EL NUEVO GABINETE ESTATAL CON INDIRA

0

Análisis Político

Por: Abel González Sánchez.

En una reciente reunión que tuvimos los miembros del Círculo Colimense de Analistas Políticos con Indira Vizcaíno Silva para intercambiar puntos de vista sobre la sucesión estatal una de las preguntas que le hicimos, en dos ocasiones inclusive, fue la relacionada a la conformación de su gabinete estatal, manifestando que a la fecha no tiene ningún compromiso personal o político con nadie, aunque es un tema muy relevante para la ciudadanía y más para la gobernante estatal, la conformación de un buen cuadro de gente honesta, responsable, sensible y comprometida con la sociedad no es una tarea tan sencilla.

Indira Vizcaíno está visiblemente entusiasmada y comprometida con la ciudadanía, señaló que mucha gente apoyó socialmente en su campaña para lograr el verdadero cambio estatal, dijo que muchísimas amigas y amigos participaron por convicción para lograr el triunfo en las urnas conjuntamente con la ciudadanía que votó por nuestro proyecto, por eso nuestro compromiso es muy grande con la sociedad para mejorar muchos rubros y precisó que faltan algunos meses para definir bien a su equipo en el gabinete estatal, y que espera que sean los perfiles más adecuados y sensibles para que a la gente se les abran las puertas y reciba con prontitud una respuesta.

NOMBRES, NOMBRES, NOMBRES

Si bien es cierto que la clase política está deseosa por saber algunos nombres de los nuevos perfiles que ingresarán al equipo de Indira Vizcaíno, lo cierto es también que a la sociedad lo único que le interesa es que no sean personas de la alta alcurnia porque se convierten en funcionarios “Fifis” pues ya tuvimos la experiencia ya que varios ni los conocimos, algunos de ellos les importó un comino la problemática de la gente y menos el partido o la persona que los invitó, además algunos inclusive casi nunca están en sus oficinas y si asisten no reciben a la denominada chusma, no reciben a la gente. Sabemos que algunos colaboradores cercanos de la campaña de Indira y otros no tan cercanos, pero necesarios como enlaces y por su perfil, esperan sean invitados, y en unas cuantas semanas mandará las señales con los comisionados  para recibir la entrega recepción de la administración estatal.

¿QUIÉN PARA SECRETARIO GENERAL DE GOBIERNO?

La Secretaría General de Gobierno es sin duda el segundo cargo más relevante después del gobernador, y en el caso de Colima, de la gobernadora, y es fundamental designar a una persona madura, ecuánime, firme, seria, profesional y con experiencia política para darle una mayor solidez, tranquilidad y coordinación al equipo que encabezará Indira Vizcaíno, no es tan fácil seleccionar a un buen Secretario General de Gobierno, aunque hemos tenido a varios que entran y salen sin pena ni gloria, porque la mayoría solo son amigos fieles del gobernador en turno, pero no han mostrado capacidad, pues algunos los han ubicado más bien como adorno del despacho porque que no resolvieron nada. Indira por la responsabilidad que tiene de marcar la diferencia entre un gobierno priísta y uno de Morena o de izquierda, está obligada moralmente a tener un Secretario General con experiencia, pues le conviene designar a un político experimentado para lograr un justo equilibrio de las fuerzas políticas y económicas locales, incluyendo a los partidos, Congreso Estatal, sectores económicos y sociales, pero además que pueda operar y resolver los grandes y medianos conflictos que se generan en la tarea del servicio público.

NO CONVIENE FUSIONAR SEGURIDAD Y SECRETARÍA GENERAL

 La seguridad púbica es el problema más preocupante de nuestra sociedad colimense, un conflicto que se ha agravado y mucho en los últimos años, imaginariamente la inseguridad es como un gran toro de lidia, un gran animal muy bravo que difícilmente podrán calmarlo o amansarlo a corto o mediano plazo, y si siguen con acciones descoordinadas, el nuevo Secretario debería ser un ciudadano colimense especializado en el área de seguridad, sin tener nexos con otras fuerzas policiales foráneas porque ya están viciadas la mayoría y a un colimense le tendríamos mayor confianza, pero debe reorganizar primeramente a la institución estatal y lograr consolidar después un trabajo coordinado con las Fiscalías Generales, local y federal, así como con Sedena y Semar, que serían el ejército y la marina.

La Secretaría de Seguridad no debería ser fusionada con la Secretaría General de Gobierno porque ambas son dependencias estratégicas muy importantes y con un trabajo totalmente distinto, serán los dos titulares que constantemente estarán en la opinión pública, sería un error político fusionarlas, ya que si entonces el Secretario General de Gobierno asume tareas de seguridad pública estaría demasiado desgastado a los seis meses ya que estará obligado a operar directamente con el gabinete de seguridad estatal con tantas broncas de la seguridad pública, allí lo tendrían más ocupado.

El Secretario General de Gobierno dejaría de lado los problemas comunes de los sectores, porque los conflictos de seguridad no pararán y le repercutirán directamente en su persona, el trabajo de reorganizar y operar a la Secretaría de Seguridad Pública es muy complejo y enorme por los vicios que se han tenido en las diferentes administraciones estatales.

Las decisiones para el ahorro de los recursos públicos que planteó Indira en su campaña para fusionar algunas dependencias pueden ser viables, aunque en realidad quitar a un titular o dos o tres Direcciones no representan mucho ahorro, bastará con desterrar la corrupción y eliminar a los aviadores, si es que los hay, también desterrar los famosos moches en las pequeñas o medianas obras porque dicen que los subieron hasta un 30%, si fuera cierto con este ahorro resolverían algunos problemas sociales o veríamos más obras públicas como en el tiempo de la gobernadora Griselda Álvarez que dejó obras en todos los municipios, todavía no sabemos la verdad, pero pretender ahorrarse el pago de un Secretario de Seguridad para que la dependencia dependa de la Secretaría General de Gobierno sería un desatino político, quizás quien recomendó o sugirió este proyecto ha de ser algún contador público, porque la mayoría son muy ahorrativos, muy codos, hasta para comprar una escoba se la piensan y prefieren tener sucias las oficinas para que los empleados las compren.

Compartir