EVENTOS COMO LA SEMANA DEL MÉDICO HACEN VIABLE EL PLAN DE VIDA DEL ALUMNO

    0

    Al hacer la declaratoria inaugural en el Paraninfo Universitario, Aguayo López señaló que con la realización de esta actividad se verá reforzada en cada uno de los asistentes la esencia misma del quehacer de médicos y nutriólogos, que se enriquecerá en estos días con el tratamiento de una serie de temáticas que van desde la medicina interna, la neurocirugía, la genética, la biología molecular y la cardiología, entre otras.

    En su intervención, Carlos Enrique Tene Pérez, director de la Facultad de Medicina, en el mensaje de bienvenida comentó que a esta semana, que lleva por nombre el de Dr. Oscar Alberto Newton Sánchez, asisten especialistas del área de la salud con una reconocida trayectoria y que se encargarán de impartir las conferencias y talleres, para de esta manera contribuir a la formación del futuro profesional de la medicina.

    Por su parte, Héctor Severo de la Mora, presidente del comité organizador, agradeció la contribución de las autoridades universitarias para la conformación de la Semana del Médico, “con la que se contribuye de manera importante a nuestra formación”

    Durante esta semana se tendrá la participación de los docentes y personalidades del ámbito médico así como el desarrollo de talleres que fortalecerán las competencias necesarias en el quehacer médico y la presentación de trabajos de investigación a cargo de los alumnos, con lo que se complementan las actividades académicas.

    Posteriormente se impartió la conferencia El papel del médico familiar en el manejo de prevención integral del sobrepeso y la obesidad infantil, ofrecida por Karla Berenice Carrasco Peña, quien aseguró que la obesidad infantil es problema grave de salud pública en el país y el estado. “Dentro del contexto epidemiológico en 1998 la Organización Mundial de la Salud consideró a la obesidad como una epidemia global y el trastorno metabólico más frecuente y su prevalencia en los países desarrollados se ha complicado en los últimos años”.

    La expositora aseguró que el resultado de estudios pone de manifiesto que la población en general en Colima, tiene un alto índice de problemas de obesidad, situación que ha provocado el incremento de enfermos de diabetes e hipertensión, los cuales han puesto en alerta a las autoridades sanitarias.

    Respecto a los datos sobre obesidad, Karla Carrasco dijo que se obtienen de las instituciones de salud de todo el país y de las escuelas públicas y privadas. Aclaró que, en el primer caso, los datos son aportados por los pacientes cuando acuden a consulta y, en el segundo, por la colaboración de los directivos de las escuelas.

    Comento que el problema de la obesidad infantil, además de hacer más vulnerable a los niños de padecer enfermedades graves a temprana edad, propicia también que sea en el futuro un adulto gordo.

    “No obstante, el sobrepeso y la obesidad, así como sus enfermedades no transmisibles asociadas, son en gran parte prevenibles. Para apoyar a las personas en el proceso de realizar elecciones, de modo que la opción más sencilla sea la más saludable en materia de alimentos y actividad física periódica, y en consecuencia prevenir la obesidad, resulta fundamental tener comunidades y entornos favorables”, asentó la experta.

    Como recomendaciones, la conferencista señaló que en el plano individual, las personas pueden reducir la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total, aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos, limitar la ingesta de azúcares, realizar una actividad física periódica, y lograr un equilibrio energético y un peso normal

    Refirió también que en México 26.3 por ciento de los escolares presentan sobrepeso y obesidad, y en lo que corresponde al estado más de un tercio de los adolescentes muestran obesidad y haciendo un comparativo en las cifras de prevalencia nacional, en el grupo de cinco a once años es del 26.3 por ciento, mientras que en Colima se tiene un porcentaje del 29.3 por ciento; en el caso de los adolescentes la cifra nacional es de 31.9 por ciento y en la entidad de 39.3.

     

     

    Compartir