No te preocupes tanto por el peso esta Navidad, aplicando estos tips

0

CN COLIMANOTICIAS

México.- Si lo que quieres es empezar a adelgazar, Diciembre tal vez no sea el mes idóneo.

Con tanta variedad durante estas fechas, es inevitable preocuparse por el aumento de peso.

Es por eso que EME DE MUJER te trae algunos tips para evitar los estragos navideños en tu cuerpo.

Planea tu estrategia

No llegues con hambre a la cena o a la fiesta. Porque si llegas con el estómago vacío, vas a arrasar con TODA la comida y los postres. Seamos honestas: si de por sí es difícil controlarse en esta época, imagínate lo que pasará si ves toda esa comida deliciosa al llegar con hambre.Publicidad

Desayuna rico, prepárate un lunch y come algo pequeño antes de salir de casa. Te recomiendo algo que tenga fibra y proteína (como verduras con hummus) para llegar relativamente satisfecha a la cena.

Piensa en el menú previamente

No llegues con hambre, ni a ciegas. Si conoces el menú previamente, sabrás exactamente qué vas a querer más. En lugar de llenarte primero con la pasta, sírvete menos para disfrutar más de los romeritos o el pavo. Puedes elegir 1 o 2 de tus favoritos y controlarte con el resto.

Sé equilibrada

Si vas a entrarle rico a la pasta grasosa, te recomiendo no evitar la ensalada. Está bien que te des el gusto de comer lo grasoso o lo calórico, pero también deberías equilibrarlo con comida más nutritiva. Esto no sólo lo digo por tu peso, sino también para evitar alguna molestia estomacal al día siguiente.

Disfrútalo

Trata de ser consciente de lo que pones en tu plato y disfrútalo. Enfócate en la textura, el sabor, el color, la presentación y, por supuesto, en qué tanto te gusta. Nuestro paladar cambia cuando nuestro cuerpo ha comido suficiente. Así que presta atención a las señales que manda.

Come sin culpa

NADA está fuera de los límites en Navidad. Si sientes culpa y terminas comiendo algo que no deberías, al poco tiempo terminarás arrasando con la comida porque ‘si ya pecaste un poquito, mejor peca BIEN’.

Así que date permiso de disfrutar la cena. La comida debería ser divertida, no estresante. En lugar de torturarte por cada bocado, busca la forma de comer de todo. No sólo lo grasoso y almidonado.

Tómate tu tiempo

Como parte de ser consciente, es importante tomarte tu tiempo. La clave es comer lento y tomar pausas frecuentes. Para ayudarte con esto, puedes poner el plato en la mesa y dar un buen respiro. Y si quieres seguir comiendo más cosas, dale tiempo a tu cuerpo de recuperarse.

No tomes de más

Los carbohidratos y proteína tienen 4 calorías por gramo. Las grasas tienen 9 por gramo y el alcohol 7 por gramo. Esto quiere decir que, aparte del aguacate, aceites y grasas, las calorías del alcohol pueden acumularse más rápido que cualquier otro macronutriente.

El alcohol prácticamente son calorías vacías, especialmente si son dulces. Pero es una celebración, así que no deberías evitarlo. Sin embargo, mi recomendación es bajarle al consumo u optar por mejores opciones como vino o cerveza.

Sírvete un vaso de agua

Es una fiesta, ya sé… ¿quién se serviría un vaso de agua? Quizá no sea algo que usualmente hagamos, pero eso no quiere decir que sea lo incorrecto. El agua no sólo te ayudará a bajar los efectos del alcohol, sino que también satisfará tu apetito rápidamente.

Y si tienes el mal hábito de comer por ocio o gula, tener algo en tus manos, como un vaso de agua, podría ayudarte a no comer de más.

No seas dura contigo misma

¿Te pasaste con las galletas? ¿Tomaste más de lo que deberías? Deja la culpa. ¿Qué chiste tiene sentirte mal con algo que ya pasó? Lo que puedes hacer es aprender de esta experiencia y recordar ser más consciente en la siguiente cena o fiesta.

Anuncios
Compartir