Manuel Argudín musicaliza poesía del gran Sabines

0

*El cantautor cubano presentó “Trovando por Sabines”, en las ciudades de Colima y Manzanillo.

Redacción|COLIMANOTICIAS

Colima, Col.- La poesía de Jaime Sabines por sí sola es grande, pero el trovador cubano Manuel Argudín, tras constatar la intensidad de las punzadas y calambres que sentía en el pecho cuando leía los versos del poeta chiapaneco, decidió musicalizar obra de Jaime Sabines. Ya algunos –quienes asistieron el 22 de marzo al Teatro Universitario de Colima, o el 24 de marzo a la Explanada del Pez Vela, en Manzanillo– disfrutaron de este banquete musical, que fue bautizado con el nombre de “Trovando por Sabines”.

Manuel Argudín interpretó 
Pequeña del Amor, que nos trajo a la cabeza la historia de una mujer que, como una hoja, apenas se mueve y ya se siente desprendida; y prosiguió, entre otros poemas, con Los Amorosos que se van llorando, llorando la hermosa vida, y así siguió, cantando versos con sabor de amor, desamor, dicha, desdicha, nostalgia…

Ofreció la presentación a una mujer que, pese a estar ausente, llenaba todo el lugar con su luminosa presencia: Aimé. “Dedico este concierto a una mujer excepcional, que se ha convertido en la esencia misma de mi vida; para ella mi beso y todo mi amor”.

Tras la primera parte del concierto, donde interpretó los poemas sabinescos, Manuel Argudín continúo con temas de su autoría; entre canción y canción iba contando las razones que lo habían inspirado a escribir tal o cual cosa. Sus letras, pues, hablan de mujeres que prefieren brincarse el café e ir directo a la alcoba, de otras que cometieron la equivocación enorme de enamorarse de la persona equivocada (de él), de mujeres que le movieron todos sus resortes personales: que lo reanimaron y lo hicieron sentir tremendamente vivo.

Argudín, se nota a leguas, es un bromista desalmado. Presumió, en su presentación en Manzanillo, que tiene hijas tan maravillosas que alguna vez pensó en anunciarse en el periódico: “Yo pensaba poner un anuncio que dijera: se hacen niñas a domicilio, porque el resultado ha sido tremendo”, dijo el cubano, quien celebró su propia ocurrencia con una hilarante carcajada.

En el puerto de Manzanillo se encontró con un público como pocos: cantador, aplaudidor y participativo; y sucedió lo inevitable: dos horas ininterrumpidas de trova, que combinó con un pequeño set de bolero.

Manuel Argudín reconoció que “Trovando por Sabines” ha sido el trabajo más importante de su vida: “Al conocer la obra de un artistas de las dimensiones de Jaime Sabines, es inevitable que uno también crezca”, comentó Manuel Argudín quien permitió que fuera el público colimense quien escuchara, por primera vez, esta serie de poemas musicalizados.

El cantautor cubano se ha presentado en los escenarios más importantes de Cuba, México, Venezuela, Guatemala, Panamá, Colombia, Turquía, Francia, Italia. Ha compartido su trabajo con importantes figuras de la música, como Frank Fernández, Silvio Rodríguez, Compay Segundo, Omara Portuondo, Amaury Pérez, Lilia Vera, Fito Páez, Eugenia León, Luis Eduardo Aute, y muchos más. 

Actualmente integra el catálogo de artistas del Centro Nacional de la Música Popular y es miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC. Aunque esencialmente es intérprete de sus propias canciones, cuenta con un amplio repertorio de música cubana e internacional.

La presentación de Manuel Argudín en el Teatro Universitario, en la ciudad de Colima, fue organizada por la Dirección General de Difusión Cultural de la Universidad de Colima, mientras que su actuación en Manzanillo, enmarcada en el programa Domingos Culturales, fue organizada por el ayuntamiento porteño.

Compartir