SOLILOQUIO

0

Salir de la zona de confort

Por: Yaret Ramos Vallett

Para lograr el éxito es necesario salir de la zona de confort, frase que he leído y escuchado mucho, lástima que no he visto que mucha gente la aplique. ¿Qué significa zona de confort? Es un estado mental donde nos encontramos cómodos con nuestra vida actual, con nuestras aspiraciones cubiertas y sin presiones. Cada persona es diferente a las demás, es por ello que en cualquier nivel socioeconómico puede haber gente en zona de confort.

En palabras más simples la zona de confort es el lugar mental donde nos encontramos a gusto con todo, lo cual no necesariamente es bueno. Yo lo llamo conformismo, es un estado en el que las personas se sienten bien, aunque no han logrado todo lo que soñaban y no quieren moverse de ahí por temor al fracaso.

Es algo complicado, pues existe una muy delgada línea entre estar satisfecho con lo que se tiene y la falta de ganas de superarse para lograr algo más y no sólo me refiero a las cosas materiales.

Cambiar de trabajo, estudiar un postgrado, cambiar de lugar de residencia, aprender un idioma, independizarse de los padres, son algunos ejemplos de “salir de la zona de confort”, acciones que llevarán, a quién las realice, a superarse profesional, intelectual, emocional o económicamente de acuerdo se dé el caso.

Pero hay muchas personas que no necesitan salir de su zona de confort, así están bien, lamentablemente en México la mayoría de la población está en una zona de confort que raya en el conformismo social, esto es: un estado mental que no les permite desarrollar su potencial para ejercer la verdadera democracia que necesita este país y mientras el gobierno les dé “pan y circo” todos están felices.

Afortunadamente existen algunos mexicanos que han salido de su zona de confort para alcanzar sus sueños, a veces ha sido muy difícil, pero en otras ocasiones no tanto, por ejemplo están los atletas de alto rendimiento que pese a las malas condiciones en las que tienen que entrenar han dado buenos resultados en competencias mundiales.

También están los científicos que sin el presupuesto y la infraestructura adecuada realizan investigaciones para tratar de buscar la solución a los grandes problemas de la humanidad.

Ejemplos burdos pero reales de que salir de la zona de confort beneficia, no sólo a quién lo hace, sino también al entorno donde se desarrolle esa persona.

Mexicano, ¿qué te ata a la silla dónde estás? ¿Por qué no sales de tu zona de confort para luchar por tus sueños? Y no me digas que la economía, o que la familia, si otros lo han hecho, eso quiere decir que cualquiera puede.

Por una vez trata de salir de tu zona de confort haciendo alguna actividad diferente de la que realizas cotidianamente y verás que sí puedes, con lo cual disfrutarás de un momento de satisfacción personal que te hará crecer.

Compartir