Una Colimense, en el Cártel del Milenio

    0
    A estas personas se les relaciona con el homicidio de Tadeo Miguel Ángel Bátiz López (quien de primera instancia fue identificado como Héctor Aguilar Santana), muerto el pasado primero de marzo en el bar “El Refugio”, de la colonia El Colli.

    “Como consecuencia de ese enfrentamiento hubo dos individuos lesionados, y a los tres días nos informan que en un hospital privado se estaba dando atención a dos personas (que presentaban disparos de arma de fuego), por lo que nos abocamos a hacer las investigaciones y resulta que habían participado en el evento y son los probables responsables en el homicidio”, señaló el procurador de Justicia, Tomás Coronado Olmos.

    Además, los integrantes de esta organización delictiva están relacionados con la muerte de tres individuos cuyos cuerpos fueron encontrados envueltos en cobijas el 24 de febrero de este año.

    “De las investigaciones se desprende que estas personas ‘levantaron’ a dos jóvenes que presentaron denuncia de desaparecidos, y que son los mismos que se encontraron en la carretera a Morelia, por las inmediaciones de Jocotepec en días pasados”.

    Se trata de José Antonio García Soto o Luis Antonio García Soto, alias “El Lento”, de 30 años, quien dijo ser originario de Colima; y los parientes José Antonio Flores Sánchez, de 25 y Víctor Manuel Flores Sánchez, de 38, tío del anterior señalado, y ambos oriundos de Sinaloa.

    También se encuentran bajo arraigo: Héctor Ernesto Gallegos Reyes, de 26 años; Jesús Araceli Valdéz Medina, de 23, originaria de Sinaloa; y Ana Rosa Baena Álvarez, de 22, nacida en Colima.

    En su declaración a las autoridades, tanto “El Lento” como José Antonio Flores y su tío Víctor Manuel Flores, dijeron que el homicidio del presunto integrante del cártel de Sinaloa en el bar “El Refugio” fue perpetrado luego de haber recibido órdenes superiores.

    En ese hecho, personas que ahí se encontraban repelieron la agresión y lesionaron a los dos familiares, quienes posteriormente acudieron a una clínica particular ubicada en la colonia Atlas para prestar atención a sus heridas. Los presuntos sicarios inicialmente se identificaron como Juan de Dios Félix y Ramón Estrada Rodríguez.

    “Por lo que corresponde a las investigaciones de estas mismas personas, hay otros eventos en que han participado (…) les quiero adelantar que en su probable responsabilidad está un secuestro perpetrado; la víctima ya está libre”, indicó el primer fiscal.

    Los indiciados manifestaron que sus víctimas eran llevadas a una finca ubicada en la calle Lago de Pátzcuaro, de la colonia Lagunitas, en Tlajomulco de Zúñiga, la cual era conocida como “La Carnicería”, sitio en donde eran torturadas, ejecutadas y posteriormente cocinadas o enterradas.

    El titular de la dependencia señaló además que existe la posibilidad de que estas personas sean quienes participaron en la privación de la libertad del comandante de la PGJE en Tlajomulco, Guillermo Montoya, pero “aún no se confirma si el comandante todavía está vivo o muerto”.

    Finalmente, a las dos mujeres que están bajo arraigo se les señala como las encargadas de proporcionar alimentos a las personas que se encontraba privadas de su libertad.

    Guadalajara, Jal., 10 de marzo de 2009

    http://www.informador.com.mx/jalisco/2009/85434/6/procuraduria-de-justicia-arraiga-a-seis-presuntos-sicarios-del-cartel-del-milenio.htm

    Compartir