El español Carlos Sainz obtiene su Tercer Dakar en Qiddiya

0

CN COLIMANOTICIAS

España.- Carlos Sainz ganó su tercer Dakar este viernes en Qiddiya, una ciudad por construir de la que apenas existe el nombre todavía. El piloto de Mini (Madrid, 57 años), que terminó la especial a 3m 56s de Nasser Al Attiyah, se proclamó campeón de este Rally Dakar por su velocidad y la excelente navegación de su copiloto Lucas Cruz. Culminó una carrera impecable, en la que apenas cometió errores, y que lideró desde la tercera etapa.

“Estoy muy contento, por todo, porque hay mucho esfuerzo detrás de este triunfo, muchos tests, mucho entrenamiento y preparación física, mucho trabajo con el equipo. Para un piloto tan veterano esto es fantástico, tienes que trabajar muy duro. Gracias al equipo, a Lucas, hemos hecho un gran esfuerzo. Ha sido un Rally muy difícil, desde el inicio con mucho riesgo”, dijo nada más terminar la cronometrada.

No le regalaron nada sus rivales, los sempiternos Al Attiyah (Toyota) y Stéphane Peterhansel (Mini), que le buscaron las cosquillas en la segunda semana de la carrera, especialmente tras una novena etapa en la que vio reducida a la nada la ventaja que mantenía en la clasificación. Apenas 24 segundos le separaban al inicio de la décima etapa del catarí. Pero Sainz no dejó mucho margen para que sus perseguidores se ilusionaran. Aprovechó la dificultad de la especial del pasado miércoles para sentenciar con una victoria, la cuarta, que le dio 18 minutos al frente de la general. Desde entonces no tuvo más que administrar con inteligencia —y con esas canas que, ya avisó, “sirven para algo”— su ventaja. “Solo nosotros tres sabemos cuánto hemos estado tirando desde el día uno. Hemos ido a todo trapo desde el principio”, añadió Sainz, el piloto de mayor edad en ganar el Rally Dakar. De hecho, supera su propia marca, la que batió con su último triunfo en 2018, ocho años después de su primer Dakar.

Sainz culminó la especial de este viernes, más corta de lo esperado, apenas 167 kilómetros entre Haradh y Qiddiya, con la paciencia de tenerlo todo controlado. Llegó a la meta con el quinto mejor tiempo. La etapa se la llevó Al Attiyah, lo que, además, le permitió amarrar el segundo puesto de la general por delante de Peterhansel, que abría pista y cedió 3m 31s.

La victoria de Sainz es virtual hasta que su Mini, con el número 305, llegue a la meta del Grand Prix de Qiddiya, una especial cortísima, de tan solo 13 kilómetros, que no cuenta para la clasificación general, pero que los competidores están obligados a terminar. Será un paseo para los campeones, que tras esos 13 kilómetros llegarán directamente al podio final.

Brabec hace historia

En motos, Ricky Brabec (California, 28 años) se proclamó campeón de este rally, el primero que se celebra en Arabia Saudí. E hizo historia. No solo es el primer norteamericano en ganar el Dakar. También logró el piloto de Honda con su triunfo romper la racha de victorias de KTM, que había ganado la carrera los últimos 18 años. Honda no ganaba el Dakar desde que lo logró en 1989. Ciryl Neveu (en tres ocasiones), Edi Orioli (en 1988) y Gilles Lalay (en 1989) fueron los ganadores anteriores. En 2013, Honda regresó al Rally Dakar después de 23 años de ausencia y con el objetivo de dar alternativa a KTM. Lo han conseguido después de ocho años en los que apenas han conseguido subir al podio final en dos ocasiones, la primera en 2015 con Paulo Gonçalves, fallecido el pasado domingo en carrera, y la última en 2018, con Kevin Benavides.

Fuente: EL PAÍS

Anuncios