El Foro de Consulta Participativa Estatal de mañana

0

Sociedad de la información

Por: Alfonso Polanco Terríquez

Este evento es esperado por los trabajadores de la educación, independiente de su filiación política o gremio, por las expectativas generadas a raíz de las afirmaciones de López Obrador, de que la actual Reforma Educativa (RE), va ser derogada; también, porque Mario Delgado, quien preside a los diputados en el Congreso de la Unión por parte del partido Morena, ha subrayado que no quedará ni una coma de esta Reforma.

El magisterio colimense ve al nuevo gobierno y al nuevo titular de la SEP en dos sentidos: el político y el educativo. En el primero, que se derogue la Ley de Profesionalización Docente, así como, todos los artículos que hablan de la permanencia; en lo educativo, que se cumpla con una efectiva curricula y que haya menos carga administrativa, pero a su vez que dignifique la imagen de los maestros y su función en la sociedad.

En los espacios de análisis educativos y políticos de Colima, sobre el trabajo a realizarse mañana se mira como una simulación. Hablan de que las premisas de la RE ya están acordadas; otros van más lejos, citan que no habrá reforma o que la nueva no servirá de nada. Lo anterior hay que descartarlo totalmente. Creo que no es sano llevar los trabajos en un solo día, pero estamos convencidos que vienen a rescatar ideas que apoyen un documento que solo necesita su actualización.

Nuestro país ha caminado con proyectos, con planes desde el nacimiento del Sistema Mexicano Educativo, máxime, desde el nacimiento del Sistema Educativo Nacional (SEN) jamás con Modelos, por eso es importante recordar que el Plan de Once Años (1958-1970) fue el último proyecto que se llevó a cabo por la SEP y dejó beneficios a la población.

A partir de los años setentas del siglo XX en el país, se dieron una y otra vez Reformas Educativas, buscaban que en México se logrará lo estipulado por el Artículo Tercero Constitucional de un desarrollo armónico e integral del educando. Todas están llenas de romanticismo, sucumbieron unas, porque no estaban bien sustentadas, otras porque no había el presupuesto para su implementación.

La mejor de las Reforma Educativas que ha tenido nuestro país en los últimas cuatro décadas ha sido la del Gobierno de Miguel de la Madrid, nunca se pudo implementar por la crisis económica. Surge la Modernización Educativa (Carlos Salinas) y tiempo después aparece el Acuerdo Nacional para la Educación Básica y Normal, que puso el dedo en problemáticas reales de la educación: los alumnos, maestros, escuelas, materiales educativos e infraestructura.

Esta documento firmado en mayo de 1992 estuvo presente en el sistema educativo desde ese día, hasta la fecha, solo se le han hechos modificaciones (algunas para mal), o han realizado enmiendas para que el Estado recuperará el poder sobre la educación, eso es en sí, la Reforma Educativa del actual Gobierno Federal.

En el Acuerdo de 1992, participó Esteban Moctezuma (candidato para ser Secretario de la SEP con el Presidente Electo), quien en ese momento era el Subsecretario de Educación en la SEP. Para este funcionario el tema educativo y su problemática no es ajeno, finalmente él operó Acuerdo Nacional para la Educación Básica y Normal firmado el 15 mayo de 1992 y ejecutado la mayor parte de este documento por Esteban Moctezuma durante el tiempo que estuvo en la SEP.

Desde el momento en que los mayores críticos en el poder sobre la educación mexicana, en especial el grupo político: Mexicanos Primeros –creadores en sí de la Reforma Educativa actual y beneficiados con el dinero de la SEP-, después de la reunión sostenida en el mes de julio del 2018 con el Presidente Electo de México, aplaudieron y dieron la razón en materia educativa Andrés Manuel López Obrador, nos debe de quedar claro lo siguiente.

La actual Reforma Educativa, tal cual va ser derogada –es una pésima copia- , surgirá otra; retomar el proyecto de 1992, se pule, se actualiza y se mejora, con mucho de lo que surgirán en estos foros, no es gratis que le llamen Acuerdo, el sustantivo lo dice todo. No desaparecerán los exámenes de admisión, ni el de docente, el sentido será más constructivo y menos punitivo, que es lo que debió haber Nuño. Tampoco permitirá López Obrador que el Estado pierda el control educativo.

Estamos convencido que el documento educativo que presentará el nuevo Gobierno Federal a partir del primero de diciembre del 2018 tendrá como bases la dignificación del docente –que será lo mejor, finalmente no olviden, son los maestros quien ejecutan las reformas-, los alumnos, la escuela y su infraestructura, los materiales educativos y las tecnologías.

Nacho Peralta, Gobernador de Colima, seguramente aprovechará la estancia breve de Esteban Moctezuma a Colima, para plantearle necesidades de atención educativa para Colima, así como prioridades para que el Estado recupere la vanguardia en educación. El tiempo lo dirá. Bienvenida esta Consulta y en especial el Lic. Esteban Moctezuma, próximo Secretario de la SEP.

Para despedirme. Por lo tanto, no faltemos al Foro de Consulta Estatal Participativa que se realizará mañana miércoles a la diez horas en el Polideportivo de la UdC.

Compartir