NO »ECHARSE ATRÁS» EN LUCHA A NARCO, PIDE CALDERÓN A PEÑA

    0

    Durante una conferencia en el Consejo de Relaciones Exteriores, ante empresarios, funcionarios estadounidenses, académicos y periodistas, Calderón dijo que el combate al crimen organizado en México debe seguir.

    »El siguiente gobierno de México, o por lo menos es lo que están diciendo, (es) que van a seguir adelante con el esfuerzo, (que) van a continuar el esfuerzo; (pero) tienen el derecho y deber de analizar las alternativas, pero con toda honestidad, ¿quieren ustedes acaso pensar en otra alternativa?», dijo Calderón, quien se encuentra en la capital estadounidense.

    El Mandatario mexicano añadió: »Yo no veo que haya otra, aparte de la regulación de drogas en el mercado global, empezando aquí en Estados Unidos. Por eso digo que si no se puede reducir la demanda de drogas aquí de manera dramática tendrán que pensar en otras alternativas».

    Es «absolutamente injusto y ofensivo» que se hayan perdido tantas vidas en México a causa del tráfico indiscriminado de armas provenientes desde Estados Unidos, añadió Calderón.

    El Presidente, que esta semana protagonizará su último discurso oficial como presidente ante la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, abrió una corta visita a Washington de un día, sin contactos oficiales con el gobierno pero sí con expertos e inversores.

    El Mandatario enfatizó que la cooperación no debe desfallecer.

    El mensaje iba dirigido tanto al próximo presidente estadounidense como a su sucesor en Los Pinos, Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

    Calderón fue preguntado respecto a las declaraciones de Peña Nieto sobre una eventual alternativa a la actual guerra antidrogas, que ha causado unas 60 mil víctimas durante el sexenio de mandato de Calderón.

    «Seamos honestos: no se me ocurre otra que no sea la regulación de las drogas en el mercado global, empezando por aquí, por Estados Unidos», dijo el Mandatario.

    Como Presidente «tienes la obligación de analizar otras alternativas para parar el flujo de dinero hacia las manos de los criminales», reconoció Calderón.

    Eso incluye «alternativas de mercado», añadió, sin dar más detalles.

    «La otra es entregar el poder del Estado. Pero no puedes decir eso como gobierno», dijo.

    La militarización de la lucha antidrogas, con el despliegue de unos 50 mil militares en las calles mexicanas, ha sido una crítica constante de la oposición y de organizaciones de defensa de los derechos humanos contra el gobierno de Calderón, que concluye labores el 1 de diciembre.

    El discurso oficial del gobierno de Calderón hasta recientemente ha sido el de oponerse a la legalización de las drogas.

    Pero los presidentes centroamericanos, encabezados por el de Guatemala, Otto Pérez, plantearon esa alternativa de forma abierta en la Cumbre de las Américas en Cartagena en abril, ante la oposición del Presidente Barack Obama.

    Fuente: EL INFORMADOR

    Compartir