LO QUE DAÑA AL PAÍS ES LA IMPUNIDAD: CALDERÓN

    0

    Un día antes, el Consejo de la Judicatura Federal aseveró que “cuestionar el trabajo de los jueces sin fundamento, por consigna y sin pruebas atenta contra la estabilidad nacional”.

    Ayer, al ofrecer en Guadalajara un informe regional correspondiente al occidente del país, Calderón citó casos de falta de castigo, como el de las armas encontradas a Jorge Hank en Tijuana y el de uno de los implicados en el atentado contra el casino Royale de Monterrey, quien estuvo preso el año pasado. “¿Por qué estaba libre el señor? Alguien que responda, porque eso es impunidad. Y si hubiera estado en la cárcel a lo mejor no le echa un bidón de gasolina a esos pobres inocentes. Ese es mi punto”, señaló el Presidente durante la ronda de preguntas que se abrió al término de su mensaje ante unas dos mil personas en el estadio de voleibol que albergará los Juegos Panamericanos.

    El mandatario también admitió su responsabilidad en el fenómeno de la impunidad. “En parte es culpa nuestra porque no agarramos a los delincuentes, no investigamos bien; en parte también porque agarrándolos y armando bien las averiguaciones, salen libres”, expuso. Durante el diálogo, Guadalupe Aguilar Jáuregui sorprendió al Presidente y al encargado de leer los nombres de los participantes, el secretario del Trabajo, Javier Lozano, pues sin que nadie le ofreciera el micrófono le preguntó cómo le hacía para que las autoridades le ayudaran a encontrar a su hijo, quien lleva ocho meses desaparecido, rompiendo la dinámica de quienes incluso cambiaron las interrogantes por las felicitaciones al mandatario.

    El presidente Calderón le ofreció atenderla y al final del acto que se prolongó por dos horas, dialogó con ella. Públicamente le respondió: “yo sé del dolor de mucha gente, mucha, mucha gente que se me acerca con el mismo problema. Creo que la bestialidad a la que han llegado los criminales en México ya no tiene nombre con el cual se pueda calificar. “Sé que ese dolor que usted siente es imposible que lo podamos nosotros conocer en su verdadera dimensión, pero si en algo podemos ayudarle”, para tener “la certeza de haber hecho hasta el máximo de nuestras posibilidades para encontrar un hijo desaparecido, cuente conmigo”, dijo.

    Pecadores estándar. En respuesta a un planteamiento sobre los delincuentes que salen libres, el presidente Calderón insistió en que el Poder Judicial debe revisar sus criterios legales “para cerrar las puertas a la impunidad y también, honestamente, bien dicen que en arca abierta el justo peca. Todos somos vulnerables, no hay ni santos ni demonios en el gobierno federal. Son seres humanos de carne y hueso, pecadores estándar, como dice un ilustre jalisciense, Efraín González Morfín, todos somos así, pero lo que nos ayuda a mantenernos fuera de esa corrupción es la transparencia”. Puntualizó que todos los funcionarios que integran la cadena de procuración y administración de justicia son blancos de la corrupción o intimidación criminal y deben cerrar filas.

    “No hagamos un falso debate. Lo que verdaderamente daña la estabilidad y la seguridad del país es la impunidad, es que los ladrones y los criminales anden en la calle en nuestras narices y no digo que sea culpa de un poder o de otro, todos tenemos que hacer”, afirmó. Consideró que es su deber como representante de los mexicanos “que todos digamos un ¡ya basta! a la impunidad y que cada quien haga su parte para acabar con ella”. Además, consideró que el Legislativo tiene su labor y criticó que se hagan leyes “tan exquisitas, tan refinadas, nos ponemos tan garantistas que al rato ya no hay manera de agarrar a los delincuentes”, sostuvo en el informe regional, donde de 12 preguntas hubo seis felicitaciones a su gestión.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir