“Desde la Curul 26”

0

En el ojo del huracán…

Por: Juan Ramón Negrete Jiménez

La semana que concluyó fue intensa en acontecimientos relacionados con el ejercicio legislativo, por un lado la determinación que adoptó el Congreso del Estado, respecto al proyecto de iniciativa presentado por el catedrático universitario Salvador González Villa, para que la Universidad de Colima contara con una nueva Ley Orgánica; por el otro las serias acusaciones, cada vez más constantes en contra del Auditor Superior de Hacienda, Carlos Armando Zamora González, que lo tienen metido en el ojo del huracán y no se ve por donde pueda escabullirse.

Pero vamos por partes… en la anterior entrega le afirmé que los integrantes de la Comisión de Hacienda del Congreso, que encabeza el priista Santiago Chávez, andaban nerviosos y que en la rueda de prensa que ofrecieron por la tarde del miércoles, se le habían ido a la yugular al Auditor Superior del Estado, Armando Zamora González, acusándolo de tratar de proteger a los ex diputados y al ex gobernador Mario Anguiano así como a los demás ex funcionarios estatales, para que no sean sancionados.

Le dije que los señalamientos eran fuertes, porque acusaban al Auditor Superior del Estado de estar ocultando documentación a los legisladores y que me daba la impresión de que le están tendiendo la cama, para tratar de sacarlo, bueno pues todo eso se confirmó y ahora las acusaciones son directas y lo tachan de falsear información entre la entregada físicamente al Congreso del Estado y la que aparece en la página web del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental.

Las acusaciones de los diputados de la Comisión de Hacienda, así como del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, y sus aliados del Partido de Trabajo, Partido Verde y Partido Nueva Alianza, así como de los diputados independientes, subieron de tono y ya de plano le tiraron a matar.

La acusación ya no es solo de que no entregó documentación que sustente los informes financieros relativos a las auditorías practicadas a los 22 entes auditables, que son los tres poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como los diez ayuntamientos y los nueve organismos operadores de agua, lo cual dijeron los mete en una complejidad para ejercer su función fiscalizadora, derivado principalmente a las precarias condiciones del trabajo que aporta el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG).

Las acusaciones subieron de tono y el coordinador del grupo parlamentario del PRI, Federico Rangel Lozano, de plano afirmó que el Auditor Superior de Hacienda, Carlos Armando Zamora, está actuando de manera parcial y mentirosa, las cuales ya son palabras mayores.

Y es que no le perdonan al Auditor Superior del Estado, que se haya dejado imponer, o él haya accedido a integrar al equipo de trabajo del OSAFIG, al connotado panista Enrique Michel Ruiz, ex candidato a la gubernatura, cuando Jorge Luis Preciado, de manera por demás alevosa lo destituye del cargo de Secretario general del comité estatal del PAN, para él mismo agandallarse el segundo cargo en importancia dentro de ese instituto político, en el ánimo de adueñarse de manera definitiva del comité estatal.

Pero bueno, para tratar de rescatar a Michel Ruiz, se lo encajaron como Auditor Especial de Obra en el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG), a pesar de no cumplir con la normatividad establecida en la Ley de Fiscalización Superior del Estado de Colima ya que por su profesión de ingeniero civil, no era compatible con el cargo que estuvo ostentando desde el 1 de abril del presente año, hasta hace unas semanas que renunció.

Aguantó candela…

Carlos Armando Zamora, aguantó las denuncias que interpusieron las fracciones legislativas del PRI, así como por el Partido Verde Ecologista, Nueva Alianza y Partido del Trabajo el 31 de mayo de este año, cuando presentaron ante la Oficialía de Partes del Congreso del Estado, un procedimiento de responsabilidad administrativa en su contra, por lo que llamaron “las violaciones flagrantes y manifiestas a la Ley de Fiscalización Superior del Estado en que incurrió al nombrar como auditor especial de Obra Pública a Enrique Michel Ruiz”.

El propio Gobernador del Estado, José Ignacio Peralta Sánchez, el 15 de julio pasado envió un oficio al Auditor Superior del Estado, en donde observó la transgresión al principio de imparcialidad y confiabilidad a la función fiscalizadora, a través de la expedición del nombramiento de Enrique Michel como Auditor Especial de Obra Pública de ese órgano de fiscalización.

Incluso diversas organizaciones empresariales se sumaron a la preocupación, por un nombramiento que no sólo no cumplía con los requisitos establecidos en la ley, sino que recaía en un militante activo del Partido Acción Nacional: ex presidente municipal de Colima, ex candidato a gobernador del estado, ex diputado local y secretario general de dicha institución política.

Carlos Armando Zamora González, aguantó candela, él sentía el respaldo del que era el grupo mayoritario en el Congreso del Estado, esto es el Partido Acción Nacional…. Incluso hay que decirlo que no solo incluyó a Enrique Michel en la nómina del OSAFIG, sino a connotados militantes blanquiazules, que aún siguen, aunque eso sí, el único que no reunía el perfil profesional para el cargo asignado era Michel, a quien sostuvo contra viento y marea.

Le decía que las denuncias han arreciado y luego del miércoles, cuando el presidente de la Comisión de Hacienda, Santiago Chávez, se le fue a la yugular, bueno pues el segundo zarpazo ocurrió el viernes.

Primero desde la tribuna del Congreso del Estado, el diputado Nicolás Contreras, hizo un recuento de todas las veces que ha solicitado al Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental, emprender acciones en contra del ex gobernador Mario Anguiano Moreno y lo que calificó como “su gavilla”, por el saqueo que hicieron de las finanzas estatales.

Contreras Cortés recordó que el 17 de junio del presente año, había emitido un posicionamiento en cuanto al resultado de la revisión de situación excepcional realizada por el OSAFIG, respecto de la deuda pública por 638 millones de pesos, “…oportunidad en la que mencioné diversas condiciones del informe que en mi percepción adolecen del sustento legal necesario para cimentar posteriores resoluciones, si deseamos que éstas cuenten con firmeza jurídica. Cuestioné las condiciones y contenido de la resolución emitida por el OSAFIG y sin embargo voté favorablemente el dictamen para dejar constancia de mi posición en cuanto a la aplicación del Derecho”.

Según el diputado independiente “…durante todo este tiempo hemos observado conductas que nos alarman y llaman la atención tanto del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental como de algunos procesos incoados en base a las actuaciones de dicho órgano”.

Y reiteraba su compromiso de que “…seremos férreos opositores de toda acción tendiente a favorecer la impunidad, sea por omisión o por un proceso mal llevado”.

¿Mano negra?…

Bueno, por la tarde, apenas unos minutos después de que concluyó la sesión ordinaria, el coordinador de los diputados del PRI, Federico Rangel, acusaba a Armando Zamora González de lo que viene a ser, quizá la más grave acusación: falsear información de las auditorías de las cuentas públicas en al menos 12 de los 22 informes de resultados superiores de fiscalización.

Rangel Lozano, dijo que “esta actuación del Auditor Superior del Estado constituye un intento de engaño al Congreso del Estado y a la sociedad colimense por parte del titular de Armando Zamora”.

¿En qué consisten estas falsedades?

Según el diputado priista el 29 de septiembre, el Auditor Superior del Estado entregó a la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de los Recursos Públicos informes diferentes en su contenido a lo publicado por el Osafig en su página web el 02 de octubre.

Es decir, existe una alteración de documentos oficiales, la cual fue acreditada y se levantó una fe pública por parte del titular de la Notaría número 2, Juan José Sevilla Solórzano.

Entre los ejemplos dados de estas alteraciones y falsedades es el informe de la cuenta pública del Ayuntamiento de Comala.

De acuerdo al informe subido a la página web del Osafig, ese órgano fiscalizador propone una sanción económica resarcitoria por 13.1 millones de pesos en contra del ex alcalde de Comala, Braulio Arreguín Acevedo.

Sin embargo, en el informe entregado a la Comisión de Hacienda, no aparece dicha propuesta de sanción en contra del ex alcalde, según el legislador priista.

También en el informe entregado a la Comisión de Hacienda se propone inhabilitar por 5 años a Alejandro Reyes Córdoba, ex jefe del de Ingresos del Ayuntamiento de Comala, y a Rafael Onofre, ex Tesorero; pero en el informe subido a la página web, la inhabilitación propuesta se altera y tan solo es por 1 año.

 

Además a Reyes Córdoba se le fincaba una sanción económica resarcitoria por 55 mil 165 pesos en el informe entregado al Congreso, pero en el documento subido a la página web en internet se incrementa a 225 mil 976.92 pesos.

Otras irregularidades, están en el informe de la cuenta pública del Ayuntamiento de Ixtlahuacán.

En el documento entregado al Congreso, Osafig propone imponer una inhabilitación de 3 años al expresidente municipal Carlos Alberto Carrazco, pero en el documento que subió a su página web, el órgano fiscalizador propone que la inhabilitación sea por tan solo un año.

Según los priistas como éstas, hay muchas alteraciones en los años de inhabilitación de distintos funcionarios, en las cifras de las sanciones económicas resarcitorias y en observaciones que, a pesar de no ser solventadas, no tienen propuesta de sanción.

Los 12 informes de resultados falseados por parte del titular del Osafig, Armando Zamora, corresponden a los siguientes entes gubernamentales. 1.- Organismo Operador de Agua del Municipio de Coquimatlán. 2.- Organismo Operador de Agua de Armería. 3.- Capdam. 4.- Ciapacov. 5.- Ayuntamiento de Comala. 6.- Ayuntamiento de Cuauhtémoc. 7.- Ayuntamiento de Ixtlahuacán. 8.- Ayuntamiento de Colima. 9.- Ayuntamiento de Minatitlán. 10.- Ayuntamiento de Manzanillo. 11.- Ayuntamiento de Villa de Álvarez. 12.- Gobierno del Estado.

¿A quién le interesa quitar al Auditor Superior?…

Yo no sé si como lo dijeron los priistas “¿A quién le mintió Armando Zamora, al Congreso del Estado, a la sociedad, a ambos?”, lo que es más ni siquiera me atrevo a señalar que el Auditor Superior sea el responsable.

Pero ante estas graves irregularidades, de comprobarse, deben rodar cabezas, primero al interior del OSAFIG, no sé quién sea el responsable de la página web del Órgano Superior de Auditoría, ni quién le entregó a éste los informes físicos para que los subieran a la página, yo dudo que lo haya hecho directamente el Auditor Superior del Estado.

Él sabe que al interior del Órgano hay gente interesada en quedarse con el cargo que él ostenta, y que incluso en el pasado proceso de donde surgió electo, esas gentes estuvieron participando en el mismo, ¿son ellos los responsables de que le estén tendiendo la cama al Auditor Superior? ¿Ellos mismos informaron a los diputados las inconsistencias entre lo entregado físicamente y lo publicado en la página web?, quién sabe, esto huele muy mal…

La OSAFIG está reprobada…

Pero mientras eso se aclara, para el comité estatal del tricolor, en voz de su dirigente estatal Rogelio Rueda, dijo que “…al haber graves incongruencias, omisiones e incluso falsedades en 12 de los 22 informes de resultados de auditoría de la cuenta pública del año 2015, el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental está reprobado”.

El dirigente priista puso de ejemplo que “si en un examen de 22 reactivos, 12 son falsos o erróneos -es decir estás mal en más del 50%- es claro que estás reprobado  con una calificación inferior a 5”.

Sin duda esta va a ser una semana muy larga para Armando Zamora González, pues tras la revelación de la alteración de informes de cuenta pública, ante los ojos de la gente el Auditor Superior del Estado, violenta el principio de confiabilidad, uno de los  principios centrales que rigen en materia de fiscalización.

En estos días no solo se hablará del nombramiento del Auditor Superior del Estado, sino que saldrán a la palestra el nombramiento que tuvo Enrique Michel Ruiz como auditor especial de obra pública, pues con él se vulneraban los principios rectores de la fiscalización: legalidad, imparcialidad y confiabilidad.

También saldrá el nombramiento de la extesorera del ayuntamiento panista  de Villa de Álvarez, María del Carmen Morales Vogel, como auditora especial financiera de OSAFIG, y varios funcionarios más que en fecha reciente se incorporaron, ¿y sabe qué?, todos ellos, vinculados de manera cercana al senador Jorge Luis Preciado, el dueño del PAN, y que desempeñan labores de fiscalización dentro del OSAFIG.

Con esto lo único que logran evidenciar es la intromisión del dos veces candidato perdedor a la gubernatura del estado, en la vida del órgano técnico de auditoría y fiscalización del Congreso del Estado, que debiera ser autónomo.

Finalmente esta semana el Auditor Superior del Estado, deberá entregar los resultados de la auditoría excepcional de los ejercicios fiscales 2013, 2014 y 2015, del ex gobernador Mario Anguiano Moreno, habrá que esperar a ver si lo dejan que entregue esos resultados, o si de plano le echan la caballería encima para de una vez por todas sacarlo de la jugada y nombrar otro Auditor Superior del Estado, porque a decir verdad, se le está poniendo muy feo el asunto y no se ve por donde se logre escabullir.

Por lo pronto adentro de OSAFIG, hay quienes se están relamiendo los bigotes y ya se están viendo en la titularidad

No se modificó la Ley Orgánica…

Bueno como le comentaba al inicio, la semana que concluyó se presentó en el pleno del Congreso el dictamen de la Comisión de Participación Ciudadana y Peticiones, de la Quincuagésimo Octava Legislatura, mediante el cual se desechó el proyecto de iniciativa de Ley Orgánica de la Universidad de Colima, entregado en el Congreso del Estado por el catedrático Salvador González Villa.

En un extenso documento la comisión dictaminadora fundamenta las causas por las cuales no prosperó, de entrada dejan establecido que para presentar una iniciativa ciudadana se requiere cuando menos el 2% de los inscritos en el listado nominal de electores del estado, lo cual no se cumplió.

Pero no solo eso, sino que en la Comisión detectaron que el documento adolecía de deficiencias de forma y de fondo, entre ellas de una ausencia de estudio previo de política legislativa; tampoco reunía las características de generalidad, abstracción e impersonalidad propias de una ley.

En fin se hizo un análisis a profundidad para terminar concluyendo que no era de tomarse en cuenta la propuesta de Ley Orgánica de la Universidad de Colima, por lo que se desechó de plano este documento, instruyéndose al Oficial Mayor del Congreso para que devuelva en propia mano al solicitante el documento de referencia.

Sólo los universitarios pueden modificar su propia Ley Orgánica

En la sesión del pasado viernes el recinto legislativo estuvo lleno al tope, hasta en la segunda planta, por universitarios encabezados por el rector José Eduardo Hernández Nava y los ex rectores Mario de la Madrid de la Torre, Arturo Cedillo Nakay, Miguel Ángel Aguayo López y Fernando Moreno Peña.

Los universitarios tras enterarse que la propuesta de una nueva Ley Orgánica de la Universidad de Colima fue desechada por el Congreso del Estado, el rector José Eduardo Hernández Nava se mostró respetuoso de todas las voces que conforman la casa de estudios y reconoció la decisión y congruencia de la Comisión de Participación Ciudadana y Peticiones, de respetar y defender una autonomía que este mismo Congreso, en 1962, le otorgó a la máxima casa de estudios en el estado.

Asimismo el rector de la Universidad de Colima se dijo respetuoso de la ley y del estado de derecho, y comentó en entrevista que desde que asumió el cargo, uno de sus principales compromisos fue defender la autonomía y a esta casa de estudios de las agresiones de grupos o de particulares que buscan su propio beneficio.

Además, recordó que en mayo de 2014, el Consejo Universitario, máximo órgano de gobierno de la Universidad de Colima, dictaminó ratificar la facultad que tiene el rector José Eduardo Hernández Nava “para preservar la autonomía universitaria, respetándola y haciéndola respetar con todos los recursos morales, históricos y legales que estén a su alcance”.

En este sentido, dijo que “en un caso tan importante como el de la formulación de una nueva Ley Orgánica, por fortuna privó el interés general sobre el particular, ya que, como sabemos, las modificaciones o propuestas jurídicas sólo se realizarán a partir del consenso de la comunidad universitaria y no de grupos minoritarios que no representan la voz de nuestra Alma Mater”.

De acuerdo al dictamen leído este viernes en el Congreso por el diputado Federico Rangel, se destacaron inconsistencias en la propuesta de nueva ley. Sobre lo anterior, el rector dijo que “tanto nuestra  constitución local como la nacional son claras, y si al momento de redactar la propuesta sus autores no tuvieron esto en cuenta, es lógico que su contenido no fuera apegado a la ley. Nosotros sabíamos, además, que el Artículo Tercero nos garantizaba la autonomía, por lo tanto, no teníamos ninguna duda de que era improcedente esa solicitud”.

Para cerrar…. Otra del Consejero Jurídico

**Déjeme decirle que hoy lunes a las 10:00 horas habrá sesión del Congreso del Estado, entre otras cosas, habrán de presentar en segunda lectura un dictamen para autorizar al Ejecutivo del Estado, a desincorporar de su patrimonio inmobiliario un departamento que tiene en la ciudad de México, por la Avenida Paseo de la Reforma 444, esquina Manchester, despacho 701.

Le comento que no pudo salir aprobada esta iniciativa el pasado viernes, porque otra vez, el titular de la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado, yo no sé si de mala fe, o buscando beneficiar a “alguien”, colocaron al inmueble el valor catastral para su venta, cuando debió ser el valor comercial.

Incluso dijeron los diputados que ese dato se lo habían solicitado a la Consejería, en la reunión de trabajo de un día antes, y se había comprometido a entregarlo, pero no lo hizo y sí en cambio mandó el dictamen como “corregido”. Afortunadamente en la lectura se percató Martha Sosa de ese “pequeñito” detalle y pidió se pasara a segunda lectura mientras se corregía el documento.

Si es que ya les entregaron ese dato del avalúo comercial, hoy se presentará al pleno en segunda lectura, si no, tenga la certeza de que no lo van a dejar pasar, porque incluso comentaron los diputados en son de broma, “con ese precio de valor catastral, hasta con la partida de previsión social múltiple nos alcanza para comprarlo”… y sí.

**También este día casi es un hecho que se presentará el acuerdo parlamentario para fijar las fechas y horarios de las comparecencias de los Secretarios de la administración estatal, para que acudan a ampliar la información del primer informe de labores del estado que guarda la administración estatal.

Le adelanto que las comparecencias casi es un hecho que van a iniciar este miércoles… ya se lo estaré confirmado, por hoy hasta aquí la dejamos, nos vemos en la próxima y esté atento, porque va a ser una semana de mucho movimiento.

 

 

Anuncios

Comentarios

Comentarios