PGJE: Cayeron Siete por Extorsión

    0

    Una vez que el ministerio público agotó la integración de la averiguación previa, puso a disposición del juez de lo penal en turno a tres personas del sexo masculino y cuatro del sexo femenino, que responden a los nombres de Cervando Romero Munguía, Ramona Alvarado Torres, (esposos); Alejandro Mejía Vázquez (a) “El Pelón”, Virgen Socorro Sánchez Sánchez, (esposos); Víctor Manuel Rosales Contreras, (taxista) y María Victoria Mendoza Figueroa, (pareja); así como a Iromin Najeli González Alvarado, (hija de Ramona), por su probable responsabilidad penal en la comisión de los delitos de amenazas y coacción, en los términos de autoría y participación, así como por Asociación Delictuosa en su modalidad de Delincuencia Organizada, en agravio de una familia que por obvias razones se omiten sus nombres.
    En su denuncia el afectado señaló que es originario y vecino de La Placita, Michoacán, y que dos de sus hijos mayores de edad estudian en Colima y cada fin de semana viene en compañía de su esposa y de un menor a visitarlos, señaló que su oficio es docente además de contar con un negocio de ferretería.

    Añadió que el pasado 17 de los corrientes llegaron a visitar a sus hijos en esta ciudad capital y todo transcurrió de manera normal, al día siguiente (18), cuando salió a la cochera encontró un sobre amarillo, el cual abrió y en su interior traía un escrito dirigido a él y su esposa, en el cual traía una serie de amenazas por escrito, así como el pago de 500 mil pesos, de no hacerlo uno de sus hijos pagaría las consecuencias, en la parte posterior de la hoja tenía a la mitad del mismo la letra (Z) y a bajo de la misma la leyenda “Peligro”.

    Asimismo manifestó el señor que minutos después recibió una llamada en el teléfono de su casa, pero como tiene identificador vieron que se señalaba que era de un teléfono público por lo que no la contestaron, horas más tarde recibieron otro y tampoco la contestaron porque su procedencia era igual que la anterior.

    Señaló que ante dicha situación luego de dialogar con los miembros de su familia, ese mismo día el 18, decidieron acudir a la PGJE a poner la denuncia correspondiente.

    Dijo que en los días subsecuentes se recibieron varias llamadas las cuales fueron contestadas con la intención de hacerles ver a las personas que lo estaba amenazando que no contaba con la cantidad que le estaba exigiendo (500 mil pesos) y finalmente acordó con una persona del sexo masculino que siempre se identificó como “JOSÉ”, el pago de 18 mil 600 pesos, el cual fue llevado al libramiento de Los Limones, dentro de una bolsa.

    Luego de haber acordado la entrega se montó un operativo y agentes de la Policía de Procuración de Justicia, detuvieron Víctor Manuel Rosales Contreras (taxista) en compañía de su pareja, María Victoria Mendoza Figueroa, quienes fueron los encargados de ir por el dinero.

    De inmediato fueron puestos a disposición del ministerio público en turno y señalaron donde podían encontrar a los demás miembros de la banda quienes horas después también fueron detenidos.

    En su confesión Alejandro Mejía Vázquez, de 32 años, originario de La Placita, Michoacán, y con domicilio en la calle Manuel Alvarez, de esta ciudad capital y ahijado de confirmación de los afectados, dijo que en noviembre del año pasado conoció a Cervando Romero Munguía, (a) “El Chapo”, de quien tenía conocimiento que se dedicaba al robo de gasolina a trailers e incluso que estuvo recluido en el Cereso por dicho delito.

    Manifestó en esa ocasión le dijo a su cómplice que conocía a una familia de La Placita, Michoacán, que tenían dinero y que le podían sacar una buena cantidad y de no hacerlos hacerles ver que uno de sus hijos correría peligro.

    Agregó que las cosas quedaron solo en pláticas, pero fue el pasado mes de marzo cuando le llamó de nuevo a “El Chapo” y le recordó sobre el trabajo, además de informarle que esas personas tenían una casa en Colima, la cual era habitada por dos de sus hijos, por lo que le proporcionó el domicilio y el número telefónico a su cómplice.

    Asimismo manifestó que “El Chapo”, le comentó que había ido a la casa de sus víctimas siendo acompañado por Virgen Socorro Sánchez Sánchez, quien dejó en la cochera un sobre amarillo con un mensaje donde exigían el pago de 500 mil pesos.

    Cervando Romero Munguía, cuenta con 38 años, es originario de Puerto Vallarta, Jalisco, vecino de los Asmoles, de oficio campesino, manifestó que tiene cinco años de conocer a “El Pelón”, y que hace años se dedicaba a robarse la gasolina de las pipas.

    Asimismo manifestó haberse desempeñado como Policía de Seguridad Pública en Zacualco y Tomatlán, Jalisco, en 1998 y 1999, respectivamente, por lo que tiene pleno conocimiento del manejo de armas.

    Señaló que hace unos meses se encontró con su cómplice “El Pelón”, a quien le propuso realizar algunos jales, ya que andaba escaso de dinero, por lo que le preguntó que si conocía alguna familia con dinero para planear algo, por lo que luego de proporcionarle un número telefónico y el domicilio de sus víctimas comenzaron a planear.

    Dijo “El Chapo” que se reunieron en su casa acompañados de sus respectivas esposas para planear la extorsión, agregó que las primeras llamadas que hizo fue a Michoacán, donde tienen su casa las víctimas y siempre lo hizo desde un teléfono público, siendo acompañado por su esposa Ramona Alvarado Torres, pero no tuvo suerte.

    Señaló que luego planeo el hacerle llegar un anónimo a los padrinos de “El Pelón”, pero como no quería que se identificara su letra en caso de ser detenido, le pidió a la hija de su esposa, Iromin Nayeli González Alvarado, a quien le pidió que escribiera lo que le dictaría y así lo hizo.

    En dicho documento el probable responsable le exigía al jefe de familia la cantidad de 500 mil pesos o de lo contrario uno de sus hijos pagaría las consecuencias, además que no avisara a las autoridades, luego de puso en un sobre amarillo

    Señaló que luego buscó a un amigo de nombre Víctor Manuel Rosales Contreras, de oficio taxista, quien “también me había ayudado años atrás a robar gasolina”, a quien le platicó el jale que tenía planeado junto con “El Pelón”, además que de salir todo bien se repartirían el dinero por partes iguales.

    Agregó que Víctor Manuel quien estaba acompañado de su pareja María Victoria Mendoza Figueroa, y quien escucho todo, aceptó su participación la cual consistió en llevar el sobre al domicilio de la familia en esta ciudad capital.

    Asimismo expresó que como ya no traía saldo la tarjeta para llamar desde un teléfono público para seguir con las negociaciones, María Victoria, le regaló una además de darle dinero para echarle gasolina a la camioneta, diciéndole “El Chapo”, que una vez que cobraran el dinero le pagaría, a lo que ella le dijo que no se preocupara.

    Dijo que fueron varias las llamadas que estuvo realizando de diversos teléfonos públicos de distintos puntos de la ciudad, para exigir el pago de los 500 mil pesos, pero los señores siempre le manifestaron que no tenían dicha cantidad, que le podían dar una camioneta a cambio, pero no la aceptó, hasta que finalmente acordaron 18 mil 600 pesos.

    “El Chapo” luego les ordenó que el dinero lo llevaran al libramiento de Los Limones., el cual debería de dejar dentro de una bolsa de plástico y depositarlo por el lado derecho de la cinta asfáltica con dirección a Coquimatlán,

    Luego de lo acordado fueron a la casa de su cómplice Víctor Manuel, a quien le informaron que éste jueves 23 de los corrientes se realizaría la entrega y que sería él y su pareja María Victoria los encargados de ir por el dinero, que ellos los esperaría en la tienda de abarrotes , propiedad de ésta última, misma que se ubica en Los Limones, donde finalmente fueron detenidos, junto con su esposa Ramona.

    Víctor Manuel Rosales Contreras, cuenta con 28 años, casado con María Victoria Mendoza Figueroa, de oficio taxista, quien manifestó que efectivamente conoce a “El Chapo”, y lo invitó a participar en este “jale”, fue y llevó el sobre amarillo a la casa de las víctimas.

    Después en compañía de su esposa fue a recoger el dinero acompañado por su cónyuge al libramiento de Los Limones, a bordo del taxi en el cual trabaja, mientras él le abría el cofre para despistar, su esposa se dirigía hasta donde habían dejado una bolsa de plástico en cuyo interior estaba el dinero, así como una piedra, tal y como su cómplice “El Chapo”, le explicó que encontraría el pago.

    Señaló que luego ambos se subieron al auto y cuando pretendía arrancar, llegaron varios agentes de la PPJE a bordo de sus respectivas unidades quienes previa identificación procedieron a su detención.

    Compartir