Durante 2020 la CDHEC recibió 455 denuncias por violaciones a los derechos humanos

0

*Rinde su informe Roberto Ramírez ante el Congreso.

Alfredo Quiles|CN COLIMANOTICIAS

Colima, Col.-  Al rendir el informe de labores del ejercicio 2020, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima, Roberto Ramírez, dio a conocer que dicha instancia en el año que se informa recibió un total de 455 trámites, resolución y quejas por presuntas violaciones a derechos humanos.

Ante la presencia de Esperanza Hernández Briceño, titular de la Secretaría del Trabajo del Gobierno del Estado, en representación del Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, y con la presencia de 19 de los 25 diputados locales, Roberto Ramírez informó las actividades desarrolladas en el último año por este organismo.

Dio a conocer que de los principales hechos violatorios de derechos humanos, estos fueron atribuidos a la Fiscalía General del Estado, Ayuntamientos, Secretaría de Seguridad Pública, Dirección General de Prevención y Reinserción Social, Secretaría de Educación y Secretaria de Salud.

Estas presuntas violaciones fueron, entre otras, Derecho a la Legalidad, Violación al Derecho a la Integridad y Seguridad Personal, Derecho al Trato Digno, Derecho a la Salud, Violación a los derechos de los Reclusos o Internos.

Roberto Ramírez indicó que por el periodo que se informa se remitieron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, 40 expedientes para su resolución, ya sea por conflicto de interés o porque la violación es atribuible a una autoridad federal.

Además, precisó que se realizaron 28 Inspecciones Oculares, 39 Visitas a Centros Penitenciarios, 14 Visitas Domiciliarias, 07 Recursos de Inconformidad, 04 Medidas Cautelares, 12 Recursos de Exhibición de Personas, 117 Diligencias de Procedimiento en Centros de Reclusión, 05 Acuerdos de Conciliación, 03 Apoyos vinculados al Diagnostico Nacional Penitenciario de la CNDH, 02 Documentos de No Responsabilidad y se atendieron 315 Llamadas de Emergencias.

Insistió que todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

“En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley, tenemos que actuar con mayor firmeza en las determinaciones, no podemos estar a expensas, solamente, de la buena voluntad de la autoridad, en cumplir o no, con el respeto a los derechos de las personas, la sociedad exige avances y no retrocesos, ni estancamientos”.

En representación del gobernador del estado, Esperanza Hernández Briceño, secretaria del Trabajo, al escuchar el informe de labores por parte del presidente de la CDHEC, dijo que sin derechos humanos no habría una sociedad responsable, y que el reto en nuestro país es la atención y el respeto de los mismos.

En Colima, dijo que se implementan acciones para sancionar a los responsables de ir en contra de los derechos humanos, «la administración estatal se ha caracterizado por el respeto a las personas».

Insistió que es necesario dotar de recursos, y que por ello se creó la Comisión para la búsqueda de personas del Estado de Colima, «esto permitió contratar personal calificado para la búsqueda de personas».

Agradeció al presidente de la CDHEC los datos presentados, pues revela ahí las áreas de oportunidad que habrán de atenerse en pro de los derechos humanos.

Enunció la agenda 20-30 y su espíritu de alianzas, para abrir horizontes para construir una cultura de paz.

LA CDHEC, UN ANTES Y UN DESPUÉS

Por su parte, la vicepresidenta del Congreso del Estado, Remedios Olivera Orozco, precisó que dicho informe de labores, corresponde a un lapso de extensión del periodo para el que fue electo su anterior titular para cumplir con una obligación legal y como una oportunidad para marcar un antes y un después en la vida institucional de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

En sesión solemne, añadió que, como integrantes de la legislatura, «puedo decir con mucha certeza, que todas las Diputadas y todos los Diputados sin distinción partidaria, hemos estado muy atentos a lo que en ese organismo acontece».

La legisladora aseguró que en Colima hay mucho por hacer en cuanto a la defensa de los derechos humanos, pues dijo que es lamentable conocer constantemente de quejas de la ciudadanía de la violación a sus derechos humanos en las diversas dependencias de gobierno, por lo que la ciudadanía se siente indefensa.

En tanto, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Asuntos Indígenas y Atención al Migrante, el diputado Carlos César Farías Ramos, mencionó que en el estado actual de nuestro sistema político es indispensable el respeto y promoción de los derechos humanos, “ya no podemos concebir la democracia sin éstos, es menester de todo servidor público conocer su definición; de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, estos se entienden como derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos que garantizan la dignidad y el desarrollo integral de todas las personas sin importar nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición”.

Sostuvo que es necesario construir una cultura generalizada de respeto a los Derechos Humanos, “se debe de ir contra la pobreza y desigualdad; contra la discriminación y la violencia; se debe de ir frontal contra la corrupción y la impunidad evitando que ésta se asiente en el Estado, combatir la debilidad de las instituciones, las amenazas a la democracia y el desconocimiento para sortear dichos obstáculos”.