Incontrolable la cantidad de descargas de aguas negras al mar

0

*Los más visibles están en la laguna de Juluapán y playa de Santiago.

Norma Moreno|CN COLIMANOTICIAS

Manzanillo, Col.- Lamentable la situación que prevalece en Manzanillo desde hace varios meses, la cual podría generar infinidad de enfermedad entre la población por la incontrolable cantidad de descargas de aguas al mar, sobre todo en los principales balnearios del municipio.

Entre los que llama la atención está el ubicado en la calle Carrizales esquina con Sierra, en el fraccionamiento privado de Club Santiago, ahí las aguas negras brotan de una alcantarilla y mediante un canal de arena que han formado llegan hasta la laguna de Juluapán, situada en el balneario de la boquita de Miramar y donde los fines de semana decenas de familias acuden a bañarse, desconociendo la gravedad del problema y las infecciones a las que quedan expuestos.

Otro de los tiraderos de aguas negras está en el arroyo de Santiago, mismo que surgió al colapsar el drenaje que pasa por el canal, y ahora los brotes de líquidos desembocan en la bahía de Santiago, afectando uno de los balnearios más concurridos por los manzanillenses y surfistas, por estar aledaña a la playa Olas Altas. Sin olvidar que los escurrimientos que presenta el canal de Santiago son aguas negras.

Durante una tormenta la situación se agrava en el municipio, porque los brotes de aguas negras son incontrolables en las diferentes colonias de Manzanillo, lo que deja al descubierto la falta de desazolve de parte de CAPDAM a las redes de drenaje de Manzanillo, y aunque se han hecho trabajos en varios puntos del puerto, son pocos los resultados que han dejado.

Existe la confianza de que el organismo operador del agua atienda la contingencia, antes de que aparezcan enfermedades en la piel de los ciudadanos expuestos a los tiraderos de aguas negras.

Publicidad