DELEGADO DE LA PGR VISITÓ EL CAMPUS COQUIMATLÁN PARA EXPLICAR HECHOS DEL MARTES 13

    0

    Aguayo López habló con motivo de la visita que hizo el delegado de la Procuraduría General de la República en el estado, José Guadalupe Franco Escobar, al campus Coquimatlán, para entablar un diálogo con alumnos, profesores, directivos y autoridades universitarias, y dar una explicación de los hechos del pasado martes 13 de septiembre. Estuvo acompañado por su coordinador de servicios periciales, Juan Carlos Miranda Estrella, así como por el jefe regional de la AFI, Juan Manuel Santiago García.

    Al inicio de la reunión, Aguayo López explicó que la invitación a las autoridades federales al campus fue con la idea de cumplir un compromiso que hizo con la comunidad de este campus, de buscar una explicación de los hechos suscitados en este sitio y el contexto en que se dio esta acción.

    Comentó que la Universidad aparentemente representa el espacio más seguro que hay en el estado, motivo por el cual mucha gente trata de buscar estos espacios seguros, y afirmó enfáticamente que en esa reunión no se trataba de buscar culpables, por lo que pidió a los asistentes escuchar la versión de las autoridades federales y buscar entre todos los mecanismos para una convivencia armónica en los campus de la institución.

    En su intervención, Guadalupe Franco, tras hacer un recuento de lo acontecido, agradeció la invitación de las autoridades universitarias para esa plática “y poder dar una explicación de lo acontecido el día 13 del mes pasado, en donde hubo una intranquilidad por un evento —añadió—, fuera del alcance de su corporación”.

    Expuso que dentro de toda la organización que existe al interior de la PGR hay áreas especializadas en investigación de diversos delitos y delincuencia organizada. Pero que por cuestiones de confidencialidad, a los delegados no siempre se les avisa de los operativos, motivo por el cual, reiteró, no fueron avisados de la presencia de un grupo de elementos que pertenecen a la Agencia Federal de Investigaciones para cumplir un mandato judicial.

    “En el hecho de haber ingresado al campus, de ninguna manera se pretendió faltar el respeto a ustedes y nunca hubo la intención de quebrantar la tranquilidad, sino por el contrario, salvaguardar la integridad de los universitarios”, añadió el representante de la PGR.

    Aseguró, de la misma manera, que el ingreso de los elementos federales se debió a que su misión es proteger a la gente, y que el haber dejado allí a la persona que se iba a detener hubiera implicado muchas cosas, ya que no se tenía la seguridad de si portaba otras armas o incluso un artefacto, motivo por el cual no se puede dejar de asumir que en su intento desesperado de evadir la acción de la justicia pudo generar un mayor riesgo al interior de la universidad.

    “La PGR es respetuosa de la autonomía de la universidad, es respetuosa de sus estudiantes y trabajadores, de sus maestros y autoridades; lo que vino a inquietar a toda la comunidad es ese riesgo en un operativo de esta naturaleza”, explicó Franco Escobar.

    Dijo que en la tarea de combatir al crimen sus elementos son verdaderamente cuidadosos y cautelosos, para lo cual tienen un equipo dotado de facilidades tecnológicas a fin de enfrentar delincuentes, tal y como ocurre en Nuevo León, Tamaulipas, Durango y Veracruz.

    “La lucha contra el crimen, prosiguió el delegado, es una tarea de todos y se trabaja todos los días en el país; en ella se involucra a los gobiernos de los estados y municipios y para que se pueda dar seguridad es necesaria la participación de todos los sectores y actores sociales”.

    Posteriormente, Miguel Ángel Aguayo se refirió al tema de la violación de la autonomía universitaria, de la cual, dijo, “es un término jurídicamente complicado de explicar, pero que al dejar de cumplirse temporalmente un mandato que nos da la sociedad a través de la docencia, la investigación y la extensión de la cultura, sí hubo una ruptura de la autonomía de la U de C, sin embrago, como dije, jurídicamente es difícil establecer este parámetro y por eso se buscó un acercamiento con las autoridades, no para justificar y buscar culpables, si no para explicar cómo fueron los hechos ese día”.

    Reconoció el comportamiento de la comunidad universitaria de ese campus, de quienes aseguró supieron comportarse a la altura y reiteró que seguirá trabajando de manera coordinada con la PGR, a través de la dependencia encargada, para tener en la Universidad de Colima acciones preventivas y la preparación adecuada en caso de alguna contingencia.

     

    Compartir