¿Funcionan los cañones antigranizo para inhibir la lluvia? En Colima, no hay evidencia de su uso

0

foto ilustrativa*

Juan Carlos Flores|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col. Diversos productores agrícolas han denunciado el uso de artefactos para inhibir la lluvia, también llamados “antigranizo”, sin que hasta el momento se haya localizado alguno en territorio colimense.
Arnoldo Vizcaíno, presidente de la asociación Productores Unidos por Colima (PUC), ha señalado que hay denuncias verbales de algunos productores que en la zona norte del estado, algunos invernaderos han recurrido a estas prácticas a pesar de estar prohibidas por la Ley para la Mitigación y Adaptación ante los Efectos del Cambio Climático, aunque aclaró que no se contemplan sanciones y se busca reglamentar esta ley para que así sea.

El alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez, realizó un recorrido por varios invernaderos de cultivos en el municipio este miércoles 19 de junio pasado para localizar los “cañones antigranizo” en donde hasta el momento los resultados han sido negativos.

A través de su cuenta de Facebook, Mendoza Godinez señaló que supervisaron físicamente los invernaderos “ya que comentan y rumoran qué hay un posible artefacto que hacen que se vayan las nubes y no llueva aún no se ha encontrado nada; seguiremos atentos”, dijo.

Esteban Araujo Vázquez, presidente del Consejo Estatal de Productores de Aguacate (Coepac), señaló que la poca precipitación pluvial que se ha registrado en el estado no sólo obedece al uso de estos artefactos.

En entrevista, sostuvo que la deforestación de la zona norte del estado, el establecimiento de lotes campestres entre otras prácticas son factores principales que afectan el ciclo natural de las lluvias “Nosotros como pequeños productores dependemos de las lluvias, aunque hay otro tipo de agricultores como los de jitomate, zarzamora que son más sensibles a las lluvias, pero hasta el momento no se ha localizado ningún tipo de artefacto para inhibirlas”, dijo.

Agregó que es difícil conseguir los cañones antigranizo porque son caros y la mayoría de los productores tienen de una hasta quince hectáreas “y nos falta capital”.

De acuerdo con Fernando García García, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, en declaraciones para el sitio Ciencia Unam, “los cañones antigranizo han sido utilizados por los agricultores para prevenir las lluvias acompañadas de piedras de hielo que pudieran dañar las cosechas; sin embargo, la utilidad de éstos ha sido muy cuestionada pues no está científicamente comprobado que en realidad logren su objetivo”.

Y aclara: “pensar que los cañones antigranizo realmente sirvan para detener grandes precipitaciones es un mito, un acto de fe. De hecho, hay quienes se oponen a que se sigan usando, tal es el caso de los académicos de la Universidad de Guadalajara y de San Luis Potosí; en Chihuahua, ya se convencieron de que no son viables”.

La empresa española Spag, una de las que fabrica y comercializa este tipo de aparatos en México, establece en su sitio web que sus productos “no afectan el ciclo natural de las lluvias”.

“Nuestro sistema respeta el ciclo natural de la nube, y no afecta a la cantidad de lluvia ni produce una variación en la dirección de las nuble”.
Garantiza un 95% de efectividad en la protección en sus cultivos antes los efectos del granizo en un rango de 80 hectáreas.

“El sistema SPAG de protección contra el granizo por ondas de choque es completamente seguro para la personas, totalmente inofensivo para la flora y la fauna”, señala el sitio.

En 2018, productores del estado de Puebla acusaron a la compañía alemana de automóviles, Volkswagen, de dañar con sus aparatos más de 2 mil hectáreas de cultivo aunque no se pudo comprobar la relación.

Anuncios