Caen los Hermanos Rivas Sosa con 43 «Grapas» de Cocaína

    0

    Los probables responsables fueron detenidos en flagrancia por agentes de la PPJE, adscritos a la mesa especializada en la materia, por la Av. Carlos de la Madrid Vejar, a quienes les marcaron el alto para una revisión corporal previa identificación.

    Al momento de la revisión a los indiciados les fueron aseguradas 43 envoltorios transparentes en cuyo interior traía polvo blanco conocido como cocaína, así como mil pesos en efectivo producto de las ventas.

    En su confesión José Luís Rivas Rosas, manifestó tener la edad de 35 años, originario de esta ciudad capital, con domicilio en al colonia Vicente Guerrero, de ocupación comerciante, a quien se le aseguraron 35 enteras de cocaína y 1 mil pesos en efectivo, producto de la venta.

    Explicó que desde hace 18 años es adicto a esta droga y tiene varios meses dedicándose a la venta de la misma en cien pesos cada una, misma que comercializa por la Av. Carlos de la Madrid Vejar.

    Asimismo manifestó que se dedica a este negocio porque le permite obtener dinero de una manera más rápida, aunque son muchos los riesgos que se corren porque en cualquier momento puede ser detenido por la autoridad como ocurrió en esta ocasión.

    De igual forma expresó que para obtener mayores ganancias le ayuda en este negocio su hermano Humberto Rivas Rosas, quien cuenta con la edad de 30 años, a quien los agentes le aseguraron 6 enteras de cocaína.

    José Luís manifestó que la droga la adquiere cada semana y regularmente compra entre 1 mil 500 y 2 mil pesos, lo que equivale a 10 gramos de la misma, la cual prepara en pequeños envoltorios en su casa para poderla vender.

    Humberto Rivas Rosas, de oficio mecánico, con domicilio en la colonia El Moralete,  le aseguraron seis grapas de cocaína,  manifestó ser adicto a esta droga desde hace diez años y tiene varios meses dedicándose a la venta de la misma, la cual le proporciona su hermano José Luís y las ofrece en cien pesos.

    Dijo que al igual que su hermano se dedica a la venta de esta droga para poder satisfacer su vicio, ya que los ingresos que obtiene como mecánico no son suficientes para satisfacer sus necesidades.

    Las otras dos enteras le fueron aseguradas a una tercera persona que les había comprado la droga.

    El Gobierno del Estado a través de la Procuraduría General de Justicia, continuará  trabajando todos los días para lograr capturar a quienes en el pasado o presente han cometido hechos delictivos que vulneren los valores fundamentales de las sociedad en que vivimos, con ello damos muestra  de que en Colima, no habrá impunidad.

    Se hace un llamado a la población en general para que denuncie de manera anónima hechos delictivos a la PGJ a los teléfonos gratuitos; 01-800-581-1770 y al 01-800-506-8360.

     

    Compartir