A LA OPINIÓN PÚBLICA: Los Juegos Culturales de los Trabajadores Ricardo Flores Magón son un evento cultural

    0

     

    Durante esta etapa estatal, fue evidente para quienes llevamos varios años participando en estos Juegos Culturales, que la organización dejaba mucho que desear con respecto a lo que se hacía en años anteriores. La participación en todas las disciplinas fue muy escasa, dejando ver la poca o mala difusión, y hubo casos, incluso, en los que no hubo un solo participante y se tuvo que declarar desierto o cambiar la fecha de la competencia para convocar gente.

    En el evento de premiación, esta falta de organización fue más evidente, y dio pie a momentos bochornosos como cuando el maestro de ceremonias no supo nombre de los funcionarios que estaban entregando los diplomas, olvidando el de Cecilio Lepe y cambiándole el nombre a Inocencio Negrete, director técnico del teatro de Casa de la Cultura, y presentándolo como “César”.

    Sin embargo, estos son detalles menores y simplemente anecdóticos que a los artistas que concursamos no nos afectaron mayormente. En mi caso, obtuve el primer lugar en Canto por Grupo. Vi con gusto que el grupo de danza Los Apaches de Tecomán también resultaron ganadores en su propia eliminatoria. Este grupo ha participado en años anteriores y ha obtenido premios para Colima a nivel nacional en los Juegos Culturales Flores Magón, por lo que su participación como parte de la delegación colimense ofrecía buenos augurios. Por otra parte, también fue notable que en el grupo iba el maestro Noé Guerra, historiador y cronista, quien representaría a Colima en la disciplina de Debate Político.

    Según la información que nos dieron el día de la premiación, la salida del grupo sería el viernes 2 de septiembre, partiendo de la esquina noreste del Jardín Núñez, justo enfrente del Palacio Federal, donde están las oficinas de la Delegación de la Secretaría del Trabajo. El lic. Francisco Rodríguez, trabajador de esta secretaría y quien ha organizado en años anteriores a la delegación colimense en sus participaciones nacionales, nos informó que la salida sería por la noche, aunque sin especificar hora.

    Días después, por comunicación que tuve con él, supe que la salida sería ese viernes “entre 8 y 10 de la noche”. Dado que vivo en Manzanillo, el viernes 2 del presente viajé a Colima con mi maleta, instrumento, y el tiempo justo para llegar poco después de las 8 al lugar de la salida.

    Sin embargo, al llegar había una desagradable sorpresa. El lic. Francisco Rodríguez estaba ahí, sin camión, para informarnos que el viaje había sido cancelado. Que no habían podido conseguir el dinero para la alimentación, y que por lo tanto no se realizaría el viaje de la delegación colimense a la etapa nacional de los Juegos, que se celebran, por cierto, en Oaxtepec, Morelos.

    Este hecho es muy grave en varios niveles, y por eso quiero hacer una enérgica protesta ante las autoridades de la Secretaría del Trabajo, por las consideraciones siguientes.

    –La cancelación de este viaje representa frustrar los planes de 35 artistas que se ganaron su derecho a competir en la etapa nacional de los Juegos Culturales de los Trabajadores, y a quienes se les había asegurado que viajarían.

    –Cada una de estas 35 personas tuvo que hacer planes muy concretos y tomar previsiones especiales porque tendrían que ausentarse de sus trabajos por una semana para asistir a los Juegos. Al cancelar el viaje, los organizadores no tuvieron en cuenta el esfuerzo de todos estos artistas y las dificultades que representó, sobre todo para los grupos, el conseguir permisos y dejar asuntos arreglados con tal de asistir a la etapa nacional.

    –La Secretaría del Trabajo, Delegación Colima, está incumpliendo con un programa federal que fue anunciado por canales oficiales, para el que se convocó gente, y el cual debe de contar con un presupuesto (no es posible que primero convoquen y después busquen de dónde sacar el dinero). Al no cumplir con el mandato de este programa, los funcionarios involucrados están incurriendo en una falta a sus funciones, y al respecto debe haber reglamentos y leyes que castiguen el mal desempeño de su trabajo.

    –Fue una franca falta de respeto para los artistas que se nos avisara de la cancelación del viaje literalmente minutos antes de la hora anunciada para la salida. A algunos se les avisó por teléfono, pero muchos otros llegamos con nuestras maletas, con nuestras familias que nos iban a despedir, y preparados para el viaje. La manera de anunciarnos la cancelación fue una burla y una falta de respeto para los artistas que ya nos habíamos ganado nuestro boleto a la etapa nacional.

    –El delegado del Trabajo, Daniel Rodríguez, ni siquiera se presentó para explicar los motivos de la cancelación o dar la cara ante lo que estaba sucediendo. Una compañera lo llamó por teléfono para cuestionarlo sobre las razones por las que se cancelaba el viaje, y él dijo que, como solo había dinero para el transporte, y ya se había gestionado el hospedaje, la única opción sería que cada uno de los participantes pagáramos nuestra propia alimentación, $2000 por persona, para poder ir. Evidentemente esto estaba fuera de nuestro alcance y además era una burla, pues no tendríamos por qué pagar nosotros para ir a representar a nuestro estado en un evento nacional para el que ya nos habíamos ganado el derecho de participar.

    –Por primera vez, Colima queda sin representantes en la etapa nacional de los Juegos Culturales Ricardo Flores Magón. Esto es una vergüenza para la Delegación local de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, cuya obligación era organizar al grupo que representaría al estado. Habla muy mal de ellos como organizadores y deja en entredicho la eficiencia de su labor en Colima. Esto debe ser una llamada de atención a las autoridades federales para que revisen lo que se hace en la delegación Colima.

    Por lo anterior, me parece que debe haber una explicación y una disculpa pública por parte del delegado del Trabajo en Colima, Daniel Rodríguez, hacia los artistas que fuimos engañados en creer que nuestra participación en la etapa nacional estaba asegurada, como marcaba la convocatoria. Independientemente de que él se trató de deslindar, argumentando que el dinero correspondía a una dependencia estatal, es la Delegación de la STPS quien siempre ha convocado a estos juegos, quienes son responsables operativos de su realización, y quienes tienen la obligación de asegurarse de que cuentan con los recursos para operar un programa antes de echarlo a andar.

    Lo que sucedió fue una manera absurda de operar por parte de la STPS federal, pues convocó a un evento, lo anunció, y lo llevó a cabo sin tener los recursos para cumplir con lo que estaban ofreciendo. Insisto, independientemente de que quieran culpar a alguien más, son ellos quienes, al dar la cara y aparecer para la foto a la hora de la premiación (a eso sí van) deben también contar con todos los elementos antes de ofrecer cuaquier cosa.

    Pongo esta carta a consideración de la opinión pública y de los medios de comunicación, pidiendo que sea difundida y que, al hacérse público el fiasco perpetrado por la Secretaría del Trabajo, los funcionarios de esta dependencia finalmente den la cara y nos ofrezcan la disculpa a la que están obligados. Como ciudadanos, debemos denunciar el actuar deficiente de las autoridades, y no permitir que hagan mal su trabajo y que se mantengan impunes ante las faltas que cometen.

    Solicito a los medios de comunicación que hagan pública esta denuncia y esta demanda de explicaciones a la Secretaría del Trabajo. Invito a mis compañeros artistas a que tambíen den su propio testimonio de lo que representó este desafortunado episodio, y espero que las autoridades federales del Trabajo tomen cartas en el asunto para que una situación así no se repita en Colima y no quedemos como en esta ocasión, en la vergüenza de no contar con representantes en la etapa nacional de los Juegos Culturales Ricardo Flores Magón.

     

    Atentamente

    Armando Cortés Barragán

    Manzanillo, Colima, a 4 de septiembre de 2011.

    Compartir