Los de la AFI Violan la Soberanía

    0

    Al respecto, Yolanda Verduzco Guzmán, secretaria de gobierno, explicó ante los micrófonos del noticiero «Angel Guardián» que no se habrá de tolerar que estos agentes violenten la paz y la tranquilidad de los colimenses. Aclaró que dichos elementos se trasladaban a bordo de dos vehículos en nuestro Estado, instrumentando una serie de detenciones, y al ser detectados por la Policía Estatal, no lograron identificarse oficialmente, por lo cual fueron remitidos a la Procuraduría General de Justicia.

    La funcionaria estatal, manifestó su rechazo a esta actuación por parte de los Federales, los cuales dijo debieron informar al Estado sobre sus acciones, por ello “estamos declarándolos en la Procuraduría de Justicia, para que quede constancia de quiénes estuvieron aquí y cuáles fueron las detenciones que realizaron en el Estado”.

    Concluyó al referir que “ahora podemos decir y asegurar que se trata de elementos de la Policía Federal que estaban haciendo detenciones, lo cual descalificamos absolutamente, porque en materia de seguridad, todos los Estados, tenemos que establecer una comunicación y coordinación para trabajar en conjunto, para poder, incluso, abrir domicilios y garantizar en todo momento las garantías de nuestros gobernados. Somos un Estado libre y formamos parte del pacto federal.”

    PEP: SE HAN RECIBIDO DENUNCIAS SOBRE EXTORSIONADORES

    Al abundar sobre la detención de estas personas, comentó que la Procuraduría General de Justicia ha recibido diversas denuncias de presuntos elementos de la Policía Federal Preventiva que cometen diversos abusos, sobre todo de extorsiones.

    Por lo anterior, puntualizó que se tomó también la determinación de detenerlos y llevarlos al Ministerio Público para que rindan su declaración y se identifiquen, sobre todo para saber sí realmente son elementos de la PFP como lo han manifestado, insistió.

    Aseveró que la dependencia a su cargo no tiene ninguna información de policías federales que estén realizando operativos especiales en Colima, como le notificaron los nueve elementos de la PFP al momento de ser interceptados.

    “Ellos dicen que tienen unos días en Colima, pero nosotros no tenemos información oficial de que ande algún convoy, ellos alegan que no tienen porqué informarnos, así es que nosotros estamos salvaguardando la soberanía estatal”, sostuvo.

    En la detención no hubo disparos, aunque si alegaron álgidamente sobre lo que estaba sucediendo e incluso llegó un comandante de la PFP preguntando qué había sucedido, y los policías locales le respondieron que se les detenía a los Agentes Federales por sospechosos.

    Cabe hacer mención que los operativos de PEP y de la Procuración de Justicia siguieron la tarde de ayer.

    EN LA PGJE NO HUBO INFORMACIÓN OFICIAL

    Mientras que en la Procuraduría General de Justicia del Estado, a través de la Dirección de Comunicación Social se dio a conocer que los pormenores de este incidente, se daría a conocer por el gobernador Silverio Cavazos Ceballos, no obstante, los datos aportados fueron a pregunta expresa de un reportero de la fuente de Palacio de Gobierno.

    Mientras los nueve detenidos y los altos mandos del ejército, PFP y el Procurador Arturo Díaz Rivera sostenían una reunión a puerta cerrada.

    Para concluir, trascendió, de acuerdo a información que se publica en un medio local impreso, sobre la presencia de un grupo especial de la Policía Federal Preventiva que estaba hospedado en conocido hotel al norte de la ciudad y que había arribado hace pocos días a esta entidad, pero se desconoce la misión que realiza en Colima.

    FEDERALES ALLANAN VIVIENDA Y AMENAZAN A LA FAMILIA

    La madrugada del martes 5 de mayo, varios sujetos encapuchados y con armas cortas y largas allanaron, sin orden de cateo, una vivienda y encañonaron con sus armas a toda la familia, esto ocuirrió en la casa marcada con el número 242 de la calle Del Trabajo. Se presume que estos son los mismos que este miércoles fueron detenidos por autoridades locales.

    En la denuncia de la familia Cárdenas Madrigal, se concreta una flagrante violación a sus derechos humanos por parte de elementos de de la policía federal, ya que éstos entraron a su hogar en la madrugada de este martes buscando a presuntos prófugos, logran el acceso al domicilio por la fuerza sin ninguna orden de cateo.

    La señora María Guadalupe Cárdenas, quien se encarga de cuidar a sus papás ya ancianos, narra que como a las 5 de la madrugada de este martes 19 de mayo escuchó un fuerte golpe en el cancel de entrada, luego escuchó otro más fuerte en la puerta.

    Luego, dice, ya tenía encima las luces de las linternas que portaban varios hombres, por lo que les gritó que qué pasaba, a los que los hombres que vestían de negro y portaban pasamontañas le respondieron que no debía asustarse, que no pasaba nada; sin embargo, éstos ya estaban en el interior de su domicilio encendiendo las luces y hurgando en el interior de la vivienda.

    La mujer, de 54 años de edad, dice que ella observó a cerca de 50 hombres dentro de su vivienda. Los hombres ahí presentes, dice, eran de apariencia joven, y sólo uno no portaba pasamontañas, el mismo que se dirigía a ella.

    Los vestidos de negro, relata, sólo entraban a las habitaciones preguntando por “armas o drogas”, despertando a los demás integrantes de la familia. Nunca se identificaron, sin embargo cuando al cabo de 10 minutos se retiraron del lugar, ella salió del domicilio y alcanzó a observar que se trataba de camionetas de color negro que tenían el emblema de Policía Federal, por ello es que alcanzó a identificarlos.

    La presencia de estos hombres, dice la mujer, los alarmó mucho ya que en la vivienda estaban sus padres, quienes son personas ancianas, y sobre todo porque los hombres que invadieron su propiedad portaban armas largas.
    Además, dice, del argumento de que en la vivienda de la calle del Trabajo 242 pudieron haberse metido prófugos, les dijeron que esa vivienda estaba reportada, sin dar más explicación.

    El señor Rosendo Cárdenas Valencia argumenta que alguien, no sabe quién, promovió esta acción para molestarlos.

    Compartir