EL PESO RECUPERARÁ SU “FORTALEZA” EN BREVE, SEGÚN AGUSTÍN CARSTENS

    0

    La cotización de la moneda mexicana retrocedió la semana pasada a un nivel mínimo frente al dólar de los últimos cuatro años. Carstens confió este domingo en que una recuperación en los próximos días hará que el peso recupere parte del terreno perdido. El tipo de cambio llegó a superar la barrera de 14 pesos por dólar, aunque al final de la semana logró remontar parcialmente. El gobernador del Banco de México aseguró que en un futuro no muy lejano el peso volverá a exhibir una posición de fortaleza en su cotización frente a la divisa estadunidense, con la que se realiza casi 90 por ciento del intercambio comercial del país.

    La moneda mexicana, explicó, había mostrado en el último año una tendencia a la apreciación (a aumentar su valor respecto del dólar). La cotización actual se encuentra en niveles de hace un año. El peso se ha venido fortaleciendo en respuesta a que la economía mexicana ha mantenido sanos sus fundamentos económicos, aseguró Carstens, quien los enumeró: disciplina fiscal, una razón ordenada de deuda pública como porcentaje del producto interno bruto (de alrededor de 30 por ciento); sistema financiero fuerte, inflación a la baja, reservas en nivel histórico (136 mil millones de dólares) y reconocimiento internacional expresado, dijo, en una línea de crédito flexible del FMI por 75 mil millones de dólares.

    En paralelo a lo que, aseguró, son las fortalezas económica y financiera de México, se ha dado un debilitamiento de la situación económica de los países que influyen sobre la economía mexicana, en particular Estados Unidos.

    “Tenemos una situación de México que mejora y de Estados Unidos que empeora. Y eso da como resultado un fortalecimiento de nuestra moneda. El balance en los fundamentos no ha cambiado en las últimas semanas, el gobierno ratificó que va a mantener finanzas sanas y el Banco de México que seguirá abatiendo la inflación; no tenemos problemas de sobreendeudamiento de familias y empresas con la banca. Los problemas siguen en Estados Unidos y Europa”, sostuvo.

    La tendencia de apreciación que se había observado en el valor de cambio de la moneda mexicana se abandonó en los últimos días porque, explicó Carstens, la percepción de riesgo en los mercados financieros aumentó “por fenómenos que no tienen que ver con México”. “Una vez que se asiente el polvo, esperamos que los inversionistas institucionales vuelvan a evaluar a las economías por sus méritos y va a quedar patente que la fortaleza de los fundamentos de México siguen más fuertes que los de otros países avanzados y emergentes”, aseguró.

     

     

     

    Compartir