Controlan Incendio que Arrasó con 300 Hectáras

    0

    A través de este comité, se dio a conocer que este incendio forestal comenzó por la tarde del domingo 16 de mayo y se logró controlar en el transcurso del día miércoles 19 del mismo mes.

    Para mitigar el fuego, participaron un total de 40 brigadistas, 24 de la Comisión Nacional Forestal y 16 de la Dirección de Fomento Forestal de la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado de Colima, quienes trabajaron de manera coordinada para abatir esta emergencia.

    La topografía del cerro de La Nancera es muy accidentada, además, tiene combustibles muy ligeros como son los pastizales y los vientos que ayudaron a una más rápida propagación del fuego; lo que dificultó el combate, sin embargo, se logró controlar el incendio después de tres días.

    De las 289 hectáreas que se consumieron en el cerro de “La Nancera”, 200 fueron de pastos, 50 de arbustos y matorrales y 39 de hoja de encino.

    Respecto a si este incendio fue intencional, el Comité Estatal señaló que sí, ya que se encontraron evidencias de que fue quemado el material desmontado, producto de la limpia del derecho de vía de la carretera cercana a este cerro. Sin embargo, se acotó que será difícil encontrar un responsable en este tipo de situaciones.

    Cabe precisar que en lo que va del año, en Colima se han presentado 21 incendios forestales que han afectado un total de 590 hectáreas, de las cuales, el 38.9 por ciento han sido de pastizales. Así mismo, Minatitlán es el municipio con el mayor número de incendios en 2010, con nueve, mientras que Coquimatlán es el segundo puesto con tres.

    Respecto a los municipios con mayor número de superficie afectada, Coquimatlán está en el primer puesto con 266 hectáreas, mientras que Minatitlán presenta daños en 252 hectáreas, el resto se divide entre los otros ocho municipios del estado.

    Mayo es el mes más crítico de la temporada de incendios forestales, debido a que la gente acostumbra quemar sus predios para inducir el rebrote de pelillo, que mantiene al ganado con forraje fresco en lo que llegan las lluvias y con ellas, la abundancia de pasto.

    Finalmente, se hace un llamado para que las personas que vayan a realizar una quema de este tipo, primero deben dar aviso a las autoridades municipales correspondientes y hacerlo con todas las precauciones pertinentes; así como tomar conciencia de no aventar colillas de cigarro sobre las carreteras.

    Compartir