Cayó el Policía Homicida

    0

    Como se recordará el pasado viernes 17 de los corrientes la señora María de Jesús Solís Silva, se encontraba en su negocio que se ubica por la calle Hidalgo, No. 90, de la zona centre en la cabecera municipal de Cuauhtémoc, lugar hasta donde llegó como las 20:30 horas, Mauro Martínez Díaz, de 46 años, a cenar, con quien sostenía una relación sentimental.

    Minutos después llegó Elías Silva González, agente de Seguridad Pública Municipal, quien al verlos juntos se molestó porque también el pretendía a su víctima y sin decirles nada sacó la pistola calibre 32, accionándola en varias ocasiones sobre la humanidad de la pareja, para luego darse a la fuga.

    Luego llegó una ambulancia de la Cruz Roja, en al cual trasladaron a los heridos a la ciudad capital para que recibieran atención médica en un nosocomio, pero debido a la gravedad de las lesiones María de Jesús Solís Silva, fue trasladada a Guadalajara, Jalisco, donde no logró recuperarse y falleció.

    De las investigaciones se desprende que el probable responsable Elías Silva González, pretendía a la finada a quien le había prestado una importante cantidad de dinero que no se la cobraba porque no perdía las esperanzas de que se fuera a vivir con él.

    Pero debido a que se enteró que la ahora occisa sostenía una relación sentimental que el lesionado Mauro Martínez Díaz, desde hace algunos meses, el inculpado comenzó a planear la muerte de ambos en venganza por no haberle hecho caso.

    Por ello durante varios días estuvo planeando el momento, el cual llegó el pasado 17 de los corrientes, llevando consigo el arma homicida calibre 32, la cual siempre cargaba a escondidas porque no tenía arma de cargo ni permiso de portación.

    Luego de percatarse que había poca gente, el homicida salió de la Presidencia llevando consigo en la bolsa derecha de su pantalón el arma homicida abastecida con 8 cartuchos útiles, llegó a la entrada principal del negocio y luego de decir algunas palabras altisonantes a la pareja, sacó el arma y la accionó en varias ocasiones sobre ambos y luego se dio a la fuga.

    Durante todos estos días el indiciado estuvo escondido en diversos predios en el municipio de Cuauhtémoc, hasta que fue detenido por los agentes de la PPJE, quienes además recuperaron el arma homicida, calibre 32, con varios cartuchos útiles.

    El Gobierno del Estado a través de la Procuraduría General de Justicia, continuará trabajando todos los días para lograr la captura de quienes en el pasado o el presente han cometido hechos delictivos que vulneren los valores fundamentales de la sociedad en que vivimos, dando con ello muestra de que en Colima, no habrá impunidad.

    Compartir