SE ENTREMEZCLAN HISTORIAS DE VIDA Y ARTE EN CONFLUENCIAS

    0

    El evento, que se celebraría sería en la explanada del Foro Pablo Silva García, se movió –sólo unos metros—al espacio techado para proteger a los artistas y a los asistentes de la lluvia. Y ahí, en el Museo de Artes Populares se armonizaron los Cantos de América con los movimientos fluidos y libres de los bailarines. Mientras el Grupo Litoral interpretaba melodías como “La Llorona”, “Ronda para Andrea” o “A mi palomita”, Germán Romero e Isis Melania Rodríguez se dejaban llevar por las historias que recorrían los cantares de nuestros pueblos.

    Con una trayectoria de 25 años, el Grupo Litoral se ha caracterizado por transmitir la esencia de nuestras raíces latinoamericanas a través de los sonidos que solo pueden producir instrumentos como el charango, la flauta quena, la vihuela y otros más, traídos del centro y del sur de América.

    Su música es originaria de países como Bolivia, Colombia, Argentina, Chile, México, Cuba y Perú, y contagia no sólo la melancolía de algunas de sus letras, sino la alegría y la fiesta de los colores, razón por la que, en un momento de energías y ritmos contagiados, Germán e Isis se tomaron la libertad de levantar a todo el público presente para que improvisaran algunos movimientos.

    Los bailarines nos confesaron sus historias personales dentro de su carrera artística, contagiaron la magia que se vive en un momento, pues “un instante te cambia el rumbo de tu vida completamente”, dijo Isis Melania cuando describía ese momento en el que se enamoró de la danza: “La vida se lleva a cabo a través de esos instantes”.

    Tanto ella como Germán vivieron procesos similares, tienen escasos cuatro años dedicándose a expresar con el movimiento de sus cuerpos y aún así han tenido grandes reconocimientos. Peculiarmente el caso de Germán Romero, quien tuvo la oportunidad de participar en el primer programa de televisión nacional sobre danza contemporánea, Ópera Prima. Para llegar ahí tuvo que destacar entre bailarines de todo el país y conseguir uno de los veinte lugares en el programa, el cual es llevado a cabo gracias a Canal 22 y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA).

    Así contagiados de historias, instantes y sabores musicales, Grupo Litoral se despidió con la pieza del maestro Pepe Huatana, “Con el alma en la tierra”, que interpretaron en forma de salsa con un arreglo propio; y dejaron al público con el sabor alegre de una noche de verano con sus Cantos de América.

    Última oportunidad de recibir Un beso de carne y ciruela.

    Compartir