facultad de Ciencias Marinas, quiere saber si las que se observan en la costa de Colima, Jalisco y Michoacán son las mismas que hay en el archipiélago de Revillagigedo.

Redacción|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  La estudiante de Oceanología en la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad de Colima, Andrea Cuevas Soltero, ha dedicado sus dos últimas visitas a la Isla Socorro para saber si las ballenas jorobadas que se observan en la costa continental de Colima, Jalisco y Michoacán son las mismas que se encuentran en el Archipiélago de Revillagigedo, y viceversa.

Andrea Cuevas es estudiante del quinto semestre y además integrante del Cuerpo Académico de Estudios de Mamíferos Marinos en la UdeC. En entrevista durante la VI Reunión Internacional de Investigadores del Archipiélago Revillagigedo “Patrimonio Mundial frente al Cambio Climático”, realizado en esta casa de estudios, ella explicó cómo trabaja en el mar.

“Tomo fotos de la parte ventral de la aleta caudal (cola) y mediante la técnica de foto identificación observo coloración, marcas y borde. Después, comparo fotografías de una ballena con otra tratando de buscar que sea la misma”. Para observarlas de manera detallada, explicó, utiliza una cámara profesional con lente especial para obtener detalles de cada toma.

Sobre su investigación, que vincula la Isla Socorro con el Pacífico central mexicano, no existen muchas publicaciones referentes y tampoco ha encontrado una recaptura. Señaló que esto se debe a las dos únicas expediciones donde participó, una en 2014 y la última en 2017, de las cuales sólo obtuvieron 22 fotos.

Comparadas con las encontradas en la costa del continente, que son 307 fotos, es todavía muy poca la información que tiene la joven investigadora, comentó.

Sin embargo, dijo, el panorama actual en torno a las declaraciones nacionales e internacionales sobre el Archipiélago de Revillagigedo es positivo para hacer más visitas y recabar más datos.

Sobre su vivencia personal al conocer la Isla Socorro, donde han realizado estudios preliminares, la estudiante Cuevas Soltero dijo que “es una experiencia inigualable, un sueño hecho realidad. Me gusta mucho el mar, me apasiona, y lejos de tener miedo sentí estar en el Paraíso, como bien le llamaron durante la reunión de investigadores”, precisó.

Por último, Andrea Cuevas destacó la participación que tuvo la Marina mexicana durante la expedición. “Rodearte de estas personas es completamente una experiencia nueva; trabajamos de siete de la mañana a siete de la noche”.

Anuncios
Compartir