FMP: En un día del Gobierno de Mario Hubo más Secuestros que en 6 Años

    0

    A PROPÓSITO

    FERNANDO MORENO PEÑA

    LLUVIA DE DELITOS

    EL aumento de los delitos en Colima es innegable, tanto por lo que se refiere a los hechos de sangre que genera la lucha entre los cárteles de la droga, como por los delitos del fuero común, que en este contexto podrían llamárseles delitos menores, aunque para quienes los sufren son delitos mayores, sobre todo los que afectan el patrimonio de las personas.

    Tal parece que la violencia generalizada opaca o tapa la comisión de cientos de delitos como los robos a casa habitación, a negocios, de vehículos, todos éstos se han incrementado como nunca, y así lo han reconocido las propias autoridades locales, quienes han llegado a decir que la persecución de los delincuentes que pertenecen al crimen organizado concentra todo su esfuerzo, incrementándose los delitos patrimoniales y del fuero común.

    Además, el reconocimiento oficial de la presencia en Colima de cárteles como La Familia Michoacana y socios, así como la de los Zetas y sus aliados, implica que muchas personas que se dedican a delinquir, y como ellos mismos han confesado cuando son detenidos, realizan “trabajos” o “encargos” por los que cobran 3 ó 4 mil pesos mensuales, y esto genera, además de un empleo informal y delictivo, el que en sus días de “descanso”, mientras ubican a las víctimas, se dedican a robos, asaltos y secuestros como complemento a su salario, y por eso, de manera paralela a los hechos de sangre, hay toda una sucesión de robos en sus diferentes modalidades, que no se pueden atribuir únicamente a los que llegan de fuera, como antes se decía, sino que muchos originarios y avecindados se han sumado al ejército delincuencial que asuela a la entidad.

    Desde luego, estos trabajadores informales del delito no figuran en la estadística oficial de empleo, pero sí en la estadística criminal, que aumenta más aceleradamente que la del empleo formal.

    A esto hay que agregar que se ha desatado en Colima una violencia familiar y una ola de amenazas de muerte, en la que muchas personas han sido amenazadas incluso en el interior de sus domicilios, y es frecuente leer en los medios, hechos de violencia nunca antes vistos aquí en Colima, desde agresión a los padres, a los propios familiares, entre parejas, sobre todo el ambiente que cada vez se va generalizando, de que cualquiera puede amenazar a cualquiera y que ya nadie está seguro.

    Hoy, la gente se cuida de hacer cambios de luces, de tocar el claxon o de rebasar, o en las noches ya no se respeta el alto o no se reduce la velocidad en topes y boyas.
    Es cierto, ha disminuido notablemente el polarizado en los automóviles, pero inexplicablemente, los delitos aumentaron.

    Los delitos patrimoniales han aumentado considerablemente, aquí van algunos ejemplos de lo que delincuentes menores hacen solos o en grupo, veamos:

    ASALTAN BANCOMER DE CONSTITUCIÓN

    “Un solitario individuo asaltó la sucursal Bancomer localizada sobre la calle Constitución, cerca del Tercer Anillo Periférico, en la colonia Residencial Esmeralda de esta ciudad; frente a donde se encuentra una caseta de policía. Los agentes que organizaron un operativo, no lograron detenerlo”, (DIARIO DE COLIMA, 20/10/2010).

    ASALTAN JOYERÍA EN PLENO CENTRO

    “Dos personas, al parecer armadas, asaltaron ayer al mediodía la joyería ´Rubí´, ubicada en la calle Madero del centro de la ciudad, para después darse a la fuga.
    “Arribaron al negocio dos personas de entre 25 y 30 años de edad, quienes amenazaron a los empleados para que les entregaran una gran cantidad de joyas o de otra manera les harían daño”, (DIARIO DE COLIMA, 29/09/2010).
    Tampoco fueron detenidos, robaron en pleno centro y a plena luz del día.

    SE ROBÓ OCHO CAMIONETAS POR FALTA DE EMPLEO

    “José Ángel Villa Ramírez, de 23 años de edad, originario y vecino de la ciudad y puerto de Manzanillo, fue detenido en flagrancia por agentes de la DSP de Armería, minutos después de haber robado una camioneta Nissan.
    “Logrando con ello el esclarecimiento de 8 robos de camionetas, de las cuales siete ocurrieron en esta ciudad capital, uno en Armería.

    José Ángel Villa Ramírez explicó que tiene más de tres meses dedicándose al robo de camionetas preferentemente de las marcas Nissan y Toyota.

    “Una vez que se roba las camionetas se las lleva a otro cómplice, quien le paga entre 2 mil y 4 mil pesos, por cada robo, y esa persona se encarga de llevarlos a Michoacán.
    “Como es poco el salario que percibe como peón de albañil y en ocasiones no hay trabajo, es que se dedica al robo de camionetas.
    “Con esta detención se logra el esclarecimiento de las siguientes averiguaciones previas: 298, 299, 330, 322, 256, 290, 531, 417, 176 todas del año 2010”, (Colima Noticias, 25/08/2010).

    Solito se robó las camionetas, y no obstante que tenía nueve averiguaciones, no fue detenido como resultado de una investigación, sino en flagrancia, y lo agarró la policía municipal de Armería.

    Este manzanillense, albañil de profesión, se especializó en robar camionetas, y como él dice: Toyota y Nissan.

    CAE BANDA DE ASALTANTES

    “Una banda de asaltantes que tenían al menos nueve averiguaciones previas en su contra, fue desmantelada por agentes de la Procuraduría General de Justicia en el Estado.
    “Esta banda que se dedicaban al asalto a mano armada a vendedores de diversos productos, la cual venía operando desde el pasado mes de febrero del año en curso.
    “Los probables responsables responden a los nombres de Prócoro Giovanni Morales Alcalá, de 23 años, originario y vecino de Tecomán; Daniel López Tlatempa, de 30 años, casado, domicilio en Tecomán; Lino Cedeño Ruiz, originario de Tecomán; Luis Jairo Susarrey Farías, de 30 años, originario y vecino de Tecomán.
    “Los probables responsables, una vez que localizaban y ubicaban algún vendedor de productos, se acercaban con pistola en mano para exigirles el dinero de la venta.

    “Los dejaban que salieran a la carretera y se iban detrás de ellos, y una vez que consideraban que era el momento oportuno se les emparejaban, y uno de los asaltantes con pistola en mano obligaba al vendedor que detuviera la marcha, y cuando no lo hacían, sin mediar palabra alguna les ejecutaban disparos sobre su humanidad.
    “Robos efectuados: 4 de febrero en la colonia Indeco, de Tecomán, le robaron a un vendedor de cigarros 90 mil pesos en efectivo, más mercancía. “El 13 de febrero por la autopista Caleras, a un vendedor de tarjetas, robándole 42 mil pesos.

    “El 5 de mayo, carretera libre Manzanillo-Colima, despojaron de 70 mil pesos en efectivo así como mercancía, a un vendedor de cigarros. El 7 de julio, por la carretera libre Cuyutlán-El Paraíso, robaron 14 mil 500 pesos en efectivo, a un vendedor de carnes frías.

    “El 11 de julio, en el libramiento de Tecomán, intentaron robar a otro repartidor, opuso resistencia, lo que ocasionó que fuera lesionado por disparo de arma de fuego. El 20 de julio, a la altura de Los Asmoles, asaltaron a un vendedor de tarjeras para teléfono, llevándose 30 mil pesos en efectivo, como mercancía.

    “El 21 de julio, a la altura de Tecolapa, a un vendedor de abarrotes lo despojaron de 80 mil pesos en efectivo y mercancía, pero como opuso resistencia, le hirieron con el arma de fuego.

    “El 10 de septiembre, por la carretera Cofradía de Juárez Rincón de López, asaltaron a un vendedor de cigarros, le robaron 35 mil pesos en efectivo y mercancía.
    “Y el 17 de septiembre, a la altura del puente de Armería, intentaron robar a un vendedor de perecederos a quien le dispararon en varias ocasiones, sin lograr que se detuviera, ya que aceleró”, (Ecos de la Costa, 8/10/2010).

    Esta banda de gente de Tecomán se especializó en robo de dinero, se cree que la banda es más numerosa y el líder anda suelto.

    Como estos ejemplos hay muchos más del incremento en los robos.

    HAY AVANCES SIGNIFICATIVOS EN SEGURIDAD: JOA

    “El secretario general de Gobierno, Jesús Orozco Alfaro, considera que las modificaciones aplicadas a la estrategia de seguridad, con el objetivo de perfeccionarla, están dando resultados y muestran avances significativos de que se está actuando de manera adecuada; sin embargo, reconoció que el cambio no se puede concretar en un plazo tan corto.

    “Vamos avanzando bien, ya lo hemos expresado y reiteramos que no es una tarea sencilla que pueda quedar terminada en el cortísimo plazo, no obstante, lo más importante es no bajar la guardia y permanecer atentos a los hechos que se presentan, a fin de actuar de manera rápida y efectiva. Estamos mejorando todos los aspectos que tienen que ver con la coordinación de esfuerzos, la complementación de acciones y la suma de recursos.
    “Para cumplir la meta de estabilizar la seguridad en el estado, que la gente recobre la confianza y tenga siempre la tranquilidad a la que está acostumbrada.

    “Hay un compromiso de detener a los responsables de cada uno de los hechos ilícitos que se tienen, pero es un trabajo que se realiza a través de la dependencia que le corresponde, y por ello, cuando se considere que existen avances importantes, se anunciarán de manera oportuna”, (Ecos de la Costa, 18/10/2010).

    Ojalá escucháramos que el compromiso es evitar los hechos delictivos, porque comprometerse a detener a los delincuentes, es resignarse a que seguirá la comisión de hechos delictivos, aunque algo es algo.

    PROCURADOR: 80 HOMICIDIOS EN 2010

    Tras reconocer que en lo que va del año se tienen entre 78 y 80 homicidios, el procurador de Justicia del Estado, Arturo Díaz Rivera, sostuvo que debido a la complejidad de estos casos, entre el 35 y 40 por ciento de ellos son resueltos.
    “Tenemos información seria, que es la que nos lleva a poder identificar quién o quiénes participaron en los hechos delictivos; no es un asunto fácil, son delitos que complican muchas veces las investigaciones por la forma en que se ejecutan, pero tarde o temprano se esclarecen y damos con quienes participan en los hechos.

    “Comentó que los municipios en donde se comete el mayor número de delitos son los más habitados, como Manzanillo, Villa de Álvarez, Tecomán y Colima”, (DIARIO DE COLIMA, 26/10/2010).

    La preocupación oficial se reitera, esclarecer los delitos, detener a los culpables. Sería mejor tener y mantener una cultura de la prevención, mediante la investigación policiaca y evitar así la comisión de tanto ilícito.

    Ese debe ser el compromiso, pero al parecer, estamos ya ante el aumento de tanto delito y las autoridades están ocupadas en resolver los que se cometieron y no en prevenir otros que se pueden cometer; el esfuerzo puede ser paralelo, si es que se puede; si no, no.

    Las cifras que da a conocer el señor procurador, de que van 80 homicidios en los 10 meses del año, no coincide con la que la propia Procuraduría ha informado mediante boletines de prensa y que son 84 homicidios, únicamente en los últimos 5 meses; o sea, van 17 por mes en promedio en los últimos 5 meses, lo que quiere decir que en lo que va del año, ya van más de cien homicidios que se han publicado en los medios, a lo que hay que agregar los secuestrados y levantados que no aparecen, tan sólo el 25 de septiembre hubo siete secuestrados.

    En un solo día, hubo más secuestrados que en todo el sexenio 1997-2003.

    www.aproposito2004.blogspot.com

    Compartir